02 septiembre 2017

SE ASOMA EL OTOÑO



Como sabe Vivaldi que ha de dar
comienzo el tercer movimiento,
también sé yo que detrás de la puerta
casi se asoma el otoño
con sus ojeras ocres
y con sus verdes desvaídos de vida lánguida.

Fue ardiente el verano,
repetitivo en noticias y lamentos,           
con sus días extremos y sus noche
tan calmas como cortas.
Todo se nos hace eterno,
como eternas son las noches de insomnio
sin vocación de acabar nunca.

La playa en el mismo lugar
─para mí más lejana─
y el mismo ir y venir de personas en tránsito.
Ya se hace visible cómo acortaron los días
cómo ese sol extremo ha agostado
la vegetación y ha cuarteado
la piel reseca de la tierra
con sed que va dejando secuelas.

Todavía está frondoso el viñedo
en los días de vendimia,
pero de inmediato llorarán los pámpanos
la desolación
de haberse dejado arrebatar el futuro;
los paseros echaron el cierre
y el hervidero humano
se ha trasladado de nuevo a la ciudad.

Como sabe Vivaldi que ha de dar
comienzo el tercer movimiento,
también sé yo que detrás de la puerta
casi se asoma el otoño con su capa parda.

12 comentarios:

  1. '¿Tan sólo oigo yo esa melodía...que todo lo revela...'
    Liebestod

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchos quienes oyen y guardan silencio, Merche.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Pues así es, Paco, solo que tú lo dices muy bien . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chelo. ¡Qué deleite ser leído por poetas!

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Anoche regresé de la playa y hoy con las compras en el supermercado y vaciar el contenido de las maletas, hasta ahora no he podido descansar; atrás se quedó el mar pero no el calor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pasa cuando en nuestras manos está decidir el regreso, pero no el cambio de estación.

      Besos.

      Eliminar
  4. Aunque no me gusta nada, con Vivaldi se sobrelleva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sufras antes de que llegue, espera la transición y dirigirlo con música, te será más llevadero.

      Besos.

      Eliminar
  5. Ya casi, Paco querido. Qué rápido se va el verano siempre. Cuando más aclimatados estamos, oh, oh... que se ha acabado la función, jaja.
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, todo aquello que nos place se nos figura fugaz.

      Mil besos.

      Eliminar
  6. Quizás el otoño no sea tan negativo, creo que tendremos más tiempo para pensar con calma en los días pasados de verano y evaluar lo acontecido .Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la naturaleza todo encaja como un perfecto engranaje: gracias al otoño se da la renovación de la primavera, y gracias a ésta los frutos del verano...

      Besos.

      Eliminar