27 agosto 2016

MARÍNAME



Maríname esa mirada tuya
hasta la saturación
y envuélvela en tempura
para que, crujiente, me explosione
en la boca y sea sustitutiva
de tus besos cálidos,
esos que me rescatan de la tormenta
y me dejan al pairo
de donde no quisiera regresar nunca.

Si muero de asfixia,
que sea tú la boca ejecutora.

8 comentarios:

  1. Una muy bonita manera de morir... de amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, Rafael, que el amor siempre lo exagera todo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estot contigo. A la amada hay decirle esas cosas: maríname, adóbame, alíñame, guísame y... cómeme.
    Saludos a don Paco que hoy se levantó con una "receta" nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja... Verdad que sí, Cayetano?

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Te leo y siento que tengo 18 años de nuevo con esos versos tan llenos de vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía ese poder rejuvenecedor en mí. Muchas gracias, Tania.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. "con un beso..la vida..." esa es una letra de cancion, la tuya es la muerte, pero tambien vale jejje..besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi letra no creo que sea de muerte, sino de vida, de vida que podría acabar dulcemente en un beso.

      Besos.

      Eliminar