24 diciembre 2019

EN EL BALCÓN QUEDA




En el balcón queda su impronta,
como permanece viva en cada maceta
que ella cuidó,
en el umbral y en el alféizar de la ventana.
Nunca unas manos tan perdurables
ni perfumadas, tan mimosas,
tan dúctiles y enérgicas.
Sabía poner su puntito de sal a cada cosa
y endulzar hasta la caricia:
y así con cada herida y con cada sonrisa
la magia improvisada de su sapiencia.
En la fachada y en el interior de su casa,
pero también está su huella,
como gen heredado,
en mi despertar, en mis insomnios
y en este genio indómito
que tantas veces me traiciona
y saca lo abyecto que hay en mí.

16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Igualmente, Mari Carmen, que el Amor de Dios se derrame con abundancia sobre ti y los tuyos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Días muy apropiados para acordarnos de nuestros mayores.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me resulta difícil acordarme de ella todos los días, Cayetano.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Bellos recuerdos, amigo.Esto solo ya es un premio y lo expones con sabiduría. Solo me queda decir,
    Muy felices fiestas a tu hermosa jardinerita, y a ti mismo.
    Abrazos a los dos.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, por tus palabras y por el afecto que rezuman.
      Dos abrazos.

      Eliminar
  4. Precioso recordatorio de personas que ya no están, o que viven pero se han marchado a otro lugar.
    Un abrazo y Feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa persona que ya no está desde hace 14 años, pero que está permanentemente en mí es mi madre.
      Un abrazo y Feliz Navidad.

      Eliminar
  5. Una forma preciosa de recordar a esa persona que te dejó tanta huella.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yuve la suerte de tener a la mejor madre que había, además, me parezco en carácter bastante a ella.
      Un fuerte abrazo, Charo.

      Eliminar
  6. Emocionante cómo la describes aún hoy.
    Si me gsutaría escribir, es sólo por hablar de Ella, de mi madre.
    Me has emocionado.
    Un beso de Nochebuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte emocionado. Si la poesía lo es, es cuando emociona, como a mí me emociona hablar de mi madre, la mejor madre del mundo mundial.
      Un beso, Tracy.

      Eliminar
  7. Bello homenaje en estos días...También yo la recuerdo, porque ella me enseño a rezar, a poner el belén y a preparar la casa del cuerpo y del alma para estos días, Francisco.
    Muy bello y entrañable.
    Mi abrazo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras, María Jesús, siempre me confortan. Ellas se han ido de nuestro lado, pero permanecen junto a nosotros para siempre.
      Un entrañable abrazo.

      Eliminar
  8. Bello y merecido recuerdo hecho poesía. Beso

    ResponderEliminar