11 marzo 2014

ESPINELA EMPECINADA


¿Qué más prueba puedo darte?,
¿oyes bien lo que te digo?
En esta porfía sigo
con el fin de enamorarte,
pues nunca dejo de amarte
ni de día ni de noche;
lo mismo te sigo en coche
que andando o en bicicleta,
y aunque sea en patineta,
te seguiré a troche y moche.

44 comentarios:

  1. Eso es persistencia y lo demás son tonterías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Persistencia o cabezonería. No niego no serlo, pero también añado que con los años todo se remansa. En el caso del poema, como sucede en otros géneros literarios, también es ficción.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Si te trasladaras al siglo XVI podrías hacerle competencia a Vicente Espinel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me atrevería a hacer sombra a los que con toda justicia están en el canon. Sí es cierto que se trata de una décima al estilo de o décima espinela, de ahí el título.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Harto empecinada, y porfiada tu décima. Seguro que ella se detiene para que la alcances. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, Ester, que se apiade del tanto insistir.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Francisco.
    Persistente eres, en bicicleta, coche o patineta, hasta el final.
    Me había perdido la preciosa pérgola y me encuentro con la hermosa empecinada.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pérgola era otro juego distinto con el que agasajar a una amiga muy querida partiendo de su fotografía; en este caso, parto de la forma preestablecida de la décima espinela para mostrar el empeño en lograr el amor. Gracias, Ambar por tu lectura.
      Un beso

      Eliminar
  5. Sigue, sigue, que ya sabes que quien la sigue y la persigue la consigue.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena, por tus ánimos. Ojalá no te equivoques.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Sonda tendría que estar para no escucharte!.
    Brindo por tu estupendo poema que me ha arrancado una sonrisa. Con la falta que hace...
    Feliz día, querido Francisco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halaga tu comentario, Belén, pues no es fácil arrancar una sonrisa.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Que se lo digan a mi marido. Un año le costó conquistarme. Al final los dos contentos el por haber logrado su fin y yó por la felicidad que recibí al rendirme.
    Un beso querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que fuiste dura con él. Espero que luego te hayas arrepentido.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Me has arrancado una sonrisa !! ¡cuánta creatividad...!! la gripe me tiene medio boba pero tu post me ayudó a salir del malestar. ¡Buenísimo ...!
    ¡APAPACHOS !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayas sonreído conmigo o aunque fuera de mí. Espero que te mejores pronto de esa gripe tan molesta.
      Apapachos.

      Eliminar
  9. Francisco, esa bella "espinela empecinada" la he vivido en mis propias carnes...Mi marido estuve empeñado en conquistarme y me siguió eL rastro durante 8 años con constancia y tesón...Yo trataba de escaparme por todas partes, pero no lo conseguí...(sonrío)
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu constante superación y buen hacer, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra pécora haciendo sufrir a su enamorado! ¡Ay, qué mujer esta! Gracias siempre por tus comentarios.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Un buen juego de palabras, eso de perseguir el amor con cualquier medio de transporte ya es amor. El que la sigue la consigue:-)
    Bss y buena tarde de martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Katy, yo sé que tú eres incondicional.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Esto sí que es amor, que puedes ir andando hasta el Japón jajaja.

    Muy simpática esta entrada, Francisco, siempre me sorprendes.

    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más te agradezco, María, es que sepas leer tan bien mi puntito de humor.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Tiene música tu espinela y a mí me has hecho sonreír con ella. De veras que me dejas con la alegría de estos versos metida muy dentro. ¡Me encantó!
    Un abrazo, estimado Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que es unánime la sonrisa en mis lectores, cosa que agradezco. Gracias, Isabel.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola Francisco, eso es amor y lo demás son tonterías, viva el amor si señor:), precioso poema que seguramente a tu querida esposa le habrá encantado, felicidades amigo por eso amor tan bonito que os tenéis:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, Piruja, no es un poema pensado en ella, sino un simple divertimento.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Bonita décima o espinela. Eso es amor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Antorelo, el amor debe ser tenaz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Francisco, muy simpática esta ESPINELA EMPECINADA.
    Pues también puedes seguirla en globo o con alas :-) El que la sigue la consigue, que no decaiga esa insistencia.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena que no me hayas dado la idea antes, porque lo del globo mola mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Me encanta el "a troche y moche" final!! Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Zamarat. ¿Y zalamera? ¿te gusta la palabra zalamera? Pues eso deseo que seas con tu pequeño, para que crezca sano y muy amado.
      Dos besos.

      Eliminar
  17. Se ve que monsieur está en forma! No se conforma con los versos y enamora también en movimiento!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Madame, por esa forma tan especial de apreciación.
      Bisous.

      Eliminar
  18. A troche y moche seguimos todos al amor cuando vemos que se nos va, y corriendo si es que aún somos capaces de hacerlo.
    Simpatica poesía, con pocas palabras dices muchas cosas, no hay que escribir mucho para decir lo que se siente.
    Gracías por tu visita y tu comentario, la foto la he subido de internet, dices que te gustan las ramas desnudas implorantes, por eso la elegi para mi entrada, la veía perfecta para ella.
    Besos, te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Demófila. Es cierto, cuando las palabras son las justas no hace falta decir nada más.
      Un beso.

      Eliminar
  19. ¿Sabes que me han encantado el final de la espineta? Los dichos populares son categóricos y explican de manera soberbia una idea, como en este caso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía, Carmen, que esos dichos le daba un guiño especial y así ha sido a juzgar por vuestros comentarios.
      Un beso.

      Eliminar
  20. A ver si cambiando de navegador...
    Enhorabuena por esa décima émula de don Vicente y de Moratín (Nicolás).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cayetano, por el parangón.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. A eso le llamo yo un amor sin límites!
    Que divertida forma de decirlo, Francisco. Me ha encantado.
    No hay vehículo imposible para amar, ¿verdad?
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, Marinel, es un impulso irrefrenable.
      Besos.

      Eliminar
  22. Yo perseguiría ese amor en bicicleta, ella me lleva y me trae a diario.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está muy bien, Rafael, hay que ser persistente.
      Un abrazo.

      Eliminar