30 julio 2015

BORRADOR DE POÉTICA



Me calo la boina del verso
porque es más entallada
que la camisola o levita de la prosa
y así sugiero ahorrando palabras,
oraciones, párrafos y capítulos.

Jugar a poeta te permite
verbos sin predicado
y un sujeto singularísimo
casi nunca elíptico y siempre
cercano como lo es el tuteo. Tú,
a ti te digo; tú que no me conoces
llegarás a saber de mí por mis versos
─si acaso intimas con ellos─
lo que digo, lo que callo y lo que omito;
sabrás más que quien
se cruza conmigo en la escalera
y no sabe que, a veces, respiro
por heridas propias y ajenas.

No me someto a corsé,
ni bailo rigodón,  ─pasó la moda─
ni me atraen las grandilocuencias,
los tisús o los drapeados.
A mi edad, cada día es una fiesta
que visto con lo que encuentro,
y aunque desde Homero todo es mímesis
me afano en ser y estar en  forma
novedosa en cada verso.

No hago discursos estructurados,
sólo el caos de un pegote de barro:
sin exordio, ni exposición, ni argumentación,
ni síntesis conclusiva; un emplasto
del que van surtiendo perfiles y aristas
como destellos ensartados en un collar
intencionadamente poliédrico y polisémico.

18 comentarios:

  1. Vos no jugás a poeta Francisco; la poesía te obedece y es maleable para que hagas con ella lo que quieras. . . ¡y qué bien te sale! ¡Te abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Adriana, por tus dulces palabras.
      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Yo más bien considero que vivimos tiempos extremos, donde hay una disociación cada vez más alejada los unos de los otros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sólo el caos de un pegote de barro? pues de ahí, salen maravillosas boinas y bien detalladas.
    Dices te gusta sentirte arropado?, y quien no, de ese modo nuestros espacios siguen vivos y activos..
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa metáfora creo que se ajusta muy bien a la imagen del total de las palabras en el diccionario, del que hay que ir seleccionando para llevar al poema donde lo pretendemos y dejarnos llevar por el.
      Un abrazo de color ambar.

      Eliminar
  4. La vida en verso y se ahorran palabras inútiles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema va más al núcleo y la prosa extiende sus flecos hacia lo insustancial y anodino.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Francisco ! Escribir poesía es, para mí . más complicado . A tí, se te da fácil. Eres un poeta nato. A mí me gusta más la prosa pero me atrevo al poema libre que no exige corsé . Hermoso lo que dices en tu poema.Creo ver que el mar te inspira con una gran asiduidad.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este poema es una declaración de principios, pero no soy yo quien dice que se me da fácil, pues ni imaginas lo que tacho y corrijo. En verdad, casi siempre que leo un poema mío, de tiempo atrás, hay algo que corregiría.

      El mar es sin dudas una fuente de inspiración, pero lo que me sucede en estos días es que estar de vacaciones me deja mucho tiempo libre y puedo escribir cada día.

      Apapachos.

      Eliminar
  6. Tú naciste poeta y haces parecer tan sencillo, uno de los menesteres más complicados, que es introducir hasta lo profundo del corazón, alma o conciencia de tus lectores -según te propongas- toda la luz posible, que transforma dulce y sutilmente, porque emanan también de esos tres sitios, con sabiduría y gran elevación... De verdad!!
    Un abrazo de mil estrellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enmudeces, Sara, después de lo que has dicho sólo quiero darte las gracias y no añadir nada.
      Besos.

      Eliminar
  7. Tocayo, como éste todos los que quieras, es muy intimista. Me gusta. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bravo!
    Así pienso yo también!
    Felices versos!
    Muxutxuak
    ;)

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar