25 octubre 2010

LA POBREZA

Hubo otro tiempo
donde los pobres eran menos;
los ricos son siempre más escasos,
por eso la pobreza habita
en la casa de los pobres
y calza zapatos rotos
y calcetines con tomates
y come en loza desportillada,
cuando lo hace.

La pobreza transfigura al ser,
que deja de ser,
que no existe,
que no cuenta,
que es molesto,
que es un sumando en las estadísticas
que desvirtúa el progreso;
que tiene la mala cara del desaliño,
que no viaja, sino que emigra,
que no se adapta ni resigna.

La pobreza es intrínsecamente molesta,
especialmente cuando se exhibe,
cuando se para en los escaparates,
cuando sonríe  -pañuelo en mano-  en el semáforo,
cuando pronuncia solidaridad, ayuda, misericordia, asistencia social…

1 comentario:

  1. Terrible realidad que día a día afrontan millones de seres humanos. Mientras que la mayoria intentamos mirar a otro lado porque sentimos en nuestras carnes esta lacra que nos señala a todos, que teniendo recursos no somos capaces de cambiar nada.
    Lo has refeljado muy bien. Una pena
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar