02 enero 2013

LA SALIDA


El primer día del calendario tiene características que se repiten año a año como si nada le afectara a la estructura de este primer día del año. En verdad comienzo más tarde que el resto de los días, con bostezos de insatisfacción y algún que otro retortijón estomacal por las imprudencias cometidas con la cena de la noche anterior, y sobre todo con las copas. Con frecuencia, el sueño se ve interrumpido por la búsqueda de un poco de bicarbonato que venga a apagar ese fuego interno que no nos permite descansar ni satisfacer la necesidad de unas horas más de sueño. Nos saltamos el desayuno, pero no así un café que venga a poner en orden ese caos que nos inunda y anega la voluntad.


En la mesa del salón, la bandeja con restos de turrón pringosos y peladillas que parecen chupadas, además de los polvorones menos selectos. Tanto en la radio como en la tele, un collage de noticias con pretensión de comprimido informativo, un compendio de todo lo malo del año: las contradicciones de nuestros dirigentes, las promesas incumplidas y las amenazas que se llevaron a cabo, las estadísticas de diversos formatos, las desgracias naturales, y un largo etcétera al que pone fin la retransmisión, desde Viena, del  Neujahrskonzert. Cumplido el programa, propina incluida, los primeros compases del Danubio azul, interrupción para felicitar el año nuevo y finalizar con la Marcha Radetzky, con la participación del público de la sala. Siguen las molestias del aparato digestivo y me sugieren una cerveza para distraer los jugos gástricos. Echo en falta los saltos de sky a los que nos habían acostumbrado, lo que viene a demostrar que nada es eterno.

 

Fotografía de Rafa Santander

Eterno se me antoja este año que comenzamos, esta salida de la estación de este tren con destino incierto que ojalá nos lleve a buen término. Se nos anuncian nuevos recortes, mayores sacrificios y se nos pregona -sotto voce- que en el último trimestre empezaremos a crear empleo; en tanto sucede, se teme que alcancemos los seis millones de parados; entra el retraso de la edad de jubilación y mayor número de años de cotización para poder cobrar la pensión. Pero ¿cómo van a cotizar aquellos que a los 25 años no han logrado el primer empleo? Más del 50% de los jóvenes están en paro…  No me salen las cuentas. Es posible que sean los vahos etílicos que todavía me mortifican, así que tendré que volver sobre el tema. Recibo e imparto numerosas felicitaciones, pero no tengo conciencia de hacia dónde nos lleva esta salida.

39 comentarios:

  1. Hala, a pagar los excesos que estómagos ya mayorcitos no toleran. Si seremos tontos, si seremos absurdos, sabemos que nos hace daño pero le damos gusto al gusto.
    Un abrazo y buena digestión de peladillas que parecen chupadas y turrón pringoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pido perdón a todos mis lectores por la pequeña mentirilla de esos falsos problemas estomacales, inventados para hacer verosímil lo que suele ser más frecuente en este día. El planteamiento pretendido es el que refleja esa imagen de la vía del tren con un destino incierto. Gracias, Aurora.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Una difícil situación me impide mantener una mínima regularidad en la red; No ha sido un fin de año tradicionalmente bullanguero, pero sí he podido escuchar a Strauss en la tele. Hay que ver como la música serena el ánimo. Ojala la situación general también mejore y no nos lleve a la desesperación.
    Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que los austriacos lo hacen ex profeso; nosotros nos conformamos con verlo por televisión.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No nos queda mas remedio que enfrentar este año con ánimo para que podamos resistirlo y no perder la esperanza de que al menos en el segundo semestre las cosas empiecen a mejorar.
    ¡Ánimo a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen, pero lo cierto es que en lo inmediato vamos a peor. Que nos nos desesperemos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Paco. Pues ahora toca cuidar esos estomagos.
    Feliz año nuevo 2013
    No hay que preocuparse que pronto todo estará bien y todos trabajaremos y todos seremos muy felices. Esos son mis deseos.
    Saludos y besos para ti y tu esposa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que tus deseos y mi esperanza se cumplan.
      Besos

      Eliminar
  5. Francisco, feliz año y mucha suerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antorelo, igualmente te deseo.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Espero que tu estómago ya haya recuperado su salud original y que el optimismo que siempre te acompaña no te llegue nunca a abandonar.
    Muchos momentos de felicidad para ti y tu familía en el año que acaba de comenzar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he dicho que lo del estómago no era cierto: no cené mucho, nada pesado, un poco de vino blanco con el pescado... todo bien. gracias por tus deseos, que son míos para ti.
      Besos

      Eliminar
  7. Hola, ya veo que también te has relajado viendo el concierto en la tele, ha estado estupendo y en verdad relaja un motón, viene bien después de la "jartera" de comer que nos solemos dar en noche Vieja, que, como dices, nos deja el estomago hechos unos zorros.
    Como yo ya te empiezas a preocupar de como irá el año, del paro, de los recortes y de todas las cosas que están pasando por la mente de nuestros gobernantes, esperemos que se olviden de nosotros y nos dejen en paz.
    Veo por tu comentario que estás de acuerdo con mi entrada, que al nuevo año hay que mimarlo para que no nos maltraten más nuestros gobernantes.
    Te deseo toda clase de felicidad en el año que comienza.
    Un beso, hasta pronto querido amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me preocupa especialmente por mis hijos, uno ya va teniendo cada vez menos necesidades. Gracias, Demófila.
      Besos

      Eliminar
  8. Hola Paco!
    Yo siempre comienzo más tarde, recogiendo un poquillo mientras el personal duerme y se va desperezando. Y luego ... concierto de año nuevo enterito. Música y baile para empezar el año ¿se puede pedir algo mejor???
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un comienzo perfecto; ahora nos han quitado los saltos de sky, a los que nos habían acostumbrado, pero por fortuna sigue la exquisita música y esos bellos y elegantes salones...
      Besos

      Eliminar
  9. Usted nos pinta el tren, pero me parece a mí que el camino vamos a tener que hacerlo a pie. Ya ni para el pasaje nos queda.

    Feliz año!

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena observación, Madame, pero si vuelve a mirar verá que lo que muestro es la vía sin tren ni locomotora. Tendremos que hacerlo a pie, con vos auguráis.
      Bisous

      Eliminar
  10. Definitivamente nos lleva hacia donde tenemos que ir...ni mas ni menos...hacia el futuro llevando a cuestas todo el pasado..pero sonreír hace la diferencia, por eso, te regalo un saco lleno de ellas....365 sonrisas nuevas...felicidades amigo Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan festivo regalo, señora Garabata. Sin un poco de humor no es posible tragarse los duros sorbos de la vida.
      Besos

      Eliminar
  11. Comenzar el año con el concierto creo que es una forma de tomar aire y apostar porque la vieja Europa va a salir adelante en esta crisis igual que sobrevivió a dos guerras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos dos antecedentes europeos nos llenan ciertamente de esperanza, pero la salida de ambas crisis resultaron ciertamente duras. Ojalá que no lleguemos a tanto.
      Abrazos

      Eliminar
  12. Francisco, yo tampoco se a donde vamos o mejor dicho, a donde nos llevan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Emilio, y nos llevan sin locomotora.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Bueno, me acosté a eso de la 1 de la madrugada y dormí estupendamente sin envidiar a los que cantaban por las calles... yo ya salí en su momento!!!!! Me levanté como una rosa y me puse a hacer lo cotidiano. El concierto de navidad lo suelo ver por youtube una vez pasadas las fiestas. Me gustaría que todos supiéramos cuál es el camino correcto para no equivocarnos. Un beso muy fuerte desde Jaca, primo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buena técnica eso de bajarlo de Youtube, prima, qué idea! Lo más importante no es no equivocarnos, sino saber corregir el rumbo. Dicen que todos los sacrificios son para bien, pero de momento lo que vemos no gusta a casi nadie.
      Besos

      Eliminar
  14. ESTE CAMIÓN ──────▄▌▐▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▌
    ───▄▄██▌█ ░VA CARGADO DE MUCHO,---- ░▐
    ▄▄▄▌▐██▌█ ░░░AMOR!░░░____ ........****▐
    ███████▌█▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▌PAZ Y PROSPERIDAD*♥ feliz año 2013 , besinos
    ▀(@)▀▀▀▀▀▀▀(@)(@)▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀(@)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero bueno, cómo has conseguido que este camión tan grandote y con tanta carga, pase por el puerto de Pajares!
      Todos mis buenos deseos.
      Besinos

      Eliminar
  15. Pero ¿cómo van a cotizar aquellos que a los 25 años no han logrado el primer empleo? Esta misma pregunta me la hacia yo, y también me di la respuesta. Siempre pagamos el pato los mismos. Pero en fin este será un gran año. Para eso tenemos 365 días, para arreglarlo todo. Y si no en en Diciembre lo comprobaremos:-) Cuidado con las rescas. Aún queda una comida.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es poco lo que podemos hacer, Katy, y por encima de todo, pensar, reflexionar, opinar y protestar por lo que no nos gusta. Hay esperanzas: estamos todavía en la salida.
      Besos

      Eliminar
  16. Una mala manipulación ha hecho que esta entrada, a pesar de la fecha correcta, saliera en el día de ayer, lo que ha solapado al poema publicado el día 1 de enero y son pocos quienes lo han leído. Lo digo por si alguien quiere curiosear y leerlo.
    Gracias, queridos lectores.

    ResponderEliminar
  17. Me parece que esta salida la vamos hacer a toda máquina, esperemos no descarrilar en los cambios de aguja que prometen ser muchos y bruscos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confiemos, José, en llegar medianamente bien al comienzo del año siguiente; las perspectivas no son buenas, pero ¿quién sabe?
      Un abrazo

      Eliminar
  18. TIENE QUE HABER ESPERANZAS QUERIDO FRANCISCO, ES LO ULTIMO QUE SE PIERDE. CUIDADO CON EL DÍA DESPUES DE AÑO NUEVO JIJII, ESTAMOS A MEDIO CAMINO.

    UN BESITO QUERIDO AMIGO.
    LO MEJOR PARA TI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices muy bien, Luján. No podemos perder la esperanza, pues de lo contrario ya estaríamos derrotados.
      Besos

      Eliminar
  19. Mejor dejar de lado los recortes, las rpimas de riesgo y demás compañeros de viaje cotidiano y relajarse oyendo el concierto de Navidad. Esperemos que el año 2013 finalice con mejores perspectivas que el año ya fenecido.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo es posible dejar estas cosas a un lado si no tenemos afectación directa, pero son pocas las familias en las que no hay víctimas de esta circunstancia económica. En todo caso, un poco de esperanza para que lleguemos, como dices, en buenas condiciones al 2014.
      Besos

      Eliminar
  20. Es así de todas todas,Francisco.
    Yo no suelo dormir mal, no bebo tanto porque no sirvo más que para dos o tres copas como mucho, aunque sí me paso como todo el mundo con la comida y sin embargo, soy automática para dormir.
    Peeeero, también me levanto con retortijones por culpa de este presente torturador, de verme de repente con un año más a la espalda en un horizonte oscuro...
    A pesar de los pesares,que son tantos, hay otro ronroneo en mí,algo incansable que nace cada año:
    La ilusión,tal vez ilusa,pero que puebla instantes vitales para seguir.
    Menudo rollo acabo de soltarte,¿eh?
    Deben ser palabras resacosas aún :)
    Besos.

    Oyeeee,por cierto, qué guapo con barba!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he sido dormilón nunca, ni de niño, pero me quedo dormido nada más acostarme; luego me suelo despertar con facilidad cuando aún queda bastante para amanecer, aunque lo llevo bien, descanso lo suficiente y no tomo fármaco para dormir más. No temas se ilusa, lo peor es no soñar, no tener ilusiones.
      Tus palabras nunca son resacosas o vienen envueltas con un halo maravilloso de musicalidad.
      Besos

      Eliminar