15 mayo 2016

ODA A LOS FRUTOS



De todos los frutos
que nacen
bajo la superficie de la tierra:
ajos, zanahorias,
patatas, puerros…

De todos los frutos
que granan
por encima de la tierra:
trigo, cebada, maíz,
tomates, pimientos, berenjenas…

De todos los frutos
que crecen
en las ramas de los árboles:
naranjas, mandarinas,
manzanas, aceitunas,
ciruelas, aguacates…

Nada tan asépticamente
presentado,
ni tan bien envuelto
como la castaña:
aguerrida capa de púas,
chaleco rutilante de cordobán
y camiseta interior amarga.

De todos los frutos
que nos da la Naturaleza,
ninguno tan jugoso
como la grosella de tus labios.

12 comentarios:

  1. La oda a los frutos no podía tener un final mejor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apreciación. Feliz domingo.

      Un beso.

      Eliminar
  2. De todos los frutos
    amo al que ha caído
    por el beso de un gusano.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que está maduro: ellos no se equivocan.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Los frutos están precisamente para eso: para disFRUTarlos.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tú disFRUTes de un feliz domingo y recolectores frutos de amor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¿Y que me dices del fruto humano?, posiblemente sea el peor de los frutos, salvo excepciones

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que hay de todo, Emilio. De todo hay en la viña del Señor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. De todos los frutos que existen, nunca mejor reivindicados que a través de tus versos, gran poeta.
    Un abrazo muy grande!!

    ResponderEliminar