17 septiembre 2017

EL COLOR DE TUS OJOS





Ese cauce azulverdoso del medio día,
como desteñido de la clorofila que lo circunda,
ese manso caudal, arteria de la geográfica;
plomizo al atardecer
y áurica lámina al caer la noche:
travestismo líquido del Guadalquivir
a su paso por Híspalis.

El color miel de tu mirada
con toques de fruición exquisita
cuando me apruebas
y el tanino ácido que de ella se desprende
cuando me censuras y castigas.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Del vislumbre al hechizo, tan sólo un paso.

      Besos.

      Eliminar
  2. Nada tan revelador -y tan inquietante, a veces- como una mirada.
    Ya andamos de vuelta.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres tan visual, Cayetano, que cuando falta tu mirada todo parece a oscuras. Feliz regreso.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Una mirada puede iluminar toda una vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. La camaleónica es la percepción, Tracy, según el efecto que causa en quien mira.

      Besos.

      Eliminar
  5. Tu mirada, inspiración y genio, logran que Sevilla nos cautive.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, querida Sara, por lo bien que miras hacia mí.

      Besos anisados.

      Eliminar