13 noviembre 2012

PERSONAS CONCRETAS



Los políticos hablan de lo coyuntural
y otras palabras abstractas que nadie entiende;
los medios de estadísticas,
los jueces de edictos,
los sindicatos de la clase trabajadora;
pero yo hablo de nombres y apellidos,
de carencias concretas,
de la luz que debiera alumbrarnos a todos
y que a unos deslumbra
mientras que a muchos deja en la rotunda oscuridad;
ni siquiera hablo de la escasez,
hablo de la miseria, de las carencias del cuerpo:
la comida, el vestido, el calzado…
y también las del alma.
¿Alguien se ha planteado que también
los desahuciados necesitan un abrazo,
una mano tendida y cálida, un achuchón?
Yo hablo de personas concretas,
de situaciones límite, del desamparo
de una criatura que de chupar y morder
ha roído el chupete, necesita otro
y sus padres no pueden comprárselo
del llanto y el desconsuelo de ese niño.
Los políticos hablan con palabras abstractas,
los medios de estadísticas,
los jueces de edictos,
los sindicatos de la clase trabajadora;
pero yo hablo de personas concretas.

22 comentarios:

  1. Como vos y yo, ¿Hay algo más importante?
    Que las personas concretas, digo.
    Saludos, Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo opino, Alicia, por eso me gusta hablar de los que no cuentan, de los últimos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. A veces las malas noticias se convierten en frías estadísticas, sin darnos cuenta que detrás de cada caso hay personas de carne y hueso que sufren lo indecible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices, Cayetano, a veces; pues yo diría que casi siempre se pierden los problemas de las personas concretas en la masa amorfa de los acontecimientos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Al fin y al cabo esas personas concretas son las importantes.

    Buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas personas concretas son los sumandos de la sociedad, los que verdaderamente cuentan.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. El cariño y el apoyo moral también son muy importantes!!!! No es el todo pero sí esencial para el empuje del alma!!! Las personas, con una sonrisa, puede que veamos las cosas de otro color. El positivismo es el primer paso para empezar a lidiar con los problemas. Besos cariñosos primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cuestión de entrar en detalles, pero tengo experiencias en ese sentido y ves la cara de emoción de las personas, de esas que creen no contar para nadie y la simple escucha atenta les satisface.
      Besos, prima.

      Eliminar
  5. Como tú y como yo, Francisco...personas que no aparecemos en sesiones de parlamentos, ni congresos, ni en las listas de los actores de intervención de la ONU, ni de las UNICEF, o cualquiera que se ocupe de los derechos humanos...pero desde aquí lanzamos ideas, y también protestas por la manera como es llevada la dirección de nuestro planeta...cuando será el día que de verdad tomen las riendas de que la educación de ahora no sirve de nada si desde pequeños no se les inculca un valor global..que se tome conciencia de la importancia del medio por el medio mismo y no para obtener beneficios de ella..Si no pensamos en nosotros como uno solo,,,sin diferencias de regiones, de credos o de razas, jamas podremos ayudarnos...y estaremos siempre solos, porque Dios quizás solo nos mire como ese puntito azul que ya no tiene remedio y se ocupara de otros que si lo tengan....ayy ya...me extendi mucho..lo siento..besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo pudiera enmendarle la plana a Dios, le diría que le retire al hombre la libertad, esa que con tanta frecuencia usa para satisfacer su ego y olvidarse del otro. ¿Qué estamos haciendo con el mandato divino?: "Amaos los unos a los otros, como yo os he amado".
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Palabras que son necesarias y enriquecen el léxico, pero que no entienden de emociones. Para los sentimientos, para las personas, hay palabras más cálidas.

    Te quiero, amigo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que tome café en tu callejón, no será superior al de hoy cuando me has dicho lo que deseaba oír. Tú sabes que también te quiero, que te admiro y respeto muchísimo. A muchos nos cuesta pronunciar estar palabras, cuando en el fondo es lo más gratificante y lo más apetecido. Gracias, Elena.
      Besos

      Eliminar
  7. Es increíble el abismo que se ha abierto entre los que detentan el poder y la gente verdadera.
    Eres muy prolífico, Francisco, te felicito.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Humberto. Me interesa más decir cosas importantes que ser prolífico, me interesa por encima de todo el ser humano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Estoy contigo Francisco,nos dan estadísticas para acallar su conciencia si es que la tienen, no poniéndoles caras a los que sufren parece que no existen. Los números son fríos,las caras no.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Muchas de esas personas solo necesitan una palabra, algo de aliento, una sonrisa, una caricia a veces; llevas razón: son personas, tienen nombre y apellidos, les duele la cabeza y el alma... Basta ya de abstracciones, informes y números. Gracias, Francisco, por acordarte de todos ellos que no salen en los titulares. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Lo abstracto únicamente toma forma concreta cuando precipita en los hechos o en las personas.

    Buen texto para que cada uno coloquemos los nombres y apellidos de todas esas borrascas con que intentan salvar sus discursos.

    Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
  11. Hola Paco, es cierto, los politicos y banqueros hablan de difras, de estadisticas,... Pero nunca se acercan ni hablan de las personas concretas con nombres y apellidos.
    Muy buena tu reflexión.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  12. Sí, la información que recibimos por la prensa, la radio o la televisión es tan impersonal, que a veces no reparamos en que todo es una desagradable realidad hasta que vemos un brazo extendido hacia nosotros enseñándonos la palma de su mano abierta y vacía, esperando lo material, pero también un gesto amable. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Las personas no somos cifras, las personas tenemos sentimientos humanos, y necesitamos abrazos cuando más vulnerables nos encontramos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Y..lo peor es que no se divisa mejoría a la vista.
    Un saludo Francisco.

    ResponderEliminar
  15. Hola de nuevo. Quería decirte que me llevo este poema tuyo para publicarlo el próximo viernes de autor.

    Te avisaré en qué fecha será. Y si no quieres que lo haga, me lo dices, que Chelo tiene mi email...

    Besitos

    ResponderEliminar