24 julio 2017

CUANDO AMANECE



Cuando amanece,
el mar es un murmullo agitado de barcos
que regresan silenciosos buscando la lonja,
una procesión marítima
con el cortejo de centenares de gaviotas
que buscan los descartes
y también los descuidos:
es más fácil hurtar que pescar.

En el rebalaje, tres cañas enhiestas
fondean sus carnadas con paciente esperanza,
mientras un deportista insólito
corre por la arena con sus deportivas de marca
y la urgencia humedecida de sudor.

A lo lejos, tractores que tamizan las arenas
como quien se acicala
para vestir de punta en blanco.
Cuando amanece en Marbella,
despierta el letargo del pretérito,
de los bostezos lúdicos de la noche anterior
y se emperifolla para estrenar el nuevo día,
como novia que se engalana y enjoya.

18 comentarios:

  1. Es como si todo se renovara cada día, con cada amanecida. Como empezar de nuevo.
    Disfruta de tu Marbella.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nuevo día sigue a nuestros ojos siendo un milagro como debió serlo para el hombre primitivo. Muchas gracias, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Marbella como cualquier playa o puerto en verano. Buen poema y bella fotografía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Angalu, por regalarme el oído.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ver amanecer desde una playa de Marbella debe de ser hermoso, para los que no viven allí, ver amanecer es estar vivo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para todos, Emilio, junto a la belleza del amanecer, tanto en la sierra como en la playa, esa renovación que significa para cada uno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Como en un espejo he visto este amanecer cotidiano, rutinario pero bellamente descrita por ti. Hasta las gaviotas revoloteando han venido a saludarme. Buenos días querido Francisco. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese fue mi sentimiento al escribirlo: lo rutinario, lo que no solemos ver, lo que se nos escapa, nada especial, Katy.

      Besos.

      Eliminar
  5. Hermoso tu amanecer.
    Y pienso en los que no tienen un amanecer en el que descansar sus sueños para el nuevo día...

    Gracias por el remanso de paz de la fotografía y de tus palabras.

    Un abrazo apretadito.
    Dibuja de todos tus amaneceres.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rico tu apretadito, Edurne! Esta es la paz a la que aspiro, más a la contemplación que a la vieja agitación.

      Besos.

      Eliminar
  6. Nunca había capturado fotos del amanecer, en los lugares de playa que había estado siempre eran de atradeceres, hasta que este año en mi estancia en Aguadulce, todos los días pude contemplar desde mi terraza como iba saliendo el sol cada mañana.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Regálame una de esas fotos tuyas, la que te parezca, para que yo le ponga letras, ya que no sé poner música.

      Besos.

      Eliminar
  7. Te conoce bien el trasiego mañanero del mar y sus aledaños, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas experiencia traen los años, no sólo quejumbres óseas, querida Tracy.

      Besos.

      Eliminar
  8. Bellos amaneceres ves, y los disfrutas en Marbella adornandolo con versos y poemas. Que sigas disfrutando y regalando con tus letras esa paz que muchas personas anhelan.
    Abrazossssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isabelita, que tú también puedas disfrutar de esa misma paz, pues la paz se lleva en el corazón y el paisaje sólo predispone.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. El amanecer, es la gran oportunidad. Agradezcamos esa continuidad.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna forma, Sara, la noche parece acabar con todo y el amanecer todo lo renueva.

      Besos anisados.

      Eliminar