27 febrero 2016

QUIERO LABRAR TU NOMBRE



Míralo, en las palmas de mis manos te tengo tatuada.
Is 49, 16


Quiero labrar tu nombre
en mármol de Paros
y hacerme grumete
en el navío de mis ensoñaciones,
enrolarme en su singladura
con vocación de eternidad,
camino de la ensenada de tu cuerpo.

Quiero esculpir tu nombre,
tatuarlo en mi pecho
y fundirme a ti entre Delos y Naxos,
de forma que sólo tú y yo
deletreemos nuestras vidas
por la nebulosa de los días prometidos:
Cícladas…  anclados el uno en el otro.

26 comentarios:

  1. La primera lectura del día y no puedo empezar mejor.
    Bravísimo!! Gracias por ayudarme a pensar, leer...

    Un abrazo, grumete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me colma este comentario tuyo, Merche. Si en verdad puedo ayudar a que tu día sea mejor, el honor es mío.

      Besos.

      Eliminar
  2. Hacer todas esas cosas tan bonitas entre esas islas Griegas, lo único que puede ocurrir es que al encontrarte con una patera de gente medio ahogada se te quiten las ganas de hacer poesía y desear odiar a todo este mundo que los deja abandonados.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este pueblo, origen de nuestra cultura, bien merece unas palabras que salgan de la cotidianidad oscura del exilio infame de quienes huyen de la guerra, Emilio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hermosas palabbras con regusto mitológico. Me encanta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Julia, por tu lectura y comentario.

      Un beso.

      Eliminar
  4. El amor, la nobleza de la piedra, las islas griegas y el noble oficio de escultor hacen buena combinación y dan al poema un toque especial de eternidad.
    Un abrazo, monsieur Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que planee la sombra de Cavafis por el poema, uno de mis regalos de Reyes. Muchas gracias, Cayetano.

      Un abrazo, historiador.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Nunca tan bello como tu nombre y por ende como tu persona.

      Besos.

      Eliminar
  6. Bello poema amigo. Me encantó leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy precioso el poema.
    Anclados el uno en el otro y si es por siempre mejor.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor tiene vocación de eternidad, lo que sucede es que a veces las personas interrumpimos el compromiso. No en mi caso, por suerte.

      Besos color ámbar.

      Eliminar
  8. No cabe duda de que sientes un amor tan eterno como los sueños, tan intenso como el mar y sus oleajes, tan perdurable como el mármol grabado.
    Mi felicitación por ese sentimiento tan arraigado que te hace escribir tan bellos poemas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marinel, por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  9. Un lujo para este sábado .
    Bellísimo !
    El amor eterno , tatuado en el alma.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, María del Carmen, tus comentarios son imprescindibles.

      Apapachos.

      Eliminar
  10. Tu poema adquiere tintes míticos y milenarios, Francisco...Si la cultura griega ha sido fundamental para nosotros, tomas el martillo y el clavo de sus escultores para darle un halo de eternidad a ese amor, que luce y lucirá por siempre en los anales de la memoria...Mi felicitación y mi abrazo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu precioso comentario, María Jesús.

      Besos.

      Eliminar
  11. Maravillosos versos...Amor tatuado más allá de la muerte.
    Un aplauso amigo poeta.
    Besos.
    MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  12. Hola Francisco. Muy bonito y amoroso le poema. Por amor verdadero somos capaces de cualquier cosa por dolorosa que sea. Seguro que ya tienes su nombre tatuado en tu pecho, pero en lugar de tenerlo por fuera, lo tienes interno, en el corazón y en el alma.
    Bello poema.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isa, por la lectura e interpretación que haces de este poema.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. El amor escrito con palabras de piedra queda grabado para la posteridad como las mejores esculturas.
    Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo en acero (inoxidable), Cayetano.

      Eliminar