16 junio 2016

FALTA Y SOBRA



Para pájaro me falta tu ágil dulzura,
tu liberal fantasía
y la literalidad de las dos alas
que me faltó el valor de estrenar,
después de los esfuerzos de mi sastre.

A mi corazón le sobra un soplo para
que su ronroneo
sea acústicamente perfecto. Y ya sabes,
la perfección no existe ni se le espera,
ni tiene rima que cante en consonante.

Para usurero me falta un gran bolsillo
descrito de codicia
para cuantificar cuantías, como mi abuelo
medía granos por cuartillos que suman fanegas
y libras que se globalizaban en arrobas.

A mi cintura le sobran al menos dos tallas
─gravedad que se agrava─
cuando quiero mostrarme elegante
y cuando la caminata en vez de placentera
se convierte en suplicio inalcanzable.

Pero a ti, Beba, ni te falta ni te sobra dulzura,
ni ritmo cantor para hacer versos,
ni despilfarro para azucarar con generosidad,
ni cintura para driblar escorzos impronunciables
que son metáforas que alimentan el espíritu.

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy, por no cansarte de mí.

      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Francisco, te lo acabo de escribir en el correo que te he enviado con el montaje nuestro para Mª del Carmen, escribes ahora como nunca lo habías hecho. Creo que la musa Caliope, está junto a ti y desde tu alma de poeta o trovador, tejes palabras, versos y poemas que tienen un dulce lirismo.

    Un abrazo para Mª Carmen y otro para ti.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que a estas alturas ya sabes que le ha encantado. Tras verlo, me pidió que se lo pusiera en su Facebook. Gracias también por lo que me toca.

      Besos.

      Eliminar
  3. Como aquí decimos, "es lo que hay".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo dicho. Estás en vena, que dicen los entendidos. La Musa no te abandona y te utiliza como un limón al que hay que exprimir hasta la última gota de creatividad.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien soy yo quien no la deja escapar y como la gente de la mar quiere aprovechar esta pesquera, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que preciosidades le dedicas a nuestra querida amiga todos los días.
    Parece que esa su fragilidad del momento expande tu corazón, que rezuma de lo bueno lo mejor.
    Como me alegra que en su medida nuestras letras mezcladas con estos bellos poemas, le diga y le hagan sentir que es muy querida y que todos la acompañamos desde cada lugar que ocupamos en el universo.
    Adelante Hermosa M. del Carmen todos te queremos y compañamos.
    Un gran abrazo lleno de cariño para los dos, gracias Francisco por tu buen hacer.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ambar, algo de eso sucede y me siento satisfecho del resultado. Muchas gracias por participar de sus instantes de alegría.

      Besos.

      Eliminar
  6. Y resulta que a cada publicación, sigues sorprendiendo, más y más y más. No pares, poeta, que Dios te mantenga infinito.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También pones tú, Sara, tu dosis de buena voluntad, la cual te agradezco.

      Besos.

      Eliminar
  7. Francisco, después de leer tu poema me doy cuenta que, nuestra amiga y tu tenéis muchos puntos en común: La generosidad, la constancia, la inspiración, la dulzura y el talento para envolvernos a todos con el sentimiento...Mi enhorabuena por hacer eternos todos estos valores tan importantes.
    Mi abrazo y mi cariño para los dos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Jesús. Constancia es cierto, pero puede que la amistad eleve a categoría el resto de las cosas.

      Besos.

      Eliminar