19 octubre 2019

LOS COLORES DEL OTOÑO




Se nos ha ido el fuego
y la efervescencia
cuando hemos llegado al remanso
de esta edad madura,
donde las prisas y las incontinencias
no merodean en nuestro entorno.
El nido vacío,
solos tú y yo, el uno frente al otro,
todas las atenciones se duplican en reciprocidad
con interés redoblado;
yo con los pelo y la barba cana
y tú refugiada en la cosmética
incapaz de zancadillear
la edad que representamos.
Como la vegetación otoñal de este paseo,
algunos brotes verdes,
pero también dorados o amarillentos
en nuestras articulaciones
de este otoño que se nos ha venido encima.
Se nos ha ido el fuego,
pero nos queda el rescoldo de la ternura
y así pasearemos hasta la próxima estación,
cuando a uno de los dos
nos sellen el inevitable billete de regreso.

12 comentarios:

  1. Por los colores, otoño puede ser la estación más bonita del año, digo bonita pero triste, está próximo el invierno. En cuanto a tu último verso, no debo de pensar en ello, en una semana el billete de regreso ha caído en dos personas muy próximas a la familia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lamento, Emilio, por esas personas cercanas y sus familiares; pero eso es una realidad que nos asecha a la que no debemos vivir ni ignorantes ni agobiados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El rescoldo puede ser más agradable que la llama viva que quema.
    (Quien no se consuela es porque no quiere).
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el rescoldo se asan mejor el chorizo y las chuletas; hay que dejar que pase el fuego vivo para disfrutar de un buen banquete, Cayetano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. A veces la palabra se tinta de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, Anna, de colorear cada etapa de la vida con los colores propios de la estación.
      Una abraçada.

      Eliminar
  4. La calma y la belleza del otoño brilla en tus sentimientos, Francisco...Los frutos dorados y maduros cuelgan del alma y es un placer verlos y sentirlos.La vida sigue adelante y la fe nos da la mano para que no tengamos miedo.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu amor a la vida y a las letras.
    Feliz fin de semana,amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pregunto, ¿qué he hecho yo para merecerte, María Jesús? Gracias por leerme siempre con tanta profundidad y tino. Mi felicitación es que seas mi amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cada edad tiene un sentimiento y esa ternura otoñal es una maravilla.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Charo, también soy de esa misma opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Qué tiernas siempre tus letras. Me encanta el otoño y esos colores que hacen diferente la estación. Ni mejor, ni peor. Diferente. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Martagona. Ella es mi vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar