20 julio 2011

PAELLA EN EL PATIO DE ENCARNI

El domingo no es el mejor día de playa, ya que la mayor afluencia de gente hace más incómodo que otros días las apreturas en la lucha por clavar la sombrilla y extender la toalla. Pero en cambio es el día idóneo para convivir con la familia y los amigos, compartir, comer y convivir.

Primero unos largos en la piscina y los juegos con los pequeños juguetones, un poco de sol, la tumbona, un repaso al periódico interrumpida una y otra vez por la charla amistosa y el cambio de pareceres, algunas fotos, un aperitivo frugal al borde del agua y el lejano aroma del refrito en el fuego. Hoy es un día especial en el Patio de Encarni: hijos, nietos, sobrinos, amigos…  Algunas personas se niegan a recibir en casa por el trabajo que conlleva, pero no en el caso de Encarni. Hace casi treinta años que hemos convertido estos actos en costumbre de cada verano. Los jóvenes eran muy pequeños o ni siquiera habían nacido, pero entre todos hemos ido construyendo una familia de dos troncos diferentes que se encuentra por voluntad en la arboladura.


Una mesa para los pequeños y otra tan numerosa como la de la última Cena para los mayores. Mientras reposa el arroz, unos aperitivos colocados ya cada comensal en su asiento. La paella es de color verde sobre la que sobrenadan unos hermosos langostinos. Es la alcachofa la que le da ese color verdoso intenso al arroz. Primero le sacan a los niños y luego a los mayores. Una ensalada tropical con diversidad de ingredientes y colores. Algunos repiten y otros se reservan para el postre: una enorme sandía, fría, jugosa y roja de un dulzor especial. Cada uno bebe según sus gustos: cava con jugo de naranja, cerveza, tinto…


Todos esperan la especialidad de Pepita y ella desmolda una hermosa tarta de manzana que hace la delicia de los más golosos. En su faceta eterna de madre se acuerda de su hijo Javier y repite cómo es el único dulce que le gusta. Después de la ingesta, unos sestean y otros vuelven a la piscina hasta prolongarse en la tarde de un domingo muy especial.

17 comentarios:

  1. Es la hora del desayuno y pones esas cosas, me estás haciendo salivar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y digo yo: la báscula estará también de vacaciones, no? Por su cuenta,imagino, en otros lares, no con vosotos...
    ;)

    Nada, nada... a ver cómo va esta semana, gastronómicamente hablando!
    A mí lo que más me ha gustado ha sido la tarta de Pepita!

    Abrazote!
    ;)

    ResponderEliminar
  3. Una paella apetitosa, me gusta mucho el arroz de cualquier forma, pero una paella bien hecha es mi debilidad. Y me encantaria probar esa especialidad de Pepita, pues las manzanas forman parte de otra de mis debilidades.
    Buen provecho con siesta o sin ella, eso es lo de menos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. felicidades Franciso, que sigas disfrutando
    te dejo mi beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya semanita! Primero la moraga y ahora la paella. Y de postre la tarta de manzana mmm. A mí lo que más me gusta es TODO. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hoy estoy en Málaga ciudad, en casa de mi cuñado Juan, donde me espera una bacanal de pescado. No sé si contar, pero os tendré a todos mis amigos en la memoria y brindaré por cada uno de vosotros.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues menos mal que ya he terminado de comer hoy, monsieur, porque si no vaya tortura, con el aspecto delicioso de esos platos. Además le confieso que la tarta de manzana es una de mis grandes debilidades.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. ¡Vaya pinta que tiene la paella! Y yo sin almorzar todavía....

    ResponderEliminar

  9. La amistad tiene la asombrosa capacidad de hacer que las alegrías se crezcan y las penas se diluyan...

    Hoy es el día del amigo, y entre todos vamos poblando con hojas de amistad el universo de árboles de vida.

    Siendo tus hojas el aporte fundamental de vida para mi, hoy te dice mi alma cantando!!

    ¡¡Feliz día de la amistad amig@!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  10. Entre la moraga y esto de hoy , vas a conseguir que enorde un poco más , sólo con la vista.
    Besos y felicitaciones por un verano tan completito.
    (Reyes)

    ResponderEliminar
  11. Ay, Málaga...!
    Cuando te pasees por ella, llevadme en algún bolsillito, please!

    Y por la bacanal de pescado, por mí, tranquilo, yo no como, hace cuatro años el anisakis hizo que me jubilara de esa parcela alimenticia!

    Feliz día!
    Abrazos!
    ;)

    ResponderEliminar
  12. No te privas de nada. Es una hermosa ocasión para celebrar el día de la amistad y con esa buenas viandas de simpre sabe mejor el brindis.
    Feliz día de la amistad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Qué maravilla de menú. La paella está diciendo ¡cómeme!, y de la tarta de manzana... mejor no hablar.
    Espero que te haya aprovechado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Francisco, siempre te veía en varios blogs amigos, pero nunca me decidía a entrar. Hoy lo hice y tu blog me ha gustado... tal vez me hayas entrado por el estómago.
    Te sigo.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  15. Francisco, ya no voy a pasar más por aquí.
    Jolín, qué envidia y qué hambre tengo en este momento.
    Mmmm, un trozo de tartita con un cafetito...
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Creo que engordaré mas solamente leyendo tus post...que divinidad de paella..y la torta de manzana? miénteme y dime que estaba fea..que no tenia canela..ufff de solo ver la imagen se me hace la boca agua..
    Que vidilla te estás dando...sigue disfrutando, Francisco..
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Vaya, otra tarta de manzana que me he perdido. Dile a Mamá que tenía una pinta estupenda.

    Carlos.

    ResponderEliminar