11 mayo 2021

DULZOR DE LABIOS



Hay sabores que antes del trasiego

bucal hacia los adentros

te besan los labios

y te dejan la impronta

de un sabio sabor

que sella en los sentidos

un regusto sabroso

que va mucho más allá

de la identidad intrínseca

del placer de los alimentos

 

Piensa, lector, en la revolución gustativa

cuando pelas una naranja,

antes de la fruición

de morder sus gajos

y la inundación subsiguiente.

 

Recuerda el estío, la sed

que no se apaga

y la leve tumefacción de tus labios

al acercarles un higo abierto

que se ofrece en intimidad

y deja un denso dulzor

que no empalaga.

 

Ahora de ofrezco enfrentarte

a una granada escarlata

como el color de la boca amada,

a una multiplicidad dental

con su dulzor mozárabe

y su contrapunto de acidez

que invita a un festín que no acaba.

 

Y todo ello, sin desdeñar

los labios amados,

fuente donde se sacian todas las apetencias.

10 mayo 2021

TESTAMENTO


El tiempo nos ha ayudado

a ser recipiente el uno del otro,

a recibir los gozos y las sombras

como propias,

a ser números complementarios

que suman,

a ser pañuelo y ser lágrima

según sonara la música del momento.

 

No nos hemos diluido

el uno en el otro en el matrimonio,

sino que somos sumandos

de un firme resultado

para la meta perseguida.

 

En este tiempo de las mermas,

cuando el panorama

es ver cómo el sol se hace rayano

en el horizonte y amarillea,

hasta se siente el repelús

de la estación término.

 

La vida es una lámpara de aceite

que tintinea,

una luz tan cierta como escasa

que nos sigue orientando

hacia la sonrisa o las necesidades del otro.

 

Un día nos entrará a alguno de los dos

un sueño irresistible

que helará la sonrisa del otro.

Si mis ojos son los primeros en cerrarse,

no dudes que

he atesorado antes tu imagen

en mi pupila

para que presidas también

mi sueño interminable

y gozaré de esa otra dimensión

hasta volver a encontrarnos.

09 mayo 2021

VUELO ROSADO


Tú quizás no podrás verlos;

yo sí.

Las tengo memorizadas

y las veo cada día cómo levantan

el suave y sonrosado vuelo

como una ola por encima de las aguas

que desafían la gravedad

hasta dorar el atardecer

sobre la laguna.

Yo sí.

 

Se van en vuelo de reconocimiento,

pero no olvidan dónde regresar

y encontrar abrigo y alimento.

Es como un recreo,

como ejercicios de estiramiento

y puesta a punto

de cada una de sus funciones.

 

Dependiendo de la incidencia del sol

sobre sus plumajes,

a veces es una majestuosa nube palo,

otras amaranto, coral o fucsia pálido

y todas las gamas del rosa.

 

Se van, pero a nada vuelven,

se mueven como por un impulso único

que armoniza al conjunto

con la disciplina de un coreógrafo

o director de escena.

Sobrevuelan la Dehesa

como quienes contemplan la ingravidez

del tiempo,

la levedad de la materia sin masa

o los dones que les han sido otorgados.

 

Desde el suelo

la acrobática admiración, la envidia

de quienes nos sentimos superiores

sin la capacidad para levantar

ambos pies al tiempo.

08 mayo 2021

IMPERECEDERO



Un día remoto,

una fecha incierta

que en nada afecta o violenta

la memoria de aquel encuentro,

del cara a cara imprevisto,

─visto y no visto─

que me dejó el paladar agridulce

y esta somnolencia

que me sigue maniatando a lo soñado

como si no hubiera sido vivido.

 

Algo de verdad, algo de muy cierto

quedó indeleble en mi memoria

y así para siempre.

 

No he vuelto a verla,

pero sé que está en alguna parte.

¿Acaso deja de salir el sol

cuando no lo vemos,

cuando no traspasa su luz

la coraza de nubes

que a veces tenemos por cúpula?

 

No es falso. Eres mi certeza

en la ciénaga de las dudas

y así te atesoro de por vida

entre las cicatrices de mi alma.

07 mayo 2021

CUANDO VEO

 


Cuando veo un clavo

pienso en el agujero,

en la fijación con vocación de perpetuidad

de un miembro a otro.

 

Cuando veo un anillo

pienso que se trata de una alianza,

e imagino a un matrimonio

uncido el uno al otro

hasta que la muerte los separe.

 

Cuando veo unas esposas

pienso en un detenido,

tal vez culpable o quizás inocente,

y lo imagino atendido y defendido con ardor

ante el tribunal que lo juzga.

 

Cuando veo tres clavos

pienso en la cruz,

en el padecimiento extremo

hasta entregar la vida dócilmente.

06 mayo 2021

PENSAR EN SINGULAR



Cuando el YO se mira al espejo

pronuncia mayestática exclusión;

ante tanta aparente belleza

todo se empequeñece

y el resto parece raquítico.

 

El sol brilla para todos,

pero si una nube patosa se interpone,

el horizonte es una estrella fría

que tirita de desolación

y muere en el invernadero

de aquellos que piensan en singular.

 

Es medio día,

alguien ha instalado la tramoya

de un penoso atardecer

y la noche cerrada se cierne sobre todos

sin visos de recuperación.

 

Lo singular no es exportable

como no es viable el corsé

o la talla única que uniforma

a base de apretujar con el calzador;

tampoco un pueblo

es la trasposición de una barriada,

por exclusiva que parezca,

para intercambiarla por un todo.

 

La casa común es el lugar

donde cada persona

es una simple tesela imprescindible

que da entidad, vigor, colorido

y diversidad,

con respeto a la dignidad de cada uno.

05 mayo 2021

CAMINABA SILENTE

 


Caminaba silente como una sombra,

sus pasos eran mullidos como de niebla

y de uno de sus ojos resbalaba una lágrima

que quizás fuera un miedo desubicado

que no había encontrado todavía resuello

o tal vez el testigo de afligida congoja.

 

Sus labios ocultaban una triste sonrisa,

en su gesto un mohín travieso ocultaba sus cartas,

tal vez por eso evitaba el paseo

y recorría solícita los ámbitos quiméricos.

 

Sobre su espalda una mochila de sueños

que no habían encontrado la puerta de salida,  

tan pesada como un día de lluvia y vacía espera

que desarma y rinde antes de presentar batalla.

 

Caminaba silente. Era como una sombra,

como una nube pasajera, como un guiño

que juega al despiste y pasa inadvertido.