07 noviembre 2013

DUALIDAD

Yo fui alegría, y fui tristeza;
yo fui esperanza, y fui futuro;
yo fui inocencia, y fui soberbia;
yo fui fortuna, y fui desgracia;
yo fui salud, y fui enfermedad;
yo fui brisa, y fui huracán;
yo fui ignorancia, y fui conocimiento;
yo fui destreza, y  fui torpeza;
yo fui ilusión, y fui fracaso;
yo fui sonrisa, y fui llanto;
yo fui prudencia, y fui arrebato;
yo fui soledad, y fui racimo;
yo fui piedad, y fui crueldad;
yo fui sincero, y fui embustero;
yo fui ángel, y fui demonio...


yo fui proyecto, y me sigo proyectando;
yo fui torpeza, y me avecino a la sabiduría;
yo fui juventud, y me precipito hacia la senectud inevitable;
yo fui nada, y hacia la nada eterna me encamino.
Yo fui un proyecto divino y camino hacia el amor eterno (Majecarmu)

60 comentarios:

  1. Dichoso tú que sólo eres dualidad, yo tengo tantas Tracy en mí, que parezco un caleidoscopio.
    Me encantó tu dualidad llena de poesía.
    Buenos díasssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho un comentario muy divertido
      Aunque dudo que sea tal como lo cuentas,
      Besos.

      Eliminar
  2. La "esquizofrenia leve" es algo natural en el hombre; sobre todo si se es poeta como el autor de estos bien inspirados versos, quien usa la dualidad como recurso literario.
    Cernuda habría terminado el poema poniendo aquello de... "he sido".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los poetas son muy licencios con las palabras, por eso puede confundirse con la esquizofrenia.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Es muy curioso el mundo de la poesía y su relación con la psiquiatría.
      Lo que es una enfermedad horrible, la esquizofrenia paranoide, con unos síntomas muy característicos como son los delirios sinestésicos, es decir armarse un lío tremendo con las persepciones sensoriales: oler los colores, oír la luz, sentir las palabras... en poesía es una técnica maravillosa; por ejemplo, cuando decimos "el sonido ocre de los timbales incendia el aire". Siempre me llamó la atención esto. ¿Quiere decir que los poetas están algo locos? Posiblemente. Si no no serían poetas, sino políticos.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. No cabe dudas que si los poetas no están locos, al menos se dedican a trastocar el lenguaje, cosa que puede llevar a la locura o al éxtasis. He usado un recurso que se conoce como oxímoron, un enfrentamiento entre lo uno y lo contrario y eso en verdad no tiene mucho de razonable. Gracias por tan jugoso comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hermoso poema. Pienso que la dualidad está en todos nosotros , es algo inherente al ser humano . Si lo piensas verás que en algunas ocasiones ni uno lo puede creer ¿ por qué reaccioné así yo que soy "asá"?
    Bravo poeta ! lo que tocas lo conviertes en poesía. Es un don. Un regalo de Dios.
    ¡APAPACHOS !! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en esa dualidad, pero no tanta en las virtudes que me otorgas.
      Apapachos.

      Eliminar
  4. Yo hubiera terminado: yo fui nada, y hacia algo me encamino.
    Un saludo desde Gran Canaria, afectuoso como siempre y como siempre para todos.
    Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes licencia, Ángel, para decir lo que te plazca. Cada uno debe trazar su propio poema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. De todo hay en la viña del Señor. Todos tenemos algo positivo y algo negativo dentro de nosotros y hay que apechugar con ello. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Felipe, no todo el trigo es harina, sino también salvado.
      Un abrazo.

      Eliminar

  6. Me recordaste la canción que canta Alberto Cortez, “Amor desolado”
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que así haya sido, pues es un gran cantante y la música, además, alegra al corazón.
      Un beso

      Eliminar
  7. Al fin y al cabo todos tenemos esa dualidad, yo creo que es la esencia del ser humano.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente esa es la esencia humana, Elena.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Francisco, has tomado el pasado simple y te has alzado sobre ti mismo, te has mirado en el tiempo..."Yo fuí dualidad..."nos dices. Has tratado de ser objetivo y sincero...Y contigo, todos nos hemos visto retratados ahí. Permíteme que aporte un verso final, que vendrá bien a tu poema...Fuí un proyecto divino y camino...hacia EL AMOR ETERNO.
    Te dejo mi gratitud por tu entrega a todos y amor a las letras y te dejo mi abrazo inmenso y mi ánimo...Intuyo entre tus letras, que no estás muy bien...Que la Providencia te dé fuerza física y espiritual, amigo...Feliz jueves, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vuelves a leer el poema, María Jesús, verás lo mucho que me ha gustado tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  9. La dualidad todos la llevamos acuesta, es el YIN y el YANG en nuestra vida. Al leer tu poema nos sentimos reflejados en el, solo que tú has sabido captar maravillosamente en tu poema la dualidad en la que nos movemos.

    Un cálido saludo Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo, todos vivimos más o menos las mismas experiencias, se trata de poner unas palabras detrás de otras y llamarle poema.
      Un abrazo u un beso, ¿puedo?

      Eliminar
  10. Un poema que te ha quedado tan "redondo" como el sol y la luna.

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también tu comentario, Chela, siempre tan afectuoso.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Me encantó este poema! Creo que todos SOMOS "dualidad". Lo leí a través de Blogueros Mayores y debo decir que coincido plenamente con la descripción en su perfil. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mary, por molestarte en llegar hasta aquí. En verdad, Viejo Pescador es muy amable conmigo y cada vez me hace el enlace que tanto le agradezco. Has llegado a tu casa, sé bienvenida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. UN poema con más verdades que tesoros encierra el Vaticano... y ya es decir. Me ha encantado, Francisco, todos somos dualidades, luces y sombras que caminan de la mano en nuestro tiempo de vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien me suena lo que me has comentado, Ángeles. Te quedo muy agradecido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Francisco, que incluyas mis palabras en tu poema...es el mejor regalo del día, amigo...
    ¡¡¡GRACIAS Y QUE DIOS TE BENDIGA...!!!Todos somos proyectos divinos y caminamos hacia el amor eterno...¡¡Ojalá fuéramos conscientes de ello, ojalá...!!!
    Feliz noche y un beso, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el blog fuera exclusivamente para mi ego personal, seguro que ya había abandonado. Pero lo más interesante es el puñado de personas que he encontrado con quienes intercambiar opiniones y afectos. Yo estoy seguro del motivo del hombre y el destino, y es precisamente eso lo que me da fuerzas para vencer las dificultades físicas y las ganas de trabajar por los más empobrecidos y excluidos de la sociedad.

      Hay personas que me empujan a publicar, pero no es ese el centro de mi interés, aunque acabe haciéndolo por corresponder a tan buenos empeños que distintas personas ponen conmigo. Para mí la obra más importante es lo que lleve en mis manos en presencia del Padre.

      Dijo San Juan de la Cruz: "al atardecer de la vida nos examinarán del amor". A esta edad ese es el galardón que espero, haber contribuido a vestir al desnudo, dar de comer al hambriento...

      Un beso enorme y muchas gracias por tu recomendación entusiasta.

      Eliminar
  14. Qué jugoso el diálogo entre Cayetano y tú!

    Y bueno, hablando de dualidades... fíjate yo soy Sagitario con ascendente Géminis, jajajaja, más dual imposible!
    Pero la verdad es que soy una, aunque conjugue en mí muchas Edurnes.

    Te ha quedado chulísimo el oxímoron de la dualidad...

    Besos y aplausos!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Edurne, Cayetano siempre hila fino además de atinado. ¡Es que los profesores...! Muchas gracias por llegar y comentar, Edurne.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Todos en algún momento somos duales. Unos más que otros pero lo somos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos lo somos constamtemente y de forma alternativa. Muchas gracias, Katiuska.
      Un beso.

      Eliminar
  16. El dualismo lo impregna todo en las culturas de todos los tiempos, en las religiones...
    El blanco y el negro; y sin embargo existen los grises.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo impregna todo porque lo porta el individuo, en consecuencia
      En todo aquello que toca,

      Eliminar
  17. Con aproximadamente 7 años, mi hijo me dijo: mamá sabes que hablo conmigo mismo, le conteste tranquilo yo sigo haciéndolo, no, me dijo él . es que yo hablo con otro que estaa dentro de mi cabeza, pero habla como si fuera yo.


    Besos fuertes , porque ahora si puedo enseñarle a mi hijo tu poesia y explicarle mejor y que entienda.


    ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los comentarios a este poema me han dado muchas satisfacciones, pero ninguna como esta de la utilidad. Ojalá pueda servirte para tu propósito. Gracoas infinitas por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Transito, hasta llegar a lo que Somos en esencia, auto-descubrirnos,
    bello Francisco, aprovecho para enviarte un fuerte abrazo y beso,
    bendiciones,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de este encuentro, Montse, también de que te haya gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Un pequeño todo en este Universo mágico.
    Tus palabras llenan el alma.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llenar el alma. Es difícil decirme algo más satisfactorio. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Jugando con las palabras has conseguido un poema hondo y certero. En el me veo reflejada porque creo que todos somos duales.
    Es la esencia misma de nuestro ser el que nos hace cambiantes y a veces inseguros.
    Yo también escribí un poema llamado dualidad dirigido a mi otro yo, a ese yo que tira para adelante pase lo que pase y siempre me saca de los abismos a los que me arroja la vida.
    Feliz fin de semana.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poema es certero y hondo cuando se universaliza, cuando cuenta lo que le sucede a cualquiera, no lo extraordinario. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Hola Francisco, bello juego de antónimos que endulzan un poema con una proyección más allá del futuro incierto. me gusta el juego que has establecido y las dualidades que has creado en cada verso. He estado pensando en Inocencia y soberbia.... y puedo decirte que es el que más me ha sorprendido...sigo pensando....

    Un besote amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la literatira no sorprende, narradora, podría ser un simple gacetillero. La sorpresa lleva a la meditación, a la reflexión. Gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Dualidad, sí señor, el ying y el yang; todo lo bueno tiene algo malo y todo lo malo algo bueno, así somos. Me ha gustado mucho. Yo también me alegré mucho de verte Francisco, fue una sorpresa muy agradable el poder darte un abrazo. Seguro que coincidimos más veces pues frecuentamos sitios comunes. Buen fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
  23. Los seres humanos tenemos múltiples aristas, somos complejos y duales. No sabemos quiénes somos realmente ni para nosotros mismos...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Carmen, no nos conocemos. En el fondo, lo que he hecho es buscar dentro de mí, analizar mis miserias. Gracias por llegar aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Somos duales, sin lugar a dudas, en lo bueno y en lo malo.
    Y haciendo el camino de la vida, y en nuestra madurez es cuando más presente lo tenemos, como el saber que al final solo cuenta el amor...
    Bello y sencillo poema
    Un abrazo, Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madurez nos acerca a la sabiduría, por eso es que en esta edad aterrizamos en estas reflexiones.
      Un beso.

      Eliminar
  25. Esos somos, sin lugar a dudas, somos moneda de dos caras jugada al azar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doble cara que en este caso no es hipocresía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Que bonitas tus palabras, sin duda alguna eres todo eso y mucho más. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, con los años sr llega a ser muchas cosas.
      Un beso.

      Eliminar
  27. Somos pura dualidad, sencilla, pero no llanamente, porque transitamos en la tensión permanente, caminamos sabiéndonos efímeros, controvertidos e ilusorios. Sin embargo mantenemos la esperanza de Ser al fin...
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no apareces, te echo de menos; pero cuando llegas con retraso, recupero la sonrisa perdida. Gracias, Marinel.
      Un beso.

      Eliminar
  28. Hola Francisco, muy original el poema. Me ha gustado porque dice positivo y negativo. Nadie somos perfectos afortunadamente. Según mi amor yo tengo doble personalidad, :-) y es que soy géminis :-):-) Soy pura dualidad. Igual puedo ser un ángel que puedo ser a los dos segundos el mismísimo lucifer, solo es temperamento soy incapaz de hacer daño a una hormiga. Yo aun no tengo por meta llegar a ningún lugar, estoy aquí muy a gustito, me gusta lo terrenal. Deseo que ya estés mejor de tu dolencia.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie lo somos, y yo doy testimonio de que no soy ninguna excepción.
      Un beso.

      Eliminar