31 julio 2017

LE SEGUÍA UN CORO DE CHIQUILLOS



Le seguía un coro de chiquillos
con caras de asombro y felicidad.
Él iba como suspendido
a un manojo de cuerdas
que acababan en globos de colores;
como suele correr la brisa de costado,
caminaba escorado
con un hombro por delante del otro;
su sola presencia no necesitaba
de pregón alguno
y como Hamelín, una corte
de ilusiones infantiles
le hacía coro a la corta distancia.
En cada globo, los delirio de un niño
se hacían participio
y todo el cortejo venía a ser
como oración subordinada
a vencer o convencer
la resistencia de los mayores
en satisfacer el capricho irresistible
de un globo en las manos de un niño,
poniendo notas de colores
en la tarde colmada de nostalgia.

30 julio 2017

NADA ES LO MISMO



Quiero caminar sobre la tierra
con los pies desnudos,
provocar el encuentro con ese ayer
lejano y rural
que me hable de mi padre
y también del abuelo.
Sentir la humedad infiltrándose
y palpar el sustrato que nutre la germinación,
oler a pan al aventar la semilla
y recolectar los frutos
de su ubre abundante:
la tierra es la magia que da la vida.
De esta tierra concreta aprendí
cómo de amargo es el fruto
por el sudor que la labor transpira
entre la siembra y la siega.
De cada tocón que trasplantaste,
un cesto de fruto a la mesa;
de cada aceituna,
una mancha generosa de aceite
que abre la espita del óleo sagrado
y se transforma generoso en la mesa.
Nacemos en un lugar concreto
y transitamos hacia un destino incierto;
nada es lo mismo.

29 julio 2017

SE LLAMA ANTONIO



Se llama Antonio, ─según voceó su nombre
la tendera que le sirvió por la ventana─
se trataba de un cartón,
un tetrabrik de vino de guisar
con el que Antonio guisa sus soliloquios
y va creando a su alrededor
un cierto vacío a su paso.

Bajo el cabello abundante,
la barba poblada de intemperie
y su indumentaria de descartes,
una posible juventud quebrada
de la que dista un baño
y un pulido acicalado de barbero
como hace tiempo nadie le ha dispensado.

Antonio es una historia molturada,
una vida en carne viva
que no tiene dónde reposar la cabeza,
un desencuentro consigo mismo
que le mantiene en el tiovivo
de esta feria de los disparates.

Antonio es posiblemente un hijo pródigo
que todavía encuentra nutrientes
en las algarrobas o que tiene constancia
de haber sido enterrado su padre
y no podrá matarle el ternero cebado.

Antonio no inspira pena, sino rechazo
y sólo él sabe lo fuerte y segura
que es la infranqueable atalaya
de un cartón de vino blanco
como el que tú y yo usamos
para reforzar los sabores
de un guiso de carne o marinero.

28 julio 2017

A UNA ESTATUA COPIA



No hay dudas de tu mucho esplendor
ni del marchamo de la gubia
que devastó tu tronco
para concederte genuina forma.
Tampoco la duda es tu belleza
ni la estirpe a la que representas,
sino que el molde, ¡oh fundición!
que ha servido para segundas
y terceras copias
en esa prodigalidad misteriosa
del bronce candente
ocupando los espacios vacíos.
A ti, ¡oh Gala grávida que hermanada
a esa decena de obras dalinianas
que ocupan el Olimpo marbellero
de la Avenida del Mar, ¡oh tú, tan única
como Dalí te hubo modelado;
a ti, ¡oh marbellera ilustre!
nadie pluralice tu singularidad,
pues aunque tengas hermanas gemelas,
ninguna otra puede presumir
de una ubicación tan señera
ni de ser como tú tan señora.

27 julio 2017

CUMPLEAÑOS FUTUROS



¿Cómo serán mis cumpleaños
cuando sólo sea un doble asiento
en el Registro Civil?
Si es una pérdida de tiempo
conjugar el pretérito por inamovible,
cuánto más el futuro
por lo mucho que tiene de incierto.
No habrán regalos, ni tarta de manzana,
ni afirmaciones imposibles:
“Por ti no pasa el tiempo”.
Una cosa es segura: seré
un recuerdo que se debilita
en unos pocos muy cercanos,
como yo mismo he hecho
con aquellos que me dieron la vida.
Sin olvido la vida se hace incómoda
y quienes me siguen
también tienen derecho al olvido
y a vivir plenamente su presente.
Ya sé, sin una obra que pudiera rescatarme,
mis cumpleaños serán pavesas
agitadas por la pátina del tiempo.

26 julio 2017

HOY NO ES UN MIÉRCOLES CUALQUIERA



Hoy no es un miércoles
como todas las semanas en su mediatriz;
equidistante está el próximo
del pasado domingo.
En verano los días son más planos,
lasa mañana que se dilata
hacia un tardo atardecer.
Vacación es cambiar de residencia,
pero no de todos los hábitos;
los ruidos se hacen más intensos
porque, ¿qué sentido tiene pasarlo bien
si el vecindario no llega a enterarse?
Las ventanas abiertas
                        ─como las camisas─
y todo cuanto somos y hacemos
lo divulgamos en abierto.
¿Qué sentido tiene pasarlo bien
si no se vocea?
Hoy es miércoles y no hay mercado;
cambian las costumbres,
el ruido mecánico que me despertó
es el del cortacésped:
el jardinero está pluriempleado
y de aquí enlaza con otro jardín
─quizá no tan coqueto─
y a una hora menos intempestiva.
El sol es bronce bruñido
en la casi totalidad de los cuerpos,
con la salvedad de este ajado mío
que tiene querencia por las sombras.
Hoy es miércoles,
hoy es un miércoles cualquiera.

25 julio 2017

EL MISMO VERANO



Jornadas de lunas acortadas
y días alargados por el alba
y por el ocaso. Sol que hiere
e invita a la displicencia.

El veraneo del jubilado
se asemeja al del escolar,
aunque con serias divergentes
energías.

Hace tiempo yo era niño,
puedo ratificarlo en las piruetas de mis nietos,
en la somnolencia de la sobremesa
y en los hábitos que he vuelto a retomar;
también en el paisaje
y en lo apacible de las sombras,
en el sabor acidulado del gazpacho
y en el humo de las moragas;
en lo mayores que están
los compañeros del Instituto
con los que me veo
y en la merma de sus capacidades.

Hay hoy un verano tan palpitante
como lo fue ayer,
si bien me parece un derroche de energías.
Por fortuna me siento muy bien
                        ─sin entrar en detalles─
Pero ya no me apetecen las mismas cosas
y hasta las considero locuras.

Ayer y hoy el mismo verano
y unas apetencias en menguante.

24 julio 2017

CUANDO AMANECE



Cuando amanece,
el mar es un murmullo agitado de barcos
que regresan silenciosos buscando la lonja,
una procesión marítima
con el cortejo de centenares de gaviotas
que buscan los descartes
y también los descuidos:
es más fácil hurtar que pescar.

En el rebalaje, tres cañas enhiestas
fondean sus carnadas con paciente esperanza,
mientras un deportista insólito
corre por la arena con sus deportivas de marca
y la urgencia humedecida de sudor.

A lo lejos, tractores que tamizan las arenas
como quien se acicala
para vestir de punta en blanco.
Cuando amanece en Marbella,
despierta el letargo del pretérito,
de los bostezos lúdicos de la noche anterior
y se emperifolla para estrenar el nuevo día,
como novia que se engalana y enjoya.

23 julio 2017

HAY MOMENTOS



Hay momentos en los que la puerta de salida
se prefigura como una muerte dulce
por la que salir en paz
─sin dejar huellas─
olvidándose de las ecuaciones irresolubles.

Hay veces que se desdibuja
el color de la esperanza
y toda explicación es una maraña
que todavía enturbia más y más
el oscuro callejón por el que deambulamos.

Hay ocasiones en las que la ceguera
es una puerta atrancada,
un laberinto sin posible escape,
un túnel, un foso, un predominio de la noche
sobre el día,
como si el sol se negara a volver a caminar.

Hay momentos que todo lo posible
es una mano tendida
y esperar a que el sol salga de nuevo.

22 julio 2017

DESCANSO Y OCIO



Bajo un moral estéril,
sombra opaca,
brisa suave y un sol rabioso
fuera del entorno;
bajo los pies desnudos,
el tacto húmedo de la hierba
me conecta al seno materno de la tierra.
Un coro de grillos
entona sus cánticos acalorados
al otro lado del seto
y un grupo de niños irrumpe la paz
con sus juegos sonoros,
su algarabía, sus risas
y sus enfados y llantinas.
En este recinto no pasa nada más.
Bueno sí, unos pocos adultos
muestran sus curvaturas cremosas,
parapetados tras sus gafas de sol
y su conexión a las redes sociales.
Nadie se comunica con nadie.
Fuera de la irrealidad de esta isla,
a pocas millas náuticas,
un numeroso grupo humano
se juega la vida por salvarla,
mientras yo salvo la mía con descanso y ocio.

21 julio 2017

LA LUZ DEL SOL TRAZA BOSQUEJOS



La luz del sol traza bosquejos
que delinean sombras;
los edificios se recortan
y pronuncian con mayúsculas
la chimenea y el alero;
los álamos tintinean sus blanquiverde
como pudorosos de mostrarse
y el ciprés esconde su esbeltez al medio día
como queriendo disimular varias tallas;
el pino se proyecta armonioso
y ofrece un tapiz mullido de púas.

Tú, amada mía, compites con el sol
e iluminas mis paisajes recónditos
vistiéndolos de gala en días de diario.

20 julio 2017

LA MAR ES UN ABRAZO ABIERTO



La mar es un abrazo abierto
que se estrella en la arena,
primero se hace espuma,
─nácar líquido─
luego pierde sus fuerzas
mientras amenaza a la duna
y vuelve sobre sus pasos
para un nuevo envite.

La mar es música, acorde salado
que invita en “adagio moderato
e intimida en “agitato brioso
mostrando la faz de peligroso.

La mar es aventura, es brega
nocturna y fatiga húmeda;
es invitación y es reto,
es fuente de vida y es alerta,
provocación demasiadas veces
y fosa común y anónima otras.

La mar es un abrazo abierto
que a veces se cierra ahogando.

19 julio 2017

TARDE DE VERANO



La tarde de verano es larga agonía
de un sol rosáceo que escapa por poniente,
un largo transitar desde el oriente
que sigue la precisa órbita solar cada día;
un largo camino, al parecer infatigable
en constante caminar sin desgana,
un tránsito que se inicia cada mañana
y que en la tarde se hace amable.

Se tapa por la noche, mas sigue su camino,
según descubrimos al apuntar la alborada,
una fijeza que Dios le dio por sino.
Mas al leer lo que del sol dijo un rabino,
no es éste quien se traslada,
que es la tierra la que traza el camino.

18 julio 2017

QUISIERA SER LA MAR



Quisiera ser la mar
cuando sus olas te salpican y lamen
─ida y vuelta─
tu cuerpo a punto de sal.

Quisiera ser la mar
batiendo sobre tus caderas
─ola va, ola viene─
con dulce azoramiento divertido,
una atrevida te salpica muslo arriba
y ríes saboreando el dulce gozo
y el amargo miedo.

Quisiera ser la mar
y hacerte cosquillas en los pies
─como hacen las olas─
cuando la espuma que precede
se va varando sobre la arena
y deja destellos luminosos
sobre tu cuerpo de Nereida
que no llegan a inquietarte.

Quisiera ser un alga
y enmarañarme a tus tobillos,
─escalar tu figura─
y enredarte en este sueño loco
que sólo vale al amor
y le sabe a poco.

Quisiera ser yodo
para tu cuerpo
─antiséptico─
y seguir soñando
que antes o después
te he de hacer mía.

17 julio 2017

UN AMAGO DE ENGAÑO



En tu sonrisa hay un amago de engaño,
una felicidad maquillada
con la que te mientes
y tratas de embaucarme.
No niego que disfrutes de moléculas de dicha,
pero un simple mol, tan sólo un gramo
no es muestra suficiente para tenerla en cuenta,
sino la piltrafa de todo solomillo
que ha despreciado la crujiente guarnición
de verduras frescas.

En la expresión de toda mentira,
un guiño la sonrisa
y muestra la verdadera partitura
de la música del corazón.
No niego que tienes facultades
para teñir la mañana de oscuro,
para nublar el sol
o negar permiso al manantial
para que siga manando…

Das la apariencia de ser feliz,
pero yo no soy protagonista de tus sueños
como tampoco es posible dibujar
un círculo cuadrado.

16 julio 2017

ESTOY BUSCANDO UNA EXPRESIÓN



Estoy buscando una expresión
con la que sorprenderte,
tan solo una que suene como una aldaba
y de acceso a toda tú.
Me refiero a esa expresión vocal cargada de sentido
con la que acallar
el rumor que te acuna
y te descarrila de tu atención,
esa mirada distraída
que pone el foco donde soy ausencia.
¿Celos? No. Nada de celos.
Necesidad integral de ti,
de tu absoluta conciencia,
esa que logre trasladarme a la paz interior
que ahora está un tanto alborotada.

Estoy buscando una expresión…

15 julio 2017

CON ESTAS MIS MANOS



Con estas mis manos
y escaso talento,
plegando un papel
hice un pajarito
que se llevó el viento.
Me dio la ilusión
de haber dado vida
sin un gran esfuerzo
a un viejo papel.
¡Oh, qué gran misterio!
Vi que se perdía
por los altos cielos,
valles y colinas
voló sin sosiego
cruzando los aires,
los ríos y oteros.
Tomé los prismáticos,
pues se hizo pequeño
cruzando los montes
a un destino incierto.
Se acabó ocultando,
me quedé en silencio,
tras los altos montes
se alarga el misterio
sin que yo esté cierto
si cayó en picado
o prolongó el vuelo.

Con estas mis manos
y escaso talento…

14 julio 2017

LA VIDA



La vida, un abrir y cerrar de ojos,
un amanecer que interrumpe
de forma abrupta en la amanecida,
cuando comienzas a comprender
los códigos y todas sus convergencias;
un cuchillo que corta, un eclipse de luz
que saja como guiño que engaña
y te arrebuja en las sombras de la nada.

La vida, un prolongado suspiro
que por vivir suspira,
un lastimero transcurrir
intrascendente que trasciende.

La vida, una conjunción
de gestación, crecimiento y muerte.

13 julio 2017

DOY GRACIAS



Hoy me arrepiento
y quiero pedir perdón
por las muchas veces que me he quejado
y por aquellas otras más numerosas
que no se me ocurrió dar gracias.

Tantos años comiendo a diario,
apagando la sed con agua fresca;
tanto tiempo disfrutando de la vista,
palpando el calor de una mano tendida
o pudiendo escuchar
la risa o el llanto de un niño,
la melodía del tiempo
en su transcurrir entre estaciones…

Son tantos los dones recibidos día a día,
tantos los apuros
de los que he podido escapar indemne,
que hoy me limito a dar gracias
por las numerosas veces que he callado.

12 julio 2017

CON ESTE CAMINAR DIFICULTOSO



Con este caminar dificultoso,
todo lo que me importa está lejano
y nada está al alcance de mi mano;
tratar de conseguirlo es muy costoso.

Esto implica sentirse confinado
sin rejas, ni impedimento legal;
sólo que a veces resulta letal
si tu apetencia te lleva a otro lado.

Esta es la situación en que me encuentro
muy dura adversidad para mi vida,
la contrariedad de casi treinta años

vivida con dolor desde muy adentro;
tamaña postración de esta mi herida
alivio imaginando menos daños.

11 julio 2017

CUANDO NADA SUCEDE



Cuando nada sucede,
la hierba no deja de crecer
en el jardín,
en dura competencia con las flores.
Hay un grifo que gotea
o se gesta una vida
en esa joven que sube en el ascensor.

La vida es un discurrir en silencio,
como ese sol que se eleva y alumbra
sin darse importancia
al igual que la brisa que peina tus cabellos
como si nada más importante sucediera.
Así también esa luna
que mengua y crece hasta llenarse
o esos cúmulos de algodón blanco
que se desplazan como leves bailarinas
del ballet del cielo.

Cuando nada sucede,
se encienden las farolas del jardín,
revolotean en su entorno una mariposas blancas
y dos enamorados se están besando
como durmiendo el tiempo
y absolutamente nada sucediera.