27 febrero 2018

EN BUSCA DE LA VIDA



Y la sangre de inocentes entre sus manos…
MARIANA VERA MARTÍNEZ


En la Era de las Comunicaciones,
las fronteras naturales
y las zancadillas de los insaciables
que sólo multiplican para sí
y restan y dividen para el resto,
confina a la hambruna
a la terquedad de su sed sempiterna.

Allá donde el agua está a seis horas
y el mijo es un milagro escaso
que no llega para todos,
las madres calman el llanto de sus pequeños
poniendo una piedra caliente en sus panzas,
mientras les adormecen con cuentos
buscando el consuelo de una digestión falsa.

Tres años y medio
─me confesó entre Somalia y la patera─
un peregrinar ciego, un éxodo
hacia la tierra de promisión
donde descubrirán que no mana leche ni miel,
después de la reválida del mar.

Y a las dificultades naturales,
serpentinas de acero y el recelo
de quienes no queremos perder
este vivir en la abundancia.

Y la sangre de inocentes entre sus manos…

Entre las aguas del Mediterráneo
y en la conciencia de quienes volvemos la mirada
y reivindicamos nuestro confort,
un cementerio marino con un epitafio común:
En busca de la vida.

8 comentarios:

  1. Y Europa tiene muy mala memoria.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Europa ha esquilmado a estos países y ahora les vuelve la espalda, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tu poemas sociales y migratorios me tocan la fibra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es precisamente mi intención, Emilio, clamar por los que no tienen voz.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Alcemos la voz por los que no pueden porque se la arrebataron .
    Alcemos la voz por las madres y padres con la sangre de inocentes en sus manos .
    Gritemos con la fuerza de rabia contenida.
    Gritemos por esos que ya no gritarán !paz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso y solidario comentario, Mariana. Ha sido para mí un honor que me hayas regalado tu libro, gozarlo y tomar un verso tuyo para dar pie a este poema.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Y esta semana en Syria murieron alrededor de 250 personas, entre los cuales había 60 niños. Fue un bombardeo hecho por Rusia, USA y sus aliados. Se suponía que había una tregua, pero no se cumplió. Tus poemas me hacen llorar, Francisco. Y cuando veo fotos de niños con extrema malnutrición en Yemen, me siento impotente. Parece que la ayuda no llega, los alimentos son robados en el camino. Felicitaciones, impactantes versos. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tremendas las cifras y ni nos damos cuenta que no contamos fardos, sino personas de nuestra misma dignidad. Lamento hacerte llorar, pero eso dice mucho de ti, de tus sentimientos humanos y de cómo no sólo piensas en ti.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar