28 noviembre 2012

PALABRAS ALADAS



Antes de aprender a escribir
aprendí  cómo arrancar
páginas del cuaderno
y seguir ciertas normas de plegado:
hacía caligrafías irregulares
y números que podrían tener
la consideración de abstractos,
confundía  g y j, b y v,
pero la pajarita de papel
parecía volar al mundo
onírico e imposible;
ahora he olvidado
cómo lograr aquellos pliegues mágicos
y trato de escribir
palabras aladas.

27 comentarios:

  1. Gracias siempre por tus palabras aladas.
    Yo hacía mágicos barquitos de papel...

    Buen día y un abrazo Francisco
    merche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque has llegado con la veladura del anonimato, finalmente descubierto, Merche, cuentas con mi agradecimiento, pues es en el compartir donde está la dicha y la motivación de estas palabras aladas.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Mi favorito eran los avioncitos de papel. Con el tiempo uno deja de volar papeles para impulsar palabras al aire.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi tiempo resultaba peligroso volar esos avioncitos dentro de clase; entonces los maestros tenían las manos largas y los padres encima les alentaban a ello. ¡Cómo han cambiado los tiempos!
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hay cosas que nunca se olvidan por más que pase el tiempo, esos pliegues mágicos perduran inalterables y las palabras aladas son todo un regalo.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halagos y música son para mí tus palabras. Muchas gracias, Raelynn.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Despiertas mis recuerdos, esa pajarita me recuerda a mi padre, él me enseñó a hacerla, también recuerdo esas confusiones con las letras que sonaban igual y se escribía distinto, para los canarios doble problema, la C , la S y la Z me dieron muchos quebraderos de cabeza, cuantas veces tuve que escribir AZUCAR repetido 50 o 100 veces como castigo....
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas de la misma generación hemos vivido problemas similares. Aunque ahora vivo en Sevilla, soy malagueño y por tanto de origen ceceante, así que nuestras vivencias escolares han sido similares en la distancia.
      Besos

      Eliminar
  5. Palabras aladas son siempre las de la Poesía... no lo dudes. Yo aprendí a hacer más cosas que pajaritas y barquitos, pero también lo olvidé. Qué lástima... Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada época tiene su encanto, Aurora, ahora nos dedicamos a otros quehaceres.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Practica y conseguirás de nuevo hacer magistralmente esas pajaritas. Tan igual de bien, como lo haces con tus palabras aladas.

    Ojalá y estas palabras aladas sirvan para que todo ese amor que sientes por tus semejantes, les llegue al corazón con tan solo mirarte a los ojos y tomar tus manos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero hablar de lo muy personal, Mascab, pero como prometió el Maestro, recibo el ciento por uno. Hoy me siento dichoso porque tenemos muchas cosas para repartir y esta tarde veré muchas sonrisas.
      Besos

      Eliminar
  7. Las cosas que se aprenden cocienzudamente no se olvidan nunca.
    Cuando nos volvamos ver te enseñaré a hacer esas pajaritas que mueven las alas y que hacen la delicia de los niños cuando las ven.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chelo. Tú en cambio no necesitas que te enseñe las palabras aladas.
      Besos

      Eliminar
  8. Me ha gustado mucho eso de arrancar páginas. Pero ya sabes lo que no se practica se olvida y solo en nuestra menra¡te vuelan en forma de recuerdos las pajaritas de papel.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puntual a la cita, Katy; siempre atenta, siempre cariñosa y receptiva a cuanto digo. Gracias por tu presencia. ¡Hagamos volar nuestros recuerdos, nuestras palabras!

      Eliminar
  9. En cada edad tenemos unos intereses y es natural que que si algunas cosas que dejamos atrás en la niñez, al dejar de practicarlas, caigan en el olvido. No obstante esto tiene fácil solución. Siempre se puede buscar en internet y encontrar la explicación.

    Un beso.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. El tiempo pasa barriendo muchos de los recuerdos.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Las dos cosas son mágicas.
    Nunca pude hacer la pajarita, trato de escribir palabras alada, no sé si lo logro pero lo intento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno se especializa en aquello que le resulta más asequible; tus palabras son mágicas.
      Besos

      Eliminar
  12. Y lo consigues , doy fe que tus palabras son siempre sabias.

    Un beso, querido Francisco.

    ResponderEliminar
  13. ¡Pero qué cosa tan linda de poema a algo tan entrañable como es la pajarita de papel! ¡Qué recuerdos! Yo también he olvidado cómo se hacía. El tiempo no perdona....en fin...hay que mirar las cosas por el lado bueno y valorar lo que el tiempo nos ha traído. Mi cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisca, por esa dulce manera de mirar mi escrito.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Hermosas y fuertes palabras aladas que llegan a lo más profundo de las personas y las encandilan para seguir leyendo y eso es tu magia a parte de tu buen hacer.

    Un abrazo fuerte y un beso, gracias.

    ResponderEliminar