29 mayo 2022

 TITULARES

 


Nos soliviantan los titulares

y nos llevan de prioridad en prioridad

como insectos de flor en flor

sin conciencia de qué polinizamos.

A base de repeticiones

se nos ha quedado pequeño

el chaleco antibalas de Ucrania,

el de la conciencia solidaria,

y ni nos da en pensar

que lo que fue necesario hace meses

es ahora urgencia extrema, supervivencia.

Nos hemos instalado

─nos han instalado─

en la barbarie armamentística

de jóvenes dislocados,

que tendrían que estar hincando codos,

y hasta hay quien aporta como solución

armar a los maestros.

Del olvido a la indiferencia

tan solo un paso;

aunque los avispados

siguen afanados en acaparar,

como de ello da fe

los beneficios obtenidos

por los exclusivos del Ibex 35.

Ha ganado el Real Madrid

la Champions League:

ya tenemos titulares y conspicuos estudios

para la próxima semana.

28 mayo 2022

 DESDE LA VENTANA

 



Trinchera al otro lado de la vida,

presente intransitivo,

como arresto o prevención

hacia un  futuro estancado

y tan oscuro como noche ciega

por un camino vecinal

que se angosta hacia la nada.

 

Ante ella, la observación,

la alocada traslación ajena,

como troncos sin miembros

por los cauces y recovecos de la vida,

con sus calamidades y sus aventuras.

 

En el interior, la reflexión,

la luz mortecina, el tintineo que agoniza

de una vela que se mira hacia adentro,

sin ocasión de tránsito,

ni de error, ni pecado;

el monólogo indigerible

que se enquista en la mirada

sin verbalizar una leve crítica.

Lo desposeído, lo ajeno como objetivo,

la mirada perdida desde la ventana.

27 mayo 2022

 CAUSA COMÚN

 


En medio del barullo

de quienes desayunan a media mañana,

mientras otros ya le dan

a la cerveza;

en el ajetreo de los veladores

dispuestos a la sombra,

un cruce de conversaciones

insulsas o añejas que nada aportan

a la novedad o notoriedad que agite el ánimo.

 

Alguien, con mano extendida

y cara de ayuno,

va pasando de negativa en negativa

sin tropezar con una sonrisa,

y sin caer al vacío en expresión de desaliento.

 

En la mesa contigua,

un astuto bribón de bello plumaje

recoge con minuciosidad

las migajas,

sin perder de vista lo fortuito

que pueda devenir por cualquiera de los extremos

de la rosa de los vientos.

 

El gorrión cae en gracia,

pero él no se fía;

el famélico de largos ayunos

levanta sospechas,

pero sigue confiando

en que alguien haga causa con él

y dejen de sonarle las tripas.

01 marzo 2022

UCRANIA



En los supermercados no queda de nada,

los estantes están desguarnecidos

y la caja abierta ilustra la hecatombe;

mujeres, niños y mayores

habitan la clandestinidad del subsuelo

y duermen sus pesadillas con música de metralla.

Un fantasioso fuego cruzado de propaganda

desorienta a la verdad

y se entroniza en el alarde la apariencia

tratando de desmoralizar con grandes titulares.

David, a su inexperiencia,

le suma los rudimentos del pastor de ovejas;

Goliat, tras el sueño de un paseo triunfal,

─herido en su prepotencia─

se le indigestan los cálculos biliares

y amenaza con recurrir a fuerzas de disuasión nuclear.

Todos ocultan la sangre con silencio profundo,

pero las heridas no dejan de supurar

vidas que se apagan.

El teatro del mundo mira desde la platea

y amenaza con quitarle al grandullón

la paga de los fines de semana:

está obcecado, huele a sangre y no se sacia,

quiere aplastar al enano

y someter a su rebaño;

seguro que terminará por alcanzar el objetivo,

pero el muchacho no se ha mordido la lengua,

aunque la tiene morada y mordida de impotencia.

 

28 febrero 2022

ENEMIGOS DE LA GUERRA



 

El labriego que siembra esperanzado

y entorna los ojos musitando

la sinfonía de la lenta germinación.

El que abriga su soledad con tintes de esperanza

y deshoja una margarita conjugando el futuro.

El que agradece la lluvia y hace sones rítmicos

con el chapoteos de sus pies descalzos,

emulando la infancia que no quiere borrar.

El que descubre el placer de las relecturas

y se orilla en los márgenes y en los subrayados.

La mujer en cinta, colmada de esperanza,

mientras acaricia a futuro la curvatura de la felicidad.

El estratega que hace trabajar a sus meninges

tratando de colocar el seis doble,

mientras saborea el café de sobremesa.

El poeta que recela de la fase menguante de la luna

como de una taza desportillada.

La mujer y el hombre que atesoran sueños

y los salvaguardan en castillos de naipes.

Los que no tienen nada que ganar ni perder,

porque es a ellos a quienes les va la vida

en las garras de la guerra.

17 noviembre 2021

ME TOMO UN DESCANSO

 


16 noviembre 2021

PREAMBULO AL SILENCIO



 

La voluntad hace por encaramarse

donde los imponderables no tiene acceso.

En la distancia, me siento a la sombra

del tupido moral, en la espesura de mis pensamientos,

para gozar de la paz y el silencio

que se me hace endémico cada verano.

Sombra. Sombra mullida y tupida;

sobre la alfombra verde del húmedo césped

que no deja de retoñar cada día,

el silencio es una entelequia,

un deseo insatisfecho

con la banda sonora de la brisa

enredando entre las ramas y ampulosas hojas.

Fuera de este ámbito de privilegio,

el sol impone su dictadura

y bien que lo expresa el coro de grillos

con su salmodiar monótono

como remeros en el banco del suplicio.

Entorno los ojos. Percibo sin conseguir aislarme.

Admiro el tesón y la disciplina de las hormigas,

brigada en formación constante,

para un objetivo a primera vista despreciable.

También se escucha la canción del agua

No. No hay silencio perfecto.

sino el regate que con entrenamiento

uno logra, a veces, hacer en su mente

y le transporta al lugar soñado.

Es verano bien riguroso. Verano en alza.

El calor deambula en zapatillas por su casa

y uno no deja de pensar en sombras,

en ampulosas y frescas sombras,

en generosos manantiales,

y en silencios que ayuden a soñar.