26 noviembre 2020

NOCHE ESTRELLADA


Recojo en mi pecho esta abundancia,

esta generosa luz que se derrama

con tacto frío de estrellas

y temblor de inocencia sometida.

 

En la distancia cuelga un columpio

de la nada y se mece en el vacío,

y aquí a mis pies,

pintada con tiza sobre la plaza,

una rayuela

jaleada por un coro infantil

que jamás se cansa de jugar.

 

En el castillo carraspean los duendes

sus voces de cadenas

y los centinelas son cirios mortecinos

plantados en las encrestadas almenas.

 

Noche infinita,

en el duermevela que anuncia

que una joven en cinta busca posada.

18 comentarios:

  1. Qué bonitas son las noches estrelladas. Aquí hoy está todo cubierto y lloviendo. Asco de día.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí llovió todo la noche y también toda la mañana, pero el poeta, como el historiador, no siempre vive en el presente, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Calla calla, Francisco, por fín a esta noche no se ha visto ni la luna, llueve, ya era hora.

    Un abrazo.

    PD/ visto el comentario de Cayetano se puede apreciar dos manera de ver, como la vida misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría remitirte a la respuesta a Cayetano, pero tú mereces una original: A veces escribo un poema y otras dos o tres que cuelgo en el blog de manera sucesiva, así que en esta ocasión no está en consonancia con el presente el tiempo meteorológico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Francisco.
    La noche estrellada por Vincent van Gogh es precioso el cuadro.
    Por estos lares hoy llueve. Ayer todo el día nublado y por la tarde comenzó a llover, aun no dejó. Buen día para limpiar la atmosfera y para estar en casa tranquilitos. Buen poema. El último verso me recuerda a la Navidad y lo que dice la biblia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He usado esta ilustración en más de una ocasión porque es sencillamente genial. En este caso, ya escrito el poema, buscaba una imagen para ilustrarlo y al darme de lleno con Van Gogh no quise buscar más. El último verso es efectivamente un guiño a la Navidad. Así como los municipios adelantan el alumbrado, pues...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Los niños jamás se cansan de jugar....en mi infancia desconocía lo que era cansancio y supongo que a tí te ocurría lo mismo. Hemoso poema, tienes una gran facilidad en escribir poesiás, yo sólo lo hago de vez en cuando.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos sido esos niños imposibles de agotar, Charo. Por cierto, quiero leer tus poemas, ¿dónde los encuentro?
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que casualidad...Estoy leyendo tu entrada cuando ya se ha hecho noche cerrada. Metida en mi casa, no sabría decirte si habrá strellas. por lo que ha llovido yo diría que no. Ahora no llueve pero debe de quedar algo de nubosidad.

    Como tanoso otros niós, cuando era pequeña, no me cansaba de jugar. No se suele pensar en los problemas y tan solo ves lo maravilloso que te lo pasas con tus amigos.

    Buenas Noches. Feliz Descanso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que es delicioso ver aquello que nos agrada, al margen de la realidad? Así los juegos infantiles, sus despreocupaciones, hablar de noche estrellada en un día de tormenta...
      Besos.

      Eliminar
  6. Preciosa poesía, pero la has adelantado un mes ¿no?
    Eso es por si no llegamos a ella?????

    ResponderEliminar
  7. Que hermosas son las noches estrelladas y que hermoso tu poema. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Sandra, por tus afectivas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una emoción profunda me ha dejado... es que he visto cada verso...: las estrellas derramadas, casi saliendo en tu boca en forma de versos...; los niños, como en un eterno juego; los centinelas cansados en su débil cera; y la doncella ¡(¿María?), a la búsqueda de un cobijo...
    Sublime.

    ResponderEliminar
  9. Creí que te abía puesto un comentario sobre la Navidad, creo.

    ResponderEliminar