01 noviembre 2012

LAS RENDIJAS DE LA MEMORIA



El agua me evoca a Marbella
y Marbella a un ascua de sol
en este otoño gris y melancólico,
con su cielo limpio y azul
y su playa dorada e infinita,
palangana lasa de la mar-bella;
salobre, azulverdoso y salobre,
con su nácar, su espuma
y su trémulo vaivén cantarín
de ritmo acompasado y suaves movimientos;
allá, a lo lejos, casi figurines,
barcos pequeñísimos
como siluetas del horizonte
que pisan las estelas ajenas en silencio
y pronuncian las propias;
sobre la ardiente arena, cuerpos al sol
que se desnudan de denuedos y albedríos,
niños que juegan, madres que ofrecen frutas o jugos
y bostezos que deletrean
las páginas de un libro…
El agua me evoca a Marbella
esta tarde otoñal, monótona y gris,
pero cae la lluvia con insistencia
sobre los cristales de mi encierro
y sólo el pensamiento
me ha quedado en libertad
y se escurre por las rendijas de la memoria.

21 comentarios:

  1. El mar, la brillante arena, las tardes de sol.
    A mi también se me han quedado años en el tintero y en baúl de los recuerdos. No me gusta ni el frío, ni la lluvia, ni el encierro.
    Me quedo con tu frase del "pensamiento en libertad"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdadera libertad vive encarcelada en nuestra mente. Hasta el recluso condenado puede hacer uso de esa libertad imposible de robar. Si no te gusta el momento que vives en cualquier instante, usa de tu libertad.
      Besos

      Eliminar
  2. Ha sido como pasear a tu lado en la Mar-Bella
    bonito poema y según parece muy sentido
    Buen puente y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. No me alimento de piropos, pero son tan agradables y perfumados...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Buena descripción...es como vivirlo. Me ha gustado leerlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué sucede Francisco?
    Se extraña el Francisco en libertad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No, muy al contrario! Es precisamente la libertad la que me permite sentirme en cada momento donde me apetece, con independencia del lugar donde me encuentre.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Paco. Bello poema de añoranza por estar de nuevo en Marbella.
    El otoño es lo que tiene que se está en libertad con el pensamiento, pues el cuerpo ha de estar encerrado en casa por la luvia y el frío. Pero pronto amainará y de nuevo tu pensamiento y persona quedarán en libertad.
    Bello tu poema.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te respondo, Isa, hace un día luminoso, pero se trata de una tregua del tiempo hasta mañana, así que tal vez tenga que evadirme de nuevo.
      Besos

      Eliminar
  6. La memoria nos trae recuerdos cuyos instantes a veces nos dan paz y otras nos escuecen.

    Hoy tu memoria te elevó, regalándote instantes de de belleza que se pegaron a tu pupila y embrujó tu mente.

    Disfruta del día, recuerda y siente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, cuando deja uno que los recuerdos vuelen nunca sabemos qué o con quienes se encontrarán, pero también podemos dirigirlos allá donde más nos interesen, aunque no es siempre fácil conseguirlo.
      Besos

      Eliminar
  7. Cuando los días otñales llegan y las nives del invierno nos cubren hasta el tobillo, también pienso en las jornadas dulces del verano, esas en las que la brisa marina inunda las pituitarias y el sol de poniente luce débil a las 10 de las noche.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya sé que no tengo la exclusiva, Carmen, y haces muy bien tomando el atajo que más te interese en cada momento. Cambiar la percepción de la nieve por los tobillos por las olas rompiendo en tus pies desnudos... Menudo cambio.
      Besos

      Eliminar


  8. Palabras e ideas que brotan del techado como un susurro, siendo tan dulces que se asemejan a un beso...

    El que te emvío en este instante, para felicitarte e fin de semana y seguir cultivando en armonía la semilla de la cordialidad, que se alimenta del rocío de las estrellas…

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María del Carmen. Me alegra que estés de nuevo en plena actividad.
      Besos

      Eliminar
  9. Hay que retener bien en la memoria algo así, para que cuando vengan los días grises cerrar los ojos y disfrutar del sol de un lugar tan bonito como entrañable. Me ha encantado Francisco. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. QUE BELLO FINAL LE HAS DADO A ESTE POEMA, ESE OTOÑO QUE LLENA DE MELANCOLÍA LUGARES TAN MAGICOS COMO MARBELLA.
    PRECIOSO QUERIDO FRANCISCO.

    PD
    EN ARGENTINA NO SE FESTEJA HALLOVEEN, ES MÁS BIEN UN DIA DE RECOGIMIENTO, LA GENTE VISITA LOS CEMENTERIOS POR EL DIA DE LOS SANTOS.
    UN BESITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que te acuerdas de nuestra bonita ciudad, dices que el agua te recuerda a Marbella, llueve, hoy ha llovido aquí, esta mañana, luego ha hecho un día esplendoroso, seguro que a Marbella le ha gustado tu poesía, ella te recuerda a ti, la poesía te ha salido del corazón porque solo del corazón sale una poesía así.
      Dices que no es fácil que los demás se quieran meter en la vida de uno, pero como dices solo hay que desecharlos y vivir tu vida como te plazca.
      Un abrazo para los dos.

      Eliminar
  11. y sólo el pensamiento
    me ha quedado en libertad
    y se escurre por las rendijas de la memoria.

    El poema es precioso. Me quedo con este verso.
    Un beso

    ResponderEliminar