10 julio 2014

PESCADOR EN EL OCASO



Cuando la tarde se empaña
y el sol incendia el ocaso,
los bañistas dejan paso
al pescador con su caña.

Es oficio de paciencia
más que lucrativo celo;
la tarde y su oscuro velo
y el pescador pone ciencia.

En el oportuno cebo 
—según cuentan los mayores—
el fruto de las labores
que se aprenden de mancebo.

Ya no queda ni un bañista,
llegaron los pescadores,
ya no quedan nadadores
y el sol señala la pista.

15 comentarios:

  1. Precios Francisco, me sitio en ese momento de espera que el personal se retire para entrar en la lucha con el pescado entre su vida y su muerte ...
    Preciosa foto amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No reconoces tu fotografía, José Antonio? La he usado para este juego de palabras. Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Preciosos como siempre tus versos . Yo suelo ver , cuando paseo por la Costanera a personas pescando . Siempre me llamaron la atención. Dicen los que conocen sobre el tema que la pesca es desestresante. Seguramente es así. Tú lo has pintado con mucha delicadeza. Adoré tu poema. APAPACHOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tarea muy paciente y tenaz en el río y en cualquier lugar, pero en la playa es curioso que los pescadores toman el relevo cuando se marchan los bañistas.
      Apapachos.

      Eliminar
  3. Hola Francisco, que bonito poema que nos dejas amigo, cuando he ido a la playa a esas horas en que los bañistas se van retirando y su espacio lo ocupan los pescadores, es una imagen preciosa, ver esa hilera de cañas clavadas en la arena y ellos los pescadores esperando su recompensa, bonita de verdad, como bonita es la imagen que acompaña el poema ese atardecer es precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Piruja. Tú siempre tan amable conmigo.
      Besos.

      Eliminar
  4. Querido amigo, leo tus poemas aunque no los comente todos. En parte porque al no ser analista no puedo valorarlos de ese punto. Solo me queda sentirlos y pensarlos y esto es muy subjetivo. porque igual te lleva por otros derroteros, como es el atardecer de la vida, la peca recogida a lo largo de una vida...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La valoración más importante, Katy, es si te ha emocionado o no. Dejemos los tecnicismos al margen, pues la lectura es para todos los públicos, como el cine, el teatro y las exposiciones; luego que los críticos digan lo que crean oportuno.
      Besos.

      Eliminar
  5. ...y la paciencia.
    No sé si sería buena pescadora.
    Mientras me lo pienso leo tus poemas.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena opción, Elena. Tú eres una gran lectora.
      Besos.

      Eliminar
  6. Para ser pescador hay que tener la paciencia de la que yo carezco.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, en cambio he disfrutado mucho las pocas veces que he salido en una barca a pescar, mar adentro, acompañado de especialistas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es un momento plácido y para mí romántico, el ver al pescador en la playa. Hermoso tu poema y también la foto. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es de una plasticidad enorme. Además, tanto para la contemplación como para la fotografía, la luz es ideal para plasmar el momento.
      Besos.

      Eliminar
  8. En un tiempo fui pescador pero como me aburría lo dejé. Me gusta tu poema rimado. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar