19 abril 2020

YEDRA EN MIS MANOS




Yedra en mis manos,
por el proceloso mar de tus caderas,
donde las olas de tus curvaturas
se mecen como aguas tropicales
con ritmo, con cadencia y con dulzura.

Yedra en mis manos,
tentáculos que escalan tu escultura
con la adiposidad silente y pasional
que vela este confinamiento por pandemia
con ritmo, con cadencia y con dulzura.

Yedra mis manos

10 comentarios:

  1. Cuidado con las manos, que van al pan.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja... Se ve que has interiorizado las medidas extras de higiene, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí que es proceloso ese mar en estos tiempos. A seguir bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Felipe, por tu comentario.
      Un abrazo a compartir con Pili.

      Eliminar
  3. Arte y pasión en tus letras, Francisco. Un buen ejercicio de belleza y vida, que incentiva la mente y el corazón y nos mueve a la creatividad y al sentimiento.
    Mi abrazo y feliz domingo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Jesús, por tu bello comentario. Siempre tan generosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El confinamiento puede dar muchos frutos, la yedra de tus manos lo confirma.Saludos

    ResponderEliminar