31 octubre 2017

LISBOA




En Lisboa hay una mirada
que remonta el Tajo
desde la Torre de Belén
y otra que navega sobre las olas
atlánticas soñando caminos
y levando el pendón
con el jolgorio de una bienvenida.
Entorno los ojos, y un ámbito de saudade
se regodea en sí mismo
y deja en el aire ecos de fados
de la noche anterior.
De algún modo, al no ser navegable,
da la sensación de mayor proximidad
hacia Sao Paulo que hacia Toledo.
De repente, me saca de mí mismo
el sonido férreo del tranvía
con su caminar renqueante
y esforzado al subir las cuestas;
la melancolía se hace niebla invisible
que cala hasta el tuétano
y allí se instala como coda sonora
que evoca paisajes y situaciones.
Al otro lado del puente, un abrazo
de piedra en la cota más alta.
Lisboa, mixtura de sentires.

18 comentarios:

  1. Bonita ciudad, hermoso país, magnífica gente y delicioso bacalao.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, Emilio, es una ciudad bellísima.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Y después del paseo, un buen "bacalhau dourado" .
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generosamente regado con vinho verde, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Preciosa descripción de la bellísima ciudad y las emociones que provoca. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan, por dejar aquí tu opinión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No la conozco, es una asignatura pendiente, pero todo el que la ve se enamora, por algo será.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno tener asignaturas pendiente e ir aprobándolas, mantener la ilusión en seguir conociendo cada día algo más. Puedo asegurarte, Julia, que Lisboa es una ciudad con encanto.

      Besos.

      Eliminar
  5. Qué recuerdos me asaltan cuando leo tus versos. Porque a Lisboa fuimos en nuestro viaje de novios, allá por enero de 2015.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extrañan tus recuerdos, Carmen, pues donde media el amor todo se magnifica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Que bonita ciudad, la cual he visitado en dos ocasiones.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido el recuerdo de su belleza la que me llevó a este poema y, al parecer, coincido contigo y con otros en el concepto que tenemos sobre ella.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me encantaria conocerla es un ciudad mujer
    parece bella y abierta.
    quizás algun dia
    la conoceré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una visita asequible y muy satisfactoria, así que a hacer un pequeño ahorro y ¡adelante!

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Algo de su belleza he conocido a través de tu poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tus palabras, amigo Rafael.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Fuiste acentuando con tu varita mágica cada uno de sus puntos preponderantes, hasta dejar a Lusboa más arriba de lo extraordinario y tú fusionado.
    Besos.
    *He gozado mucho al escuchar tu risa en tu respuesta al comentario del reloj. Gracias por esa alegría compartida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sara, por esa visión tuya que tanto me favorece. Es una suerte contar contigo entre mis amigos.

      Besos anisados.

      Eliminar