05 abril 2021

LUNES DE PASCUA


Fue como abrirle el portón

a un potro de dos hierbas.

No exagero. Todo vino a ser

como una estampida

tras el corsé del confinamiento

que rompió todos los perímetros

y también todos los parámetros.

 

Por segundo año sin procesiones,

la Semana Santa fue un estallido

hacia el interior de los templos

y, de paso, hacia el exterior

de bares y restaurantes,

donde veladores, camareros y existencias

velaban desesperante espera.

 

Las calles un hervidero

y, tras cada recodo, una cola

que venía a dar cuenta aproximada

del tiempo de espera

para estar unos instantes

delante de las imágenes

que viven su soledad todo el año

en ese mismo lugar.

 

Se ve que somos de acontecimientos

y así es como sucedió estos días,

marcados en rojo en el calendario

y también en la memoria colectiva

de esta ciudad y sus tradiciones.

30 comentarios:

  1. Donde vivo hubo perímetro en provincias, y en alguna localidad de alta incidencia, pero me parece normal que gente intentara salir los días festivos,

    tantos barrotes cansan, éso sí, mejor salir con precaución.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos andamos un poco cansados, no hay dudas, pero tampoco vale la pena ponernos en riesgo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Una Semana Santa "chunga" que si le sumas un encierro total, de no poder salir ni del cuarto por una buena torcedura de pie, se hace todavía peor, estoy que me subo por las paredes.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea algo leve y pronto puedas hacer de nuevo senderismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. El consuelo es que en las calles es donde menos se contagia el bicho. A ver si pasa de una vez.
    Un abrazo, paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cada día sabemos menos de este dichoso bicho, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No podías dar mejor testimonio, más detallado y mejor contado... ¡Me has dejado sorprendida! Cuánto deseo de alegría, de reunión, de tradición... taponado...

    Un abrazo, alegre como las golondrinas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu abrazo me ha resultado muy reconfortante, Maite. Lo repito a ojos cerrados.
      Abrazos eternos.

      Eliminar
  5. Sólo espero que esto pase de una vez. Vamos a acabar muy mal de la cabeza.
    Gracias por, al menos, regalar tus letras que calman.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que sí, Jorge, que podemos quedar muchos afectados psicológicamente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Francisco, la gente hizo procesión por las calles y visitó las iglesias, como bien dices.La Semana Santa estuvo presente en la mente y el corazón de los creyentes. Esto es lo más positivo. Ojalá vayamos aproximándonos a la normalidad...Me alegro de tu vuelta y espero que estéis todos bien.
    Mi abrazo y feliz semana de Resurrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muy de fechas festivas, no vemos las imágenes a diario. Pero en semana santa aunque
      haya kms de colas, allí estamos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, María Jesús. Nos colma la impaciencia y es normal que así suceda.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    3. Así somos, Tracy, y así nos tenemos que aceptar. ¡Qué nos gusta una cola!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Parece que el compotamiento humano obedece a trangredir las reglas, o a salir de la jaula, o a una cierta inconsciencia cuando ya no no puede soportar más la situación.

    Salud, Francisco.

    Anna Babra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Transgredir es un valor añadido, pero esto creo que obedece más a la saturación de la paciencia.
      Un abrazo, Anna.

      Eliminar
  8. Muy buen blog!

    Te invito a visitar el mío!

    Blog de LEGO

    Avisame si te interesa intercambiar links! mis blogs son pagerank 3!

    Tengo tambien

    Horarios Buquebus

    Futbol Total

    Futbol Total en IG

    Turismo en Argentina

    Muchas gracias!


    ResponderEliminar
  9. Hola Francisco. Feliz día. Hemos visto en la tele y es tal cual lo comentas. Nosotros aun no hemos ido a ningún bar y tampoco vamos donde haya aglomeraciones. Estuvimos haciendo turismo rural pero solo íbamos con unos amigos, una pareja. Cada uno con nuestra mascarilla y guardando distancias.
    Ya queda menos si por bien es para poder hacer vida social, si con estas salidas de las gentes y las fiestas no vamos para atrás y fastidiamos el verano.
    Buen poema.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se comprende el deseo de salir, del encuentro y los abrazos; pero ahora estamos temiendo un nuevo repunte que sería el cuarto y no acabamos hasta que todo el mundo esté vacunado.
      Un abrazo, Isa.

      Eliminar
  10. Hay que evitar las aglomeraciones, aunque eso suponga renunciar a algo que te gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que evitarlas, pero hay un sector de población que todavía no se han percatado de ello.
      Besos.

      Eliminar
  11. En las celebraciones religiosas de mi pueblo ha habido bastante menos gente que otros años ¡que pena! sin embargo al pasar por varios bares para ir a mi parroquia sí que los ví con bastante gente.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Charo, las celebraciones estaba limitado el aforo al 50%, pero las zonas de bares...
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Digo como CHARO, que las iglesias donde no hay cofradías estaban vacías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así suele ser la religiosidad popular, Senior Citizen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Reflexivo poema. Por aca andamos mas o menos igual o peor. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los humanos adolecemos del mismo mal. No somos tan diferentes como algunos quieren señalar.
      Un abrazo.

      Eliminar