24 mayo 2016

MIENTRAS SIGA

Fotografía de Antonio Reina


Mientras siga tarareando
y trabucando tu nombre
entre los alveolos y la glotis,
engominando mis cuerdas vocales
y la seca laringe
de agotadoras musicalidades;
mientras siga paladeando tu nombre
en la cavidad fonadora
─al tiempo que lo pronuncio─;
mientras las sílabas de tu nombre
sean como los sillares a soga
de la atalaya
donde me pongo a salvo…

Mientras dudas de mi amor,
mi duermevela
transido de vocalizarte,
sin que puedas oírme
ni compadecerte
de este mal,
de esta desnuda riqueza
que atesoro,
es todo el bien con el que cuento.

12 comentarios:

  1. La rosa pervive gracias a su nombre.
    Más o menos, que diría el amigo Eco.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que vive en uno pertenece al mundo real, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. mientras las sílabas de tu nombre
    sean como los sillares a soga
    de la atalaya
    donde me pongo a salvo…
    Mientras siga escribiendole versos impregnados de todo su sentir nosotros los lectores seguiremos disfrutando de bellos poemas como este.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu bello comentario.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  3. Sientes lo que dices y dices lo que siente y todo ello tiene como cimientos tan solo cuatro letras....AMOR.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ti soy creíble y ese es el mayor halago.

      Besos.

      Eliminar
  4. Le encuentro mucha interpretaciones, al amor, a la vida, a la tierra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor lo cubre y encubre todo. Todo lo bien hecho está subyugado al amor.

      Besos abrazados.

      Eliminar