03 enero 2013

NARRACIÓN



Me he propuesto escribir un relato y, en la narración, no he conseguido otra cosa que una relación que no llega a ser cuento; entonces, y antes de fracasar, me propuse hacer una exposición donde cada descripción hiciera referencia a la historia que trazaba en mi mente. Dudé entre crónica y odisea, entre periplo, epopeya y viaje; pero en mi pensamiento había una amalgama como un acta que podría ser cronicón con todos sus detalles; no una versión, un cuadro o una reseña. La tradición me llevaría por los vericuetos de la leyenda y el pormenor al contexto; por el contrario, la extensión acabaría en novela, tal vez de memorias o de aventuras. La anécdota puede que por la senda de la conseja derivara en fábula que al ser leída podría sonar a trova, a chascarrillo o a chisme. Antes de plasmar la primera palabra, antes de que mis dedos pulsara el teclado para escribir una jácara, había llegado al apólogo con el simple manejo del diccionario de sinónimos, y sigo sin saber qué decisión tomar.

26 comentarios:

  1. Esa duda te ha puesto en la alternativa creando un problema al ponerte en la disyuntiva de salvar este dilema. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tod ha sido un mero juego de palabras, Felipe.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. jeje espero que tus dudas se despejen pronto querido amigo.
    Pasaba de vuelta a la actvidad a desearte un Feliz Año nuevo y que tus deseos e ilusiones no se vean truncadas en ningun momento.
    Cuidate y nos vemos.jejeje
    un abrazo de oso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad, tales dudas no existen sino en función del juego para hacer un texto pensando en hacerlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Escribir siempre es difícil, un trabajo arduo,donde el método es fundamental, formas distintas de acometer lo que un@ se propone.
    Un relato es como todo y ¿cómo hacerlo?
    Demasiado riguroso podría parecer un informe, de hacerlo bien, también puede ser que vaya tomando maneras distintas llegando a la mente lectora diferente a como se pensó, caviló o meditó...
    Ja,ja,ja
    Un buenísimo ejercicio este para recurrir a los sinónimos,tantos que hay.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir viene a ser como cocinar: a veces buscamos ciertos ingredientes para hacer tal o cual plato; otras abro la despensa y el frigorífico y tomo un poco de cada cosa para hacer lo que sale. Por esta segunda vía hemos circulado hoy, Marinel.
      Besos

      Eliminar
  4. Qué magnífica lección de palabrería, Francisco, todo palabrería ralacionado con la palabra, lo cual no es fácil, pero el resultado, primoroso. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Me quedo con el adjetivo primoroso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Lo mejor: vuelta a empezar. Tomemos ejemplo del año que cada uno de enero es Año Nuevo. Nuevo y joven aunque sea tan viejo. Un abrazo, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Angel, vuelta a empezar. Una pena que con la vida no podamos volver a empezar,
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues monsieur, yo creo que no le hace falta tomar esa decisión, puesto que veo que la obra está concluida!

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dice, y salvando las distancias, me ha hecho recordar el famoso soneto de Lope de Vega, "un soneto me mandan...", donde explica cómo hacer el soneto al tiempo que queda hecho.
      Bisous

      Eliminar
  7. Excelente manifestación de un deseo registrado, para esbozarnos con destreza las hazañas de una vida e ilustrar a tus lectores, con los acontecimientos de aquello que te singularizó diferenciándote dentro de tu dominio, y que se mezcló con la esencia de lo que hoy contemplamos cuando miramos tu linaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No comento exageraciones, querida Mascab, así que me limito a darte las gracias.
      Besos

      Eliminar
  8. Francisco, como se nota que eres un hombre de letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Emilio, firmé algunas pero ya las tengo todas pagadas.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Aunque te he comentado en facebook se que te gusta tenernos aquí.

    Fabuloso, extraordinario el manejo que tienes de las palabras.
    Te admiro y te envidio. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco comento; pero si supieras lo mucho que me gusta la chica del sombrerito...
      Besos

      Eliminar
  10. Lo importante no es el resultado sin el que te lo pasaras bien durante el trayecto. Y creo que lo has conseguido manejando tanto vocabulario y mostrándonos tu erudición a los que casi como yo no llegamos al apólogo porque apenas hacemos la "O" con un canuto:-) Gracias maestro
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he pasado bien en el camino, Katy, pero no me considero erudito, sino que tengo la suerte de que mis lectores lo entienden todo y se satisfacen con poco.
      Besos

      Eliminar
  11. Bueno, al final sólo se trata de escribir un TEXTO bello. Eso, un TEXTO.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tienes, Elena! En el fondo, de lo que se trata de de poner un montón de palabras unas detrás de otras.
      Besos

      Eliminar
  12. Con tantas modalidades narrativas no me extrña que no te hayas decidido. Ahora bien, tengo claro que con cualquiera te lucirías y serías un maestro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exagerando te has salido de Béjar, Carmen.
      Un beso

      Eliminar
  13. Te comenté en el facebook pero no aqui en tu blog. Magnífico escrito Paco, ¡que dominio de la palabra que tienes! y que envidia.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy no comento halagos, Nerim,así que te devuelvo tu comentario envuelto en un beso.

      Eliminar