18 junio 2012

ESPERÁNDOTE



No lo olvides,
estoy esperándote en el receptáculo
de la dicha,
para cavar y cavar
tu tierra fértil
hasta dejar al descubierto
la raigambre venosa de tus papilas,
desnutridas de inanición
integral.
He puesto mantel de hilo:
bodoques como estrellas relucientes
o botones nacarados de infantil primavera,
calados de enrejado blanco
y agua maleable,
guirnaldas de guipur
o brisa de marea infatigable.
He afilado las tijeras
con el cariño artesanal de la pasión
para que la fricción mínima
ajuste el abrazo
al chasquido de la abstracción.

11 comentarios:

  1. El tema de la espera alarga la dicha del encuentro final. Un motivo poético precioso que encuentra seguidores desde Homero con su Penélope, hasta Luis Eduardo Aute ("No te desnudes todavía. Espera un poco más...")
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus respuestas, Cayetano, son siempre atinados y espléndidos. Gracias.

      Eliminar
  2. Muy original el poema. Cuando la pasión está tan latente, uno prepara sus mejores armas para sacar partido de esa espera que seguro pronto será reencuentro apasionado.
    Un poema muy peculiar en donde las frases esconde tesoros que hay que escudriñar.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Quien espera desespera, en tu caso la espera se hace fértil en palabras.

    Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo del mantel, hace que quien esperas se sienta bien recibido.
    Abrazos, Francisco

    ResponderEliminar
  5. El mantel luce tanto que la espera tendría que ser inexistente. Y acompañado de estas palabras es el brindis perfecto para el encuentro.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Si mientras esperas escribes poemas tan hermosos no importa que te hagan esperar, además en la espera es donde radica la belleza del encuentro. Precioso el mantel me ha encantado.

    Un beso y un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado en conjunto, pero he de reconocer que al intentar desmembrarlo por versos me he encontrado con cierta dificultad para "verlo". Es cosa mía (hoy estoy cansada) . Me encanta lo de afilar las tijeras con el cariño artesanal de la pasión!!.

    Un abrazo Francisco

    ResponderEliminar
  8. Has tejido con tus letras un maravilloso poema, cada puntada es una letra transformada en versos con el hilo de tu arte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. imposible olvidar a quien es capaz de expresarse con esas palabras, debe haber huella profunda por allí

    un beso, Francisco

    ResponderEliminar