19 abril 2012

NO SABÍA QUÉ DECIR...


En el yunque del diccionario, los ornatos y sinuosidades de las letras fraguan pensamientos.

Cuando se pierde la esperanza nos hacemos vecinos de la muerte.

En cada encrucijada una decisión que tomar; en cada decisión el riesgo de errar.

A veces no sé si vengo o si voy, si sueño o estoy cavilando.

El árbol sabe mucho del subsuelo, pero mira hacia arriba y calla.

La tristeza sabe a agua de pozo; la alegría a vino de esperanza.

Por cada militar de bronce que se solea de intemperie en la plaza, a lomos de su cabalgadura, cientos o miles de soldados anónimos en lugares desconocidos.

Es más fiel a mí la imagen que pienso que la que me devuelve el espejo, a la que no reconozco.

La poesía es tímida y habla lo sucinto; la prosa habla sin parar y hasta se enrolla como las persianas.

Se cree el corrupto un salvapatrias por el que debe recibir público reconocimiento; una vez reconocido, sigue justificando sus malas artes haciéndonos comulgar con ruedas de molino.

El naufrago, en la inmensidad del mar, recordó con afecto a su monitor de natación.

Las guerras lo ponen todo patas arriba: las ciudades y pueblos desolados y los cementerios de bote en bote.

Entre el ocaso y el alba me habita una nebulosa de la que apenas recuerdo como en sueños.

39 comentarios:

  1. Eso nos pasa a todos, hay días que no sabemos que decir, por eso he alargado las entradas, eso de escribir todos los días, como hacía en un principio se torna difícil, a no ser que quieras hablar siempre de lo mismo, de política.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una confesión en voz baja: el título lo puse después de haberlas escrito, pero como media hora antes no sabía sobre qué escribir, me dije... no sabía qué decir.

      Eliminar
  2. Geniales todas y me quedo con esta
    "El naufrago, en la inmensidad del mar, recordó con afecto a su monitor de natación"
    Me recuerda a que solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena:-)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te sugiero, Katy, que salpimentes el que más o el que menos te guste y lo adobe con tu maestría de chef.

      Eliminar
  3. Todos los corolarios estupendos.
    Me quedo con el náufrago.
    A continuación, tengo una cita con mi monitor...
    Buenísima entrada, Francisco.
    Ah, y con esa fragua de Vulcano .
    Yunques, yunques

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A imitación de Vulcano, así es mi fragua de palabras, pero sin humo, ni calor, ni golpes, ni chispas.

      Eliminar
  4. Genial. Hoy te has levantado en plan Gómez de la Serna con esas estupendas "greguerías" que nada tienen que envidiar a las de don Ramón.
    Yo me quedo con "el agua de pozo" (aunque prefiero el vino, claro está) y con el prosista que "se enrolla como las persianas".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cayetano, por parangonarme con el Maestro. Cuando vengas por Teodosio nos echaremos ese vinito.

      Eliminar
  5. Que buenos, muchos no lo conocías, pero me quedo, especialmente, con el náufrago que se acuerda mucho de su monitor de natación, jajaja. Es bueno comenzar el día con una sonrisa. Que tengas un gran día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No los conocías". Me ha sonado a piropo, aunque lo hayas hecho inconscientemente. Deduzco que te suenan bien dicho, como de peso o clásicos, pero ayer no existían, sino que los fui forjando hasta hacer un número suficiente.

      Eliminar
  6. Me han gustado todas , no sabría cual elegir , aunque la del naufrago me ha hecho sonreír al leerla y es que en las dificultades en cuando mejor memoria tenemos ...jaja

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece general que el naufrago le cae bien a todos; eso denota la generosidad de mis lectores, que hacen causa común con las desgracias ajenas.

      Eliminar
  7. Jooooo... Paco, eres la "leche"
    T.A.E.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tan poco me has dicho mucho, querido Tomás, hermano.

      Eliminar
  8. Pues para no saber que decir me gusta las perlas de que publicas, todas, sin exepción son una invitación a la reflexión.

    Como ves ya me encuentro mejor, con ganas de comentar las buenas entradas como a tuya.

    Un beso y un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya! ¿ves como todavía estoy un poco débil mental? se me olvidó decirte que la perla que me ha gustado mucho es la que dice.. A veces no sé si vengo o si voy, si sueño o estoy cavilando.

    Se ajusta a mi realidad a mi con razón o sin ella de mi última entrada.

    Otro beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría ajustarme a ti como un guante y fundirnos de nuevo en un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Sus pensamientos siempre vienen envueltos en un delicado halo poético que realza y da belleza a la profundidad que encierran. Es lo que tiene ser poeta y filósofo a la vez :)

    Feliz día, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Todos los pensamientos me parecen geniales. Me gustan todas las frases y no sabría elegir una.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te preparo un ramillete de ellos y me presento en la ciudad de los califas. Besos.

      Eliminar
  12. Todas son excelentes. ësta me llama la atención:En cada encrucijada una decisión que tomar; en cada decisión el riesgo de errar. La vida misma.
    Saludos desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Felipe, la vida misma, porque en el fondo son jirones de vida. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. ¡JODERRRRR!.... menos mal que no sabias que decir... pues si sabes no se yo lo que hubieras dicho... jeje.... magnificas reflexiones con una profundidad que ya nos gustaría a muchos hacerlas nuestras.... Saludos y no te cortes en deleitarnos mas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre ambos, algunas rarezas: la tuya la de ser perro verde; la mía, la de decir sin tener qué.

      Eliminar
  14. yo no tengo mucho que agregar, cada frase parece escrita formando un listado, sin embargo calan bien profundo, llegan

    besos, Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Profundo, Laura, como a mí me llegan tus comentarios.

      Eliminar
  15. La que no sabe que decir después de leerlo soy yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena no poder identificarte para decirte por tu nombre lo mucho que te agradezco el comentario.

      Eliminar
  16. Pues creo que sabes decir algo en cada momento, cada día, y casi al segundo. Nunca te faltan los temas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que sí, Carmen, que, con más o menos acierto, voy goteando algo cada día, lo que me resulta muy grato; ahora lo que espero es que tú estés siempre cercana a mí, que seas tú la que no me falte. Un beso.

      Eliminar
  17. El día que sepas algo que decir nos vas a dejar con la boca abierta Francisco. Me han encantado las frases, me quedo con todas y las guardo cada una en su bolsita. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser ordenado es una gracia, Pepe. Muchas gracias por tu bondad.

      Eliminar
  18. No sabría escoger una como la mejor, están todas muy atinadas
    Bsss

    ResponderEliminar
  19. "La poesía es tímida y habla lo sucinto; la prosa habla sin parar y hasta se enrolla como las persianas"

    Es que lo de enrollarse como las persianas me ha resultado tan... familiar! Jajajaja!

    Todos acertadísimos!

    Un besote!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú no te enrollas, Edurne, sino que tienes una conversación apaisada y muy animada. Besos.

      Eliminar
  20. Un mirar con alas de tristeza, buena percepción y muy real.
    Gracias Francisco, por compartir tan ciertos pensamientos dentro de lo que es la vida.

    ResponderEliminar
  21. Belleza absoluta, Francisco. Es injusto elegir una, pero es divertido decir cuál nos eligió a nosotros. Por eso me quedo con todas, y me quedó aleteando en el corazón "Por cada militar de bronce que se solea de intemperie en la plaza, a lomos de su cabalgadura, cientos o miles de soldados anónimos en lugares desconocidos".
    Un placer visitarte.

    ResponderEliminar