04 febrero 2016

SE ME FUE LA CUENTA



Febrero…
se me fue la cuenta, madre;
pero sigues siendo
el rescoldo alado
en el que me cobijo,
el ungüento de mis heridas
y el burladero
en el que abrigarme
de las cornadas de la vida.

Un día, aprendí los rudimentos
del vivir, cuando anidaba
en la lumbre amorosa de tu regazo;
hoy sueño despierto
con ser de nuevo aquel crío,
con dormirme a los acordes
de tu arrítmico corazón,
ese que se apagó en febrero
y me dejó este frío delirante.

Se me fue la cuenta, madre;
de nuevo febrero y conservo
empotrado para siempre
en mi desdibujada memoria
la dársena alada de tu pecho
y tu mano tibia como cayado
y linterna de silente custodia.

31 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafaela, por tu comentario.

      Besos.

      Eliminar
  2. Una preciosidad. La nostalgia por eso amor que siempre extrañaremos: el de la madre.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un amor inextinguible, María del Carmen, ya sabes.

      Apapachos.

      Eliminar
  3. ...me has hecho recordar cosas que nunca olvide,que estaban guardadas, custodiadas y protegidas en mi consciente insconciente escenas vividas en el cobijo natural de una madre....mi madre....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ventaja de estos versos es que todo lector puede suscribirlos, pues el amor de la madre es la misma pureza de Dios.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Me encanta la foto de esa ave protegiendo a sus polluelos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaba una imagen que fuera en sí significativa y esta cuadra perfectamente con lo que quería decir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Bonito homenaje el que haces en este poema.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad ha sido un arrebato más que un homenaje, Cayetano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Qué emocionantes y bellas palabras para ese ser que nunca nos acostumbramos a que deje de estar a nuestro lado.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy. El amor de la madre es insustituible.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Paco eres una gran persona! Feliz de haberte conocido y precioso poema salido del Corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debes amar a tu madre, Sonia, para siempre jamás.

      Besos.

      Eliminar
  8. Hermoso poema al recuerdo de una madre, quizás se pierde la cuenta de los años pero nunca el recuerdo de una fecha y los detalles de amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta mañana me he sentido conmovido por su recuerdo, José. Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Francisco. Muy bonito el poema. A una madre ya puede pasar un siglo, dos, hasta el infinito, que no se la olvida. Es precioso.
    He buscado lo que " mano tibia como cayado"
    Se aprende mucho con tu lenguaje.
    La imagen me ha encantado al igual que los versos.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa, por tus cálidas palabras. Siempre tan cariñosa conmigo.

      Besos.

      Eliminar
  10. Todos perdemos la cuenta de los años, pero no olvidamos el día y el mes...Y por supuesto su cobijo generoso, que nos protegía siempre...La otra noche soñé con ella, fue un regalo verla de nuevo tan cerca. Pensé que sigue pendiente de nosotros y nos envía su cariño y su ánimo..
    La imagen que has colgado es entrañable y emotiva.
    Te dejo mi abrazo y mi cariño, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús, por tu espléndido comentario y tus sentimientos eternos de hija. ¡Qué amor tan grande el de una madre!

      Besos.

      Eliminar
  11. En mi caso no fue en febrero sino en pleno mes de julio cuando ya el calor inunda nuestra tierra, sólo nos queda el consuelo de que ahora están en un mundo mejor, lejos de sufrimiento.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda que sí, que ahora están en lugar preferente y bien ganado.

      Besos.

      Eliminar
  12. No se puede hablar mejor, que con tus versos, del amor de una madre, de su recuerdo, de su huella en el alma.
    La fotografia es preciosa e ilustra de maravilla el poema.
    Un afectuoso abrazo en estas fechas tan significativas para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madre es el injerto que nos transporta a nuestra vida, pero sobre todo de quien hemos aprendido a amar sin medida. Muchas gracias, Chela.

      Besos.

      Eliminar
  13. Mucho sentimiento en el recuerdo de alguien tan importante como una madre. Bellas estrofas anidan en tu pecho. Bss y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los sentimientos, un aluvión de ellos que hoy han sido en mí cascada que llegó para sorprenderme. Gracias, Katy.

      Besos.

      Eliminar
  14. Juraría que te había comentado. Sensibilidad en tus letras y en todo tí . Bellos poema . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que lo leas, Chelo, no te apures. Si además lo comentas, más agradecido te quedo.

      Besos.

      Eliminar
  15. Muy emotivo poema a esa mujer a la que todos los que la perdimos, o al menos yo, quisiéramos recuperar para dormitar seguros entre sus brazos.
    Se me ha escapado una lágrima porque se las echa tanto de menos!
    Besos y disculpa mis comentarios que tras leerte suelo identificar con mis sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos momentos en la vida donde la madre se hace imprescindible: en la más tierna infancia y cuando ya es imposible. Gracias, Marinel, por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  16. Cuando ya nos pasó un año, en mi recuerdo a tu mama. Josep

    ResponderEliminar