12 junio 2021

DÉJAME BUSCAR


Déjame buscar, quiero volver

a aquel momento eterno

donde tú y yo perdimos la noción del tiempo.

Déjame buscar en tus labios

o por la concavidad celestial de tu boca

nuestro primer beso,

aquel fuego de dioses que cauterizo

nuestras vidas para siempre.

Déjame acercarme a ti con aquel viejo temblor

de la inexperiencia,

donde un deseo timorato nos condujo

por caminos inexplorados que llevaban al otro,

y que por los labios y la succión

y por la mezcolanza inevitable de fluidos

hizo de nosotros dos batientes

unidos por los goznes de tan dulce prisión.

Déjame, te ruego. Procuraré no eternizarme,

si bien es esa eternidad,

ese dulce cautiverio la inercia que me motiva.

Colabora. Déjame. No tardaremos más

que esa indefinición espacial,

sin medición de tiempo, donde sucede lo mágico:

enraicémonos de nuevo en aquel primer beso.

 

16 comentarios:

  1. Imposible revivir ese primer beso. El momento fue único y mágico. Nos contentaremos con los rescoldos, que también confortan.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y lo que se disfruta intentándolo una y otra vez?
      Un abrazo, Cayetano.

      Eliminar
  2. Bonito y romántico poema amigo.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gustó muchísimo este poema de amor puro!! Gracias Francisco...

    ResponderEliminar
  4. Francisco, bello, tierno poema y sensualidad como lo tiene el beso de amor en los labios o boca. El primer beso es único, y ninguno vuelve a tener ese sabor y coswuilleo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mis años son muchos los recuerdos, mucha la ternura acumulada, Isa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Como dice el anterior comentario, el primer beso nunca se olvida. Se puede olvidar a quien se lo dimos, pero no como lo dimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues más importante todavía es hacerlo nuevo cada vez, sellarlo con el corazón.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Francisco, tus letras nos dicen que la vida es un presente continuo, que todo está presente y aunque hayamos sufrido muchos cambios y evoluciones, los sentimientos perviven en el corazón...Ese beso se renueva una y otra vez...Aquel viejo temblor de la inexperiencia aún palpita en tu poema.
    Mi felicitación y mi abrazo por la constancia en el amor y en las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También creo como tú que ese beso se renueva una y otra vez, María Jesús. Gracias, muchísimas gracias por tu apoyo a mis letras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar