09 julio 2016

SI YO PUDIERA HACER GUARDIA



Si yo pudiera hacer guardia
en tu mesita de noche,
como sin dudas lo hará
el gallo de tu reloj despertador
o la sintonía de tu emisora preferida;
si pudiera pasar desapercibido y alerta
en este presente tuyo que te aturde
y cambiar los apósitos de tus sufrimientos
por un ramillete de decires afrutados;
si yo pudiera poner bálsamo diario
de menta, mejorana y arropía
en este estado siniestro en el que te encuentras…

No sé cómo paladeas estas cápsulas mías
con sus surtidos de mensajes placebos
que tienen vocación curativa.
No sé si estás expectante a mi aparición diaria,
al celo que pongo cuando pretendo celar
este estado tuyo enajenante, pero sí sé
que quiero curtirme en el taller de los vocablos
para que nunca sea inapropiado ni vacuos
este ruido de espada silabeando que conforma
mi aguerrida lucha frente a la atalaya donde
acaso atardece en tu corazón sin demasiada esperanza.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por esa seguridad que me das.

      Besos.

      Eliminar
  2. Los que convivimos durante largo tiempo, nos hacemos guardia, queriendo o sin querer, todos los días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El ruido de tu espada es música en su alma, no lo dudes.
    Siempre bellos, siempre esperanzadores.
    Que la esperanza y la alegría sigan en el día a día de nuestra querida amiga.
    Un gran abrazo para ella y para ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He ganado en ti a una bella lectora, Maite. Sin dudas una recompensa de Beba por mi esfuerzo diario.

      Besos.

      Eliminar
  4. Francisco quiere hacer guardia a tu lado, estar en tu mesita de noche... y lo está sin ninguna duda, todos estamos donde nos lleva el corazón... y yo también estoy ahí mi amiga, soy ese casi invisible rayo de sol o de luna, que cuando me miras directamente, desaparezco porque estoy jugando al escondite y quiero que muevas la cabeza y tus ojos busquen, que busquen y vean la ternura y el amor tan grande que te tienen tu familia y los amigos españoles que nos cautivaste con la dulzura de tus palabras.

    Cuando Dios nos tiene aquí en la tierra es porque aún no hemos terminado nuestros deberes, aquellos que vinimos a dejar sembrados en ella.
    ¿Sabes mi perrita Luna, una pequeñita yorksire ha estado muy, muy malita, con 1kg y 400 gramos, ha tenido una gastroenteritis de elefante, durante 15 días ha estado ingresada en una clínica veterinaria y no ha comido nada, solo el suero que la tenían puesto, nos dijeron que no tenía solución, y yo sin pensarlo un segundo la cogí entre mis brazos y la llevé a otra clínica, se me murió por el camino, se puso rigida y su corazón dejó de latir y cuando llegué a la otra clínica la dije a la veterinaria que no sabía si estaba viva o había muerto... yo estaba sola en la clínica, porque Tony estaba intentando aparcar, y a los 10 minutos la oigo chillar de dolor, me rompía el alma, pero pensé al menos esta viva... y entonces subió una veterinaria y me dijo que habia tenido un coma hipoglucémico con una bajada de potasio y la habían podido reanimar, ya la estaban estabilizando y me dijo si hubiese tardado un minuto más en llevarla no la hubiesen podido reanimar y hubiese muerto.

    Te cuento esto Mª del Carmen, porque todos estamos en manos de Dios, Luna se ha salvado POR UN MINUTO... ¿como pude yo tener el coraje de sacarla de la clínica donde estaba y llevarla a otra? si solo hacia llorar por ella ¿como pude intuir que era lo que debía hacer, cuando todos me decían que no tenía solución? Ahora ya está bien gracias a ese minuto extra que Dios me concedió, esa misma noche comió, (llevaba 15 días sin comer)y ahora ya esta en casa y ha recobrado la salud.

    Por eso mi argentinita bonita, no te rindas, el amor es la medicina que hace más milagros y tú tienes muchas personas que te quieren y están contigo. Mi Luna se salvó por el amor que la tengo y el coraje de no rendirme cuando me decían que no había esperanzas.

    Besitos españoles con rayos de luna y aromas de violetas para ti y para Francisco.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho una bella explicación para ella y para todos. Creo en ese abandono en las divinas manos, en esa confianza plena en el único que tiene poder para cambiar el curso de las cosas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Te aseguro que espera cada día tus palabras que sí son un placebo para sus días. Ambas estamos expectantes, yo para leer, ella para escuchar. Rossana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay aliciente mayor que el que encuentro en este comentario, Rossana. Después de esto, nada más grande que aceptar la voluntad del Padre.

      Apapachos.

      Eliminar
  6. Cuando ponemos el corazón en la palabra...La palabra llega donde tiene que llegar, amigo...El universo todo lo recoge y lo transforma y vuelve de nuevo al lugar donde comenzó...Como decía nuestra amiga, todo lo que damos vuelve...Mi abrazo y mi cariño para los dos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. El cariño es una medicina excepcional.
    Yo también doy fe de ello.
    Espero que tu amiga vaya mejorando.

    Muy sentido el poema, como todo lo tuyo, muy de verdad, entero, íntegro...

    Muxuak!
    ;)

    ResponderEliminar