09 agosto 2010

CONCIERTO

Pasear por el centro de Marbella es una caja de sorpresas, lo mismo te cruzas con unos desaliñados medio desnudos que pasan sin decoro, como con personas de alto standing,finas maneras y color avellanado por filtros solares y cosméticos. El paseo marítimo, igualmente variopinto, tiene restaurantes lujosos y otros con menús al alcance de los bolsillos más frágiles. Han desaparecido los tenderetes de antaño, pero no así los senegaleses y su mercadeo de imitaciones que dan el pego.

A la caída de la tarde, cuando el sol se acuesta detrás de Estepona e incluso más allá de Tarifa, nos encontramos con la feria de la tapa en la Avenida del Mar, donde Dalí se asoma permanentemente en una docena de sus estatuas. El gentío es enorme y se cruzan pueblerinos con normandos, eslavos con yanquis, y todo dentro de la mayor normalidad que uno pueda imaginarse.

En la Alameda, la Banda Municipal de Música deshila su repertorio: Churumbelería, La leyenda del beso, Temas andaluces, Concierto de amores, Júpiter dios de la alegría, Katiuska, Siln Festival y Suspiros de España, para rematar con el Himno Nacional fuertemente aplaudido.

A las espalda del quiosco de la música, la feria del libro; unos ejemplares a módicos precios, más paseo, olor a fritura de pescado -chanquetes servidos con sigilo- y un hervidero de gente en la plaza Altamirano; un helado en La Flor Valenciana y mutis por el foro. Un programa familiar, apacible, discreto, pero con sabor especialísimo. Seguramente será apreciación mía o tal vez la compañía.

3 comentarios:

  1. Buenas soy Esteban Ruiz, he estado ojeando tu blog y lo encuentro interesante, divulgativo y entretenido. Con tu permiso colocare un enlace para hacerme seguidor; si lo deseas puedes visitar mis blog en: http://exagentedemedioambiente.blogspot.com/ (EVENTOS Y VIVENCIAS DE UN AGENTE DE MEDIO AMBIENTE) y http://hablaubriquehablatienesalgoquedecir.blogspot.com (HABLA UBRIQUE HABLA) y hacerte también seguidor si lo crees oportuno.
    Si por cualquier motivo no quieres que sea seguidor de tu blog, por favor me lo confirmas en el correo ero1256@gmail.com. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Solamente he estado dos veces en Marbella y además pocas horas, pero recuerdo unas callecitas cuesta arriba relimpias y cuajadas de flores en los portales con unas fachadas blancas. Me sorprendió la plaza del ayuntamiento llena de Naranjos. Tengo un recuerdo muy agradable, quizá fuese también la compañía. Como siempre un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Leyendote me sentí trasladada al Puerto de la Cruz en Tenerife, esa es la imagen de éste pueblito norteño y turístico de nuestra isla, así son en El Puerto las tardes de verano que luego serán ampliadas al invierno, porque ya sabes que nuestro clima es más cálido, que bonitas son las tardes de verano y que bonitas sus puestas de sol..............

    ResponderEliminar