04 mayo 2016

ACAPAREMONOS



El presente carga una mochila
desmemoriada donde la casuística
elabora sus codas caprichosas,
sin descifrar el ritmo repetitivo
de vividos errores y aciertos.

Empero, todo es novedad arracimada
cuando el amor repite los mismos
decires y silencios de siempre
o se extravían las miradas
de tanto mirar sin ver,
de tanta contemplación absorta.

¡Échate la capa de la sombra
y tomemos una copiosa copa,
acaparémonos tú a mí y yo a ti!

03 mayo 2016

MÍNIMO COMÚN



Espejo: luna bruñida,
río intransitivo
y una mar de miradas.

                                   Adagio: tempo sostenido,
acompasado,
lenta transición.

Alameda: alineación arbórea,
prisa asentada,
tiempo que se remansa.

                                   Transeúnte: percha
de equipaje mínimo
buscando destino.

Sombra: luz entorpecida,
silueta en negro.

                                   Escarcha. Azúcar glas
que destila la noche.

Sollozo: modelo de llanto
que ensaya y calla.

                                   Noche: alumbrado
de feria galáctica.

Prado verde:
animales que pacen
al son de cencerros.

                                   Cementerio: concurso de epitafios,
grafías en mármol
y silencio sepulcral.

Primavera: floración acalorada,
estornudos y escalofríos.

                                   Saturno:
planeta coronado.

02 mayo 2016

CUANDO TÚ NO ESTÉS



Cuando esté vieja,
María del Carmen,
─falta tanto─,
te seguiré imaginando
dulce como la arropía,
energética como el polen de abeja
y cariñosa como las manos
arrugadas de una madre abnegada
que ama más allá de sus fuerzas.

Cuando tú no estés
o cuando yo me haya ido
sin billete de regreso,
caminaremos por la Costanera
los muchos paseos aplazados,
y veré en tus ojos tu sonrisa
y los sufrimientos angelicales
que silencias
por no dar que sufrir.

Cuando desde la ribera del Guadalquivir
vea bajar las aguas buscando
el encuentro salado del Atlántico,
ahí imaginaré el Paraná
y tu presencia eternizada
en el espejo de sus aguas.

Cuando tú no estés,
o cuando yo me haya ido,
te seguiré pensando
y bañándome en tu sonrisa
para melarme de tu dulzura. 

01 mayo 2016

NO ME QUEDAN LÁGRIMAS



No me quedan lágrimas
con las que llorar tanto desaliento,
tanta pobreza extrema
y tanta inhumanidad con la que blindar
los beneficios empresariales
de la insaciable codicia.

Cada día una nueva propuesta
a la baja,
una precariedad mayor
y un mayor desamparo.

No me invites a manifestarme
en este primero de mayo
al abrigo de una pancarta
rotulada por liberados sindicales
que se desentienden
de parados, infra pagados y migrantes.

Mis lágrimas están reservadas
para esos casi dos millones de hogares
sin ningún ingreso,
donde el pan entra por la puerta
de la misericordia. Las tengo guardadas
para esos trabajadores explotados
con nómina de pobreza,
amenaza de desahucio
y avisos de cortes de luz y agua.

No me quedan lágrimas
de plañidera,
sino la que se desliza escociendo
por las sajaduras
de mis carnes solidarias.
No. No me quedan lágrimas.

30 abril 2016

QUIERO ESCRIBIR TU NOMBRE



Quiero escribir tu nombre
con la tinta salmón
de este mustio atardecer
al que me siento avocado.
Tu nombre. Tres sílabas
para silbar esta canción
y hacerla banda sonora
de tu décimo cumpleaños.

Quiero que sepas que eres
mi patria para siempre,
el muro por el que escalar
a las ramas que han de verdear
después de mi partida,
ático al que no podré ascender.
Y como yedra, escalo, trepo,
me anudo y visualizo la parra
de tu fertilidad futura.

Quiero escribir tu nombre
con la tinta azulina de este
amanecer destemplado,
─al que me aferro─
bosquejando sonrisas
mientras haces con tus brazos
una bufanda en mi cuello.

Quiero escribir tu nombre…
A   L   B   E   R   T   O;
no, mejor cincelarlo en piedra
para hacerlo indeleble.

29 abril 2016

LA VENTANA



La ventana no tuvo anoche sueño
y se quedó entreabierta,
como quien opta con dudas
y no sabe si va o regresa;
por ella se filtraba la brisa
y se hacía presente el rumor
del mar en la música salobre.

La mar. La mar tras el postigo
cada día; la mar sugiriendo
el mundo
y sus encuentros imposibles:
Cariátides en Cuzco
y aztecas en el Peloponeso.

La ventana se quedó entreabierta
y por ella entraban y salían
sueños anillados de viejas lecturas.

28 abril 2016

AXIOMAS




Ocaso:
sol desmayado,
resurrección al alba.


Rocío:
nácar
de agua.


Claustro:
pisadas reflexivas
sobre el silencio.


Eco:
repetición distorsionada
que se agota.


Nubes:
celosías vaporosas,
amenazas veladas.


Mini poema:
ión lírico
irreductible.