05 junio 2012

PRESAGIO


Los agobios económicos le apuraban y no acababa de centrarse en lo que veía en el televisor. Insatisfecho, se puso a hacer zapping como un poseso hasta que se detuvo extasiado ante una de esas magas que predicen el futuro: “la conjunción de los astros en el campo de Acuario, señalan la brillantez de la fortuna de los nacidos bajo este signo; está de suerte, nacido bajo el signo de Acuario, un hecho extraordinario le va a cambiar la vida…” No necesitó oír mucho más. Debía seis meses de comunidad y el aviso de corte del fluido eléctrico estaba marcado para la semana próxima. Apagó el televisor y salió a la calle en busca de la anunciada fortuna, decidido a jugar sus cinco euros restantes al Euromillón.


Cuando regresaba, oyó a lo lejos los aullidos gritones de varias emergencias y se apartó para dejar paso a los bomberos, dos ambulancias y tres coches fúnebres. Un vecino suyo había dejado escapar el gas y todo había saltado por los aires. Sus pocas pertenencias se habían incinerado y ni siquiera la policía le permitió acceder a los escombros tratando de rescatar algo útil. En la trifulca del momento, perdió el boleto y no llegó a saber nunca si el presagio de fortuna que le adjudicaba la maga de turno llegaría a cumplirse.

27 comentarios:

  1. Buenas noches Paco!!!! Muchas veces nos dejamos llevar por las corazonadas y en ocasiones acertamos y en otras no. Al protagonista le tocó la lotería al escapar de la explosión y salvó su bien más preciado que es la vida. Besos cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo en las echadoras de cartas, en los horóscopos... En esta ocasión ha acertado la maga plenamente, pero no en el sentido que él había imaginado.
      Besos, prima.

      Eliminar
  2. Hola Francisco, si que le cambio la vida a este personaje. Me gusto mucho este relato y me deja pensando mucho. Cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu despedida acostumbrada me suena a mimo. Igualmente te deseo todos los cuidos para ti.

      Eliminar
  3. Pocas veces los adivinadores de turno y oficio habrán acertado con tanta precisión la suerte de un individuo. Es un placer reencontrarme con tus relatos.
    Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer rencontrarnos, Felipe, de verdad que sí.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. En momentos de crisis es cuando el juego aumenta de forma alarmante.
    En el caso de tu relato, el prota, por jugar, gano la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustan los juegos. Parece increíble que no recordemos que sólo se reparte en premios una pequeña cantidad de lo metido. A la larga siempre gana la banca y siempre pierde el jugador. Me da pena esa gente que se juega incluso lo que no tiene echando una y otra vez monedas en el tragaperras del bar.

      Eliminar
  5. La suerte viene en diferentes empaques...igual que la felicidad..verdad?..Gracias por tus palabras..se que me entiendes..es tan difícil superar ese vacío...lo intento, pero aún es pronto..lo se...bss...gracias por estar ahi..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor es que muchas veces no la reconocemos. Seda y humo; sutil, muy sutil.
      Besos

      Eliminar
  6. Cuánta desesperanza hay en su relato. Pero incluso hubo otro que tuvo peor suerte que él. Debía de ser también Acuario. A su protagonista, al menos, le quedaba la vida, y con ella la posibilidad de un nuevo comienzo.

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay desesperanza, Madame, sino más bien lo contrario: el protagonista salió a buscar la fortuna y la encontró, aunque de forma diferente.

      Eliminar
  7. Jo Francisco, le podías haber dado un hilo de aliento al pobre hombre ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te parece poco aliento la vida? Las penurias de hoy no son nada comparadas con la pérdida de la vida. Gracias, Elena, por se una lectora tan asidua y atenta.
      Besos

      Eliminar
  8. Demasiado desaliento y pesimismo, pero fiel retrato de los momentos que vivimos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A uno no se les ocurren las ideas por azar, sino contaminado por lo que pasa a nuestro alrededor. Como le respondía a otros comentarios, no creo que haya desaliento, sino otra forma de ver la fortuna.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hay presagios que salvan vidas y no existe mayor premio que poder contarlo.Eso demuestra que la riqueza puede ser volátil , viene y va , pero la vida es única y solo se vive una vez.
    Un saludo cordial Francisco.

    ResponderEliminar
  10. De este individuo se puede decir aquello de "tenía más mala suerte que "El Pupa" que se cayó p'atrás y se partió la cuca. Un abrazo, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero le vino la suerte de cara, Ángel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ya le había tocado la lotería. Escapó por poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Es lo que tiene creerse los horóscopos. Un buen día se equivocan y en vez de avisarte que se te quema la casa, te dicen que pruebes suerte,que estás en brecha. Y ya lo creo que tuvo suerte al estar fuera el ratito necesario.

    ¡Buen presagio Francisco!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Nadie muere la vispera, eso lo sé seguro, quizá sea lo único que sepa.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¿Porqué cuando nos hablan de suerte pensamos en el dinero?, está claro que cada uno tiene sus propias prioridades, sin embargo, creo que la suerte es poder respirar cada día. A pesar de pensar así, yo también juego algunas veces a la lotería...quién sabe, igual un día tengo "suerte" :-)
    Un relato con moraleja y un placer leerlo esta tarde.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. De todas maneras la maga, aunque no creo en esas cosas, sin quererlo le salvó la vida. Esa sí en una verdadera lotería.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hombre, yo pienso que si que tuvo mucha suerte, si no llega a salir no estaría vivo, es que la fortuna tiene muchas maneras de manifestarse. Veo que unos cuantos hemos coincidido.
    Bsss

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno el cuento. Ufffffffff, mira Paco, al menos salvó la vida. Realmente tuvo mucha suerte al salir de su casa.
    Qué pena que perdiera el boleto, por lo menos podría haber restaurado su casa. :-)
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar