25 septiembre 2017

BLANCO Y NEGRO




Mientras me dirijo a orillas que no conozco.
WALT WHITMAN



A Carmen Hernández Rey, Juan Ramón Galán y Rogelio Martínez Arévalo



Mientras transito hacia el inevitable futuro,
hacia las orillas nunca holladas,
ante mis ojos, fotografías en blanco y negro
de un pasado que se ofusca
en perseverar en lo oscuro,
en lo terco e irracional de una mirada bizca
que mira con parcialidad endémica,
sin tener en cuenta, sin respetar la opinión del otro.

Blanco y negro. Tierra de Joselito y Belmonte,
de fachas y rojos, de nacionales y republicanos,
de anticlericalismo y de fe mariana,
de pan y toros que se transforma al paso de los días
en pan y fútbol, eterno circo romano,
que se enrosca mutando a futuro.

España en blanco y negro,
incapaz de tragarse el humo del cigarrillo ajeno,
dedo que señala con epítetos
que quieren ser descalificadores.

Me duele tu fractura social, no mi herida,
sino el desgarro en el cuerpo social de Cataluña,
de toda España,
que mañana podría ser una escalada
de aquellos que esperan agazapados la prueba,
en un tiempo en el que el mundo gira
la rueda de la unidad de naciones,
aunque se mantienen las fronteras para las personas.
Un paso atrás, una vuelta cainita,
una renovación de las dos Españas que creí superadas.

20 comentarios:

  1. Nada, que no aprendemos de los errores pasados.
    Vamos hacia el abismo. Si no ponemos todos de nuestra parte, todos seremos culpables.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la desgracia y parece ser que nuestro sino. Mientras, se tapan las vergüenzas de los dirigentes y se solapan responsabilidades de las andaduras ocultas que quizá sean merecedoras de cárcel...

      Un abrazo, Cayetano.

      Eliminar
  2. Nunca he creído en esa renovación, bueno, puede que lo creyera durante un par de años, no hay voluntad de superar nuestro cainismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy uno de los desengañados, Emilio, no creí que llegáramos a esto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cuanta razón tienes! Creo que la incertidumbre que despierta el qué pasará tiene agazapadas las reacciones del resto de los que quieren fragmentar su país. Sí, su país. Porque lo quieran o no y por mucho que pataleen todos los territorios son hoy españoles. Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente será así. En todo caso, pienso que en este momento son ellos quienes peor lo están pasando. Gracias, Belén.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Ojóle las conciencias planetarias y universales!🌐

    Algo en blanco y negro: 'El mundo se derrumba, y nosotros nos enamoramos' 🎬❤


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bailemos y susuremos palabras de amor, en tanto que el Titanic hace aguas, Merche.

      Besos.

      Eliminar
  5. No sólo se abre una fractura en el territorio español sino entre los mismos catalanes...no se donde nos va a llevar la clase política.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera y más grave es la que ya existe entre ellos y que se extenderá. Y los políticos bailando al son de sus intereses.

      Besos.

      Eliminar
  6. Despedíamos a la benemérita como si fuesen a salvar vidas... nos creemos que esto es un juego y nadie sabe dónde acabará... pero cierto es que seremos los mismos de siempre amigo, siempre seremos las mismas madres, hermanas, novias, amigas, compañeras y esposas las que perderemos y nos detendremos delante de una estatua maldita que nos pide más fe, o como dice este vomitivo papa... Que México está condenado por su pasado y el demonio lo está condenado con estos terremotos, quizás sea también lo que nos esté pasando a España si se le pregunta al individuo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que el pueblo catalán lo está pasando muy mal: unos envalentonados y otros arrinconados y zaheridos sin poder manifestar lo que piensa. Tengamos en cuenta los conocidos casos de Jordi Évole y Joan Manuel Serrat. Mi repulsa no va a nadie en concreto, ni siquiera a los catalanes que quieren independizarse, a pesar de que creo que es una incongruencia con los tiempos de hoy, mi dolor es por el duro enfrentamiento al que hemos vuelto, porque el que no piensa como yo es directamente mi enemigo. Este no es el mundo que quiero ni mucho menos el soñado. Todos alardean de demócratas olvidando que eso significa aceptar al otro.

      Eliminar
  7. Pues no , no estaba superada, sólo dormida, esperando cualquier momento para ponerse enfrentadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adormecida, Tracy, ni siquiera anestesiada. Confiemos en un momento de cordura y una vuelta atrás de todo este desaguisado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Francisco. Con lo sencillo que es hacer las acosas legales y votar en la urnas para ver que quiere el pueblo Catalán. Pero siempre hay que hacer las cosas porque sí, sin tener encuenta a quienes levantan. Ojalá se quede en imposiciones y rabietas y la sangre no llegue al mar.
    Abrazosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una reflexión, Isa. Decía Miguel de Unamuno que el nacionalismo se cura viajando. Qué curioso el ejemplo de Joan Manuel Serrat, tan nacionalista que no quiso ir a Eurovisión si no cantaba en catalán y al cabo de los años está mal visto por los separatistas. Tampoco podemos dar un paso atrás y que se prohíba la libertad de expresión y manifestación, como también es locura que algo más de la mitad de un pueblo pueda cambiar el estado de cosas para el resto de la población sin una mayoría cualificada. En fin, hace falta mucho trabajo político y menos intervención policial y judicial.

      Un abrazo y otro para Antonio.

      Eliminar
  9. Siempre dándonos de coces entre nosotros. No aprendemos del pasado y no queremos tener una amplia visión del futuro. Nos quedamos en lo pequeño, en las luchas por el poder, en las pequeñas identidades, sin mirar al horizonte y al panorama internacional.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin percatarnos del populismo que tantas cosas oscuras esconde dejándonos arrastrar. Sin dudas, estamos bien equivocados. Muchas gracias, Carmen.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. La patria es una sola y echando todos para el mismo lado las cosas serán mejores, pero a veces la politiquería puede más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debiera ser, Rafael, pero las ambiciones nos malean y todo se distorsiona.

      Un abrazo.

      Eliminar