28 julio 2017

A UNA ESTATUA COPIA



No hay dudas de tu mucho esplendor
ni del marchamo de la gubia
que devastó tu tronco
para concederte genuina forma.
Tampoco la duda es tu belleza
ni la estirpe a la que representas,
sino que el molde, ¡oh fundición!
que ha servido para segundas
y terceras copias
en esa prodigalidad misteriosa
del bronce candente
ocupando los espacios vacíos.
A ti, ¡oh Gala grávida que hermanada
a esa decena de obras dalinianas
que ocupan el Olimpo marbellero
de la Avenida del Mar, ¡oh tú, tan única
como Dalí te hubo modelado;
a ti, ¡oh marbellera ilustre!
nadie pluralice tu singularidad,
pues aunque tengas hermanas gemelas,
ninguna otra puede presumir
de una ubicación tan señera
ni de ser como tú tan señora.

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Lo digo, querida amiga. En época de Jesús Gil como alcalde de Marbella, colocó a bombo y platillo diez esculturas de Salvador Dalí en la Avenida del Mar como obras originales, pero no lo son tal sino una serie. Lo cierto es que el paseo está precioso, pero el importa de aquella adquisición no era el que se justificó. Lo dicen las crónicas del momento.

      https://elpais.com/diario/1998/08/22/cultura/903736803_850215.html

      Besos.

      Eliminar
  2. Hacer una escultura a Gala es como hacérsela a Yoko Ono. Me cuesta entenderlo. Jejeje. Como dicen por allí: "hay gente pa tó".
    De momento sigo en la brecha. En unos días marcharé fuera y será más difícil visitar los blogs de los amigos.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya comienzan mis celos a Las Pitiusas, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Formentera este año toca en octubre: boda de una sobrina.

      Eliminar
  3. Hace mjuchísimo tiempo que pasé un día en Marbella cuando por entonces veraneaba por Fuengirola.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debes volver, Marbella bien merece la pena.

      Besos.

      Eliminar