30 diciembre 2012

FUE EN GRANADA


A mi virtual amigo, Emilio Manuel

Fue en Granada. Cuando uno ha estado alguna vez en Granada, se marcha con el deseo de volver y termina programando ese soñado retorno antes o después. Habíamos hecho reserva por Internet para visitar la Alhambra. Si uno va a Granada y no visita la Alhambra y no se ha dejado cantar con el soniquete del agua de las acequias del Generalife, uno tiene la sensación de haber estado en cualquier lugar, pero no en Granada. Cuando íbamos en el tren pensé que tendría que haber avisado a Emilio Manuel, pero ahora era demasiado tarde y tan solo nos conocemos más que de leer los blogs respectivos y los comentarios del otro en los blogs amigos. Por otra parte, él es más visceral que yo y no sé hasta qué punto…

Granada es el Darro y el Genil, es Sierra Nevada y la Vega, es Albaicín y sus cármenes, son los suspiros de luna verde de Federico, la melancolía de Ganivet y la imaginación enredada a los arabescos del estuco de Irving; y es tapeo, un excelente tapeo. Nos tomamos un respiro disfrutando un café frente a la Fuente del Triunfo. Caía la tarde y pensamos en tomar un taxi que nos subiera al Sacromonte cuando me encontré con una cara que asociaba a un avatar; nos miramos preguntándonos en silencio y el tiempo pareció detenerse. “¿Eres Paco?” —terminó preguntándome—; lo soy, ¿Emilio?

Oleo sobre lienzo: Bote, botella y granada, de Francisco Espada

A partir de ese momento dejé de interesarme por la ciudad y hablamos sin parar mientras deambulábamos. Tomamos más tapas, paseamos por distintos ámbitos de la ciudad pero, desde que nos encontramos, todo pasó a ser un mero decorado al que no prestábamos atención. Insistió una y otra vez hasta que nos llevó a su casa. No recuerdo detalles, tan sólo que, como en la casa de todos los abuelos, hay fotografías de la chiquillería por todos lados luciendo sonrisas. Me dijo sus nombres, pero no puedo recordarlos. Cuando quisimos regresarnos al hotel sacó una botella de Cardhu que guardaba para una ocasión muy especial, de la que tuve la sensación de estar bebiendo durante los doce años de su envejecimiento. Enfrentamos opiniones, discutimos, él trataba de llevar siempre el agua a su molino y yo no me dejaba embaucar por su palabrería: el whisky es un freno para el discurso, pero al tiempo un inhibidor para expresarse libremente. A vaya usted a saber a qué hora, reconoció que no estaba en condiciones de sacar su coche del garaje y llevarnos al hotel. Nos pidió un taxi y salió a despedirnos. Cuando cerré la puerta del taxi, sentí como si el golpe me lo hubieran dado en la cabeza. El resto es nebulosa.

51 comentarios:

  1. Esos son los encuentros que valen la pena y se hacen inolvidables.

    Feliz año.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando el encuentro no es posible, ¿por qué no inventarlo?
      Un abrazo

      Eliminar
  2. La visita a Granada es una de las mejores cosas que se pueden hacer en cualquier época. Me apunto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan es así, que hasta pasé allí mes y medio de mili, donde la disfruté en mayor profundidad que en las ocasiones que fui de turista.
      Besos

      Eliminar
  3. Hay sitios para soñarlos siempre, para visitar y no olvidarlos, y uno de ellos es Granada .las sensaciones han sido siempre impactantes.

    Me parece increíble que te hayas encontrado con Emilio, así, de casualidad ¿No será un relato inventado por el deseo de que fuese cierto?

    Es curioso como son los encuentros entre asiduos y fieles blogueros, con reciprocas visitas, lecturas y comentarios. ¡Se fraguan unas amistades envidiables! Opino que nos conocemos mejor entre blogueros, frecuentando la lectura de los propios blogs, que entre personas que conocemos o nos relacionamos en nuestro entorno pero que "no nos dicen nada".

    De ser cierto el encuentro me alegra muchísimo. Y si es el relato de un deseo creo que refleja muy bien vuestras dos personalidades.

    Un fuerte abrazo y feliz 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Chela. Esto ha sido un ensueño, un viaje que no se ha producido, pero en el que me recreo a capricho cada vez que me apetece. Otro día me pasearé frente a las balconadas de A Coruña y haré por encontrarte.
      Besos

      Eliminar
  4. Quizá peque de ingenuo pero me he creído tu encuentro con Manuel. Al comienzo del relato pensé que ibas a desaprovechar la ocasión de conocerlo y me extrañaba. Describes bien a Manuel, a mi entender, y yo también discrepo en numerosas ocasiones de sus planteamientos, no obstante, si tengo la oportunidad de volver a Granada, intentaré por todos los medios entrevistarme con él. Desde nuestras distintas formas de ver las cosas, le considero una excelente persona, cabal y sincera; para mí eso es lo principal y el resto accesorio. Feliz Año Nuevo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felipe di que sí. Que no me entere que vienes tu a mi ciudad y no te dignas llamarme.

      Gracias por los piropos.

      Un abrazo y buena entrada de un año que nos espera no ser tan bueno.

      Eliminar
    2. Si decides ir a Granada, Felipe, me avisas y nos encontramos allí los tres. ¡Sería fantástico! Ya sabes el resto. No os he querido tomar el pelo a mis lectores, sino disfrutar con aquello que todavía no ha sido posible.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. En cualquier lugar te puedes encontrar con un bloguero. Jejeje.
    Y qué buenos recuerdos me trae Granada... ¿Sabes que fue en esa ciudad donde aprobé mis oposiciones? El amigo Boabdil me dio buena suerte. La tarde anterior al primer examen estuve paseando por la ciudad, por La Alhambra (como bien dices, es necesario con antelación solicitar día y hora de la visita), por sus calles y barrios, el Albaicín, el mirador de San Nicolás, con el palacio nazarí al fondo recortándose en la sierra...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve en numerosas ocasiones y tiene un embrujo que enamora, pero ahora hace más de 20 años que no la visito.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. El mundo es un pañuelo. Y nunca dejará de asombrarme lo fisonomista que es la gente. Vaya usted a saber con cuántos avatares me habré cruzado sin darme cuenta! Creo que soy un poquillo despistada para esas cosas. A lo mejor, como mucho, yo hubiera pensado: "ese señor se da un aire a monsieur Paco".

    Felices fiestas!

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aire, Madame, es el de mi cara dura. Vos acostumbráis a escribir de la inamovible historia; yo me permito otras licencias que dan estos resultados, tal vez extraños.
      Bisous

      Eliminar
  7. Paco y a mi que me da que es una invencion tuya como otras tantas.
    Ya no sacarás de dudas.
    Buen relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres algo así como un sabueso o me conoces mucho más de lo imaginable. ¡Bruja, más que bruja! Todo mi cariño.
      Besos

      Eliminar
    2. Ja,ja, ja, ...
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Estos encuentros son los que dan calidad humana, leo con asiduidad a
    Emilio Manuel y según parece es un anfitrión de lo más humano que
    puedas encontrar.
    Un abrazo y Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya has descubierto, todo ha sido fruto de la imaginación, pero así es como lo imagino a él, un discutidor empedernido, pero muy buena gente. Gracias, Paco.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. ¡Ah Granada! me encanta, qué ciudad...
    Ideal ese encuentro ¿fruto de tu imaginación?

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra bruja que también me conoce! Ya no hay dudas, no hubo tal encuentro, pero ha sido bonito, ¿verdad?
      ¿Qué te parece si otro día me paseo por Córdoba?
      Besos

      Eliminar
  10. Una ciudad mágica y un encuentro perfecto....!!!!! no se puede pedir más. Besos cariñosos primo, desde Jaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prima muy querida. Estos días de frío te recuerdo con especial cariño y me fijo en el mapa cuando el hombre del tiempo señala la latitud donde ahora habitas. ¿Te quedarás fría al saber que el viaje es inventado?
      Besos

      Eliminar
  11. Recuerdos vivencias plasmadas en un cuadro. Granada es maravillosa y sus gentes un primor. Estuve varias veces y seguro que volveré y si no mira la frase de de tu tocayo:
    "Dale limosna, mujer, Que no hay en la vida nada Como la pena de ser, Ciego en Granada" Francisco de Icaza

    Te dejo un cálido abrazo. Feliz salida y mejor entrada en el 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este relato, fruto de la imaginación, se debe muy especialmente a mi enamoramiento por esa encantadora ciudad.
      Besos

      Eliminar
  12. Ya sabes lo de "Todo es posible en Granada" y su magia hizo efecto.
    Me alegro de vuestro encuentro.

    Besos de fin y principio de año.


    Y del resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me alegro de que me haya salido verosímil y que todos hayáis pensado que el viaje fue real. Eso también es mágico.
      Besos

      Eliminar
  13. como siempre que te leo describiendo cada sitio de España me dan unas ganas terribles de conocerlos, ya me haré de esos días, no sé si esta vez, pero me lo he prometido y voy a cumplir. Y te avisaré, claro

    este nuevo look te siente muy pero muy bien, te dejo mi beso y mi deseo de felicidad para vos y los tuyos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión, Laura, la descripción era fácil porque estaba en la memoria. Si vienes a España, no dudes en avisarme: tendrás anfitrión en Sevilla y desde aquí pasearemos de palabra y obra.
      Me alegro que apruebes mi nueva estampa.
      Besos

      Eliminar
  14. Bella España, me encantaría conocerla... Muchos argentinos se fueron para allá cuando todo estaba mal, ahora no sé como estarán.
    Hermosa descripción querido Francisco.

    Feliz año para ti!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay mucha gente de "ida y vuelta". Un primo lejano de mi mujer, nieto de españoles, nació en Argentina y vino a España en aquel tiempo infausto de Las Malvinas: se casó con una española y tiene dos hijos, ya mayores; su hermano se regresó de nuevo a Loma Negra.
      Si vienes por España,la pasearemos de la mano.
      Besos

      Eliminar
  15. Para cuándo la primera exposición ? Avísame con tiempo que tengo que hacer la reserva de los billetes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me hagas reir, que se me corre el rimel!
      Besos

      Eliminar
  16. Sí, realmente Granada es una ciudad hermosa y acogedora.
    Muchas gracias por su amable comentario.
    Le deseo una muy feliz entrada de año. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hable de usted que me vengo arriba y me creo algo importante. Fuera de bromas, Granada es como un sueño donde convergen varios ambientes muy bien conjuntados: es historia y es presente.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Para cuándo la primera exposición ? Avísame con tiempo que tengo que hacer la reserva de los billetes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insistes tú, Chelo, o es la máquinita esta que le ha gustado tu pregunta. ¡Véase la respuesta dos más arriba!
      Besos

      Eliminar
    2. Paco es la maquinita que me ha jugado una mala pasada, puedes borrar este segundo.

      Eliminar
  18. El relato está tan bien escrito que poco importa si es real o imginario. Me gusta el bodegón que has pintado, veo que vas avanzando con el oleo.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así se dice, Nerim! Lo que importa es el paseo que se han dado mis lectores y las ganas que le entraron a casi todos de ir a Granada. Dice mi profesora que "progreso adecuadamente", pero sé que no voy a llegar lejos; eso sí, me divierto.
      Un beso muy grande y un abrazo a comapartir con Luismi.

      Eliminar
  19. Magnifico relato de un encuentro deseado en una ciudad tan bella como es Granada, que bien uno puede terminar ebrio de sensaciones vividas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, Rafaela, un encuentro deseado; no se ha cumplido, pero sí lo he soñado y lo he hecho vivir a todos.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Real o fictício, el encuentro con alguien a quien se conoce a través de este espacio, siempre es agradable y enriquecedor.

    Tu cuadro... vaya vaya, cómo va progresando el arte en vos, caballero!

    Y FELIZ AÑO NUEVO!
    URTE BERRI ON para ti y todos los tuyos!

    Un beso enorme!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien dicho, Edurne! ¡Qué importa que sea real o ficticio, lo importante es el ejercicio de escribir y la lectura!
      Urte Berri On y muchos achuchones. Un saludo cariñoso a tu aita.
      Besos

      Eliminar
  21. Amigo Paco, es verdad, parece que la has liado, y te está muy bien empleado.

    De entrada te agradezco enormemente la dedicatoria y después permítete que me "cabree" por el hecho de no haberme llamado para acompañarte en aquellos lugares donde se toman las mejores tapas de Granada o mostrarte alguno de estos pueblos cercanos a la ciudad que se come de "put* madr*", no digo de hacer de cicerone ya que seguro conoces la ciudad mejor que yo.

    Entiendo que soy un Granaino de pura sepa, esto quiere decir que tengo un buen punto de "malafolla" pero de ahí no paso, hasta ahora no me he comido a nadie, ni que recuerde me he partido la cara con nadie, ¡¡ah!! recuerdo una vez en la mili, terminé acojonado pensando que me arrestaban, eso fue hace unos 40 años, después nada.

    No te permito que en otra visita que realices a la ciudad no me llames y no nos podamos tomar unas cervezas o unos vinos, en cuanto a las bebidas espirituosas o de algo grado de alcohol no soy muy amigo, si hay que tomarlas se toman pero no soy especialmente aficionado a no ser que haya una buena charla de por medio.

    Amigo Paco, en la próxima ocasión que vengas por aquí quiero verte para tomarnos algo o simplemente charlar un rato seguro que hasta lo pasamos bien.

    Un abrazo y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por fin me respondes y puedo contestar a todos! Tú sueles ser de los primeros en entrar cada mañana, pero ayer no sé dónde anduviste que no pasaste en todo el día.
      Te explico, Emilio, y de paso a todos mis lectores y amigos: hace bastantes años que no estuve en Granada, pero hay imágenes que son imperecederas. Te prometo que el día que vaya te lo anunciaré con tiempo y nos tomaremos esas cervezas o esos vinos de los que sí soy amigo y no de otros alcoholes de mayor grado.
      Pensé que ibas a desmentir todo lo que he contado y desvelar a los lectores que en verdad no estuve de viaje, pero parece que tú también has creído que estuve en tu ciudad. Ahora me explico:
      Mi profesora de pintura no nos deja pintar otra cosa que del natural. Saca algunos objetos mientras montamos los bártulos y asigna según le parece. Me hace ilusión los pinitos que voy consiguiendo y tenía deseos de mostrarlos. Hice la fotografía al cuadro y el título me lo da el contenido: "Bote, botella y granada". Nada original, lo sé. No quería presentar el cuadro desnudo y pensé en revestirlo. ¿Qué digo de un bote con restos de suciedad de no sé qué contenido? ¿Qué decir de una botella de whisky a la que le resta un cuarto? ¡La granada! Me voy a granada, me olvido del bote, me encuentro con Emilio y nos bebemos el Cardhu; luego era todo muy fácil: echar mano de los recuerdos y plasmar una situación que me gustaría que un día se cumpliera.
      Gracias, Emilio, por tu recibimiento, pues si no se produjo, bien puedo afirmar que lo hubieras deseado, y gracias a cada una de las personas que han comentado: las que creyeron que se trataba de un viaje real, y aquellas que sospecharon que era pura ficción. A todos, y en especial a Emilio Manuel, un fuerte abrazo y feliz y creativo 2013.

      Eliminar
    2. Pues yo, a pesar de mis dudas, tenía la intuición de que podía ser verdad. Veo que la intuición es cosa de mujeres. Un abrazo a los dos.

      Eliminar
    3. A eso se llama verosimilitud: a algo que no siendo cierto tiene apariencia de verdadero. Mi riesgo es que cuando cuente la verdad, como al pastor mentiroso, nadie me crea.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Amigo Paco, hombre de imaginación desbordante, vaya por delante la reprimenda que he he dado por si acaso, en un viaje real, no se te ocurre llamarme.

    Estoy de vacaciones blogeras por eso no había visto tu entrada. Ahora que veo que pintas, ya he podido ver algún cuadro con tu firma, que escribes poesía, narrativa, vamos, ya solo queda decirte que eres un hombre del Renacimiento, no me digas que no es un buen piropo. Personalmente es un periodo en el que me hubiera gustado vivirlo en Florencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas es un grandísimo piropo. Sé que no lo merezco, pero es halagador a los oídos.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  23. ¿Sabes por qué no he comentado tratándose de Granada? Pues porque me imaginé que no era verdad, que tú no ibas a viajar estando tu hijo contigo solo unos días y he esperado a que lo desvelaras.

    Gracias a todos por los piropos a mi ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Premio! Así es, no es momento de viajar, sino de gozar del viajero!
      Un abrazo

      Eliminar