27 noviembre 2013

LA VIOLENTA NORMALIDAD

Sólo me pega cuando bebe,
pero sobrio es muy cariñoso conmigo
y también con los niños,
hasta me llama mi reina.”


¡Tira la corona, reina apócrifa,
maldice el día en que le conociste
y hazte republicana, vete a vivir
al rincón humilde de la solidaridad,
al rescoldo amoroso de unas manos
extrañas que te comprenden y consuelan,
pero deja a esa mala bestia
y olvida su nombre para siempre!

Él no es tu padre y tampoco su heredero,
ya tuviste bastante
con una infancia a palos que conformaron
tu anómala normalidad;
no vayas de unas manos violentas a otras
y rompe esa cadena que te esclaviza
y no te deja ser tú. Tú, me oyes, sí tú,
la protagonista de tus días
haciendo tu santa voluntad.

El amor es paciente, pero no soporta
que le estampen en la cara bofetadas de odio;
el amor es amable, pero no sólo satisfaciendo
apetencias fogosas;
el amor todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera...
pero ¿qué vas a seguir esperando
de quien ha teñido tu rostro de violáceo
a base de golpes? ¿Qué puedes creer
después de tantos arrepentimientos incumplidos,
cansada de esperar un cambio que no llega?

¡Veté, mujer, construye de los despojos
los días que te regala la vida,
esos que tienes por delante
para hacer de ti una nueva criatura!
Quizás tengas que soportar
el frío de la precariedad,
el cobijo social donde poner tu nido
y explicar a tus hijos que todo fue una pesadilla,
pero hazte persona, recobra tu dignidad de mujer,
tu dignidad de madre,
y déjale en la gruta y aislamiento
donde deben vivir las fieras confinadas para siempre.

48 comentarios:

  1. Debían de hacer con tus palabras, el himno contra la violencia de género y cantarlo unidos hombres y mujeres cada día de los que amanece.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tracy. Sería mejor que las mujeres entendieran que no pueden vivir eternamente memorizadas, que eso no es vida y es mejor correr el riesgo que estas permanentemente sometidas. A ellos no les digo nada, no me hablo con las fieras.
      Un beso

      Eliminar
  2. Hago mías todas las palabras de tu poesía.Qué es esta nueva moda del femicidio ?
    Acá en mi tierra todos los días se conoce un caso nuevo. Qué pasa con las mujeres que se dejan maltratar ? ¿ Por qué no reaccionan ? No deben permitir ni un gesto violento, ni una palabra grosera , ni un grito. Si de verdad te quiere jamás te haría daño. Reacciona y al primer golpe ¡DENUNCIA !! ¡Por fevor no permites que te golpee.
    La verdad, será porque soy de otra generación cuando los hombres eran gentiles, amorosos, delicados y respetaban y amaban de verdad. .
    BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discúlpame , mi nieta no me dejó terminar la idea. ... ersn hombres de verdad y no se escuchaban esatas atrocidades. Cuando veo en la tele o escucho en la radio los horrores que se desencadenan en los crímenes pasionales , tengo ganas de "romper" cualquier cosa, sale lo peor de mí. Me enfurece. Gracias por expresar
      tan bellamente la violencia contra las mujeres.y lo que deberían hacer.

      Eliminar
    2. Este es un tema extremadamente duro que requiere mucha comprensión con las mujeres que lo padecen. Hace falta animarlas a que denuncien, pero debe haber detrás una red de apoyo importante que salvaguarde su vida y la de sus hijos en todos sus extremos: Me refiero a apoyo con la vivienda y todo lo necesario para la vida diaria, si acaso ella no trabaja, y apoyo psicológico. En todo caso, aunque hay malas bestias que no se conforman y llevan los casos hasta dar muerte a los suyos, en algunos casos, sin ser héroes ni mártires, es mejor que malvivir sometida por siempre. Hay que propiciarle los medios para que no pueda suceder
      Comprendo que te encienda, porque no es para menos. Apapachos.

      Eliminar
  3. Hermoso canto de amor a la mujeres violentadas. ..porque con tu énfasis y tu coraje ayudas a despertar a las mujeres que están desvalorizadas y desprotegidas. Aplaudo tu gesto…DIGAMOS NO A LA VIOLENCIA.
    Besos querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ceciely. Todos podemos dar algo de apoyo y las instituciones a la cabeza. Es una caso de salud física y mental.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Poderosos versos, Francisco. Lamentablemente, describen una realidad cotidiana. En Buenos Aires suceden horrendos crímenes contra mujeres y niños. Pero no es suficiente alejarse del hombre VIOLENTO, ni tampoco DENUNCIARLO. Todo eso se hace, pero ellos vuelven y MATAN. Son enfermos mentales, no toleran que "sus" mujeres tengan vida propia, ni que se aparten de ellos con los niños. Se las ingenian para entrar en las casas y acribillar a la familia a balazos...no sigo, pero es así. La policía nunca está, no hace caso, parece que tienen que hallar un cuerpo muerto para actuar. Tristísimo y espantoso.
    Admiro la forma en que has expresado tu indignación. Falta solamente que nos unamos como sociedad para proteger a las mujeres golpeadas. Siempre llegamos tarde...como la policía...Abrazos enormes, amigo Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una plaga generalizada. Siempre ocurrieron, pero ahora los medios de comunicación airean todo y nos enteramos de más cosas y hasta es posible que estos cafres se animen a emular lo que hicieron otros. Gracias, Sylvia.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Dar el paso definitivo es muy importante, sólo que muchas mujeres padecen el síndrome de Estocolmo en relación a sus secuestradores. También hay complejo de culpa, el qué dirán... Todo pesa negativamente. A veces es tarde para liberarse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es cierta esa visión tuya, aunque no es la general. La más generalizada es el miedo y la impotencia a sacar sus vidas y las de sus hijos adelante. Algunas se someten por los hijos y llegan a morir en vida.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Ya he escrito sobre el tema y tu has realizado un acertado comentario al igual que este poema escrito. De todos modos hay un tema que me preocupa es el hecho de decir ¡¡Vete!!, ¡¡déjalo!!, ¡¡abandónalo!!, antes de que te mate hay que hacerlo, pero si lo haces ¿donde vas?, si la familia ayuda es un buen lugar para ir, igualmente si las instituciones ayudan, en España, con la crisis, hay menos ayudas, lo que si tiene que hacer la maltratada es dejar las cosas muy claras en el primer indicio de maltrato, hay que decir ¡¡Basta!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen algunas redes de apoyo, hablo de España, y un teléfono donde asesorarse que no deja rastro, pero esa protección no es siempre eficaz. En todo caso es la ocasión para animarlas a que pierdan el miedo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo lo que no me explico es porque osan llamarse hombres.
    Los hombres de verdad no tocarían jamás a una mujer. Ni tampoco la maltratarían psicológicamente.
    Estos especimenes lo único que hacen es denigrar a la raza humana, bueno y a cualquier raza diría yo.
    Un abrazo Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Felicidades, Karras, tú eres un tío!
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un poema escrito especialmente para el programa de radio de Letras en audio de esta noche. Un poema que refleja la misma indignación que sentimos todas las mujeres.
    Y como dice Sylvia, todos, hombres y mujeres nos tenemos que unir para ayudar y proteger a las mujeres que sufren este tipo de maltrato. Por eso, este grito de indignación, ha recibido una trato especial, si oyes el programa, lo sabrás.

    Gracias Paco por tu apoyo y solidaridad para con esta causa que es una lacra social. Y estoy de acuerdo contigo. Hay que animar y concienciar a estas mujeres para que no sigan aguantando malos tratos. Hay que decirles que sean valientes, que no teman, que defiendan su dignidad, que es preferible morir de pie que de rodillas y recibiendo palos.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Nuestra común amiga Chelo me preguntó si tenía un poema con esta temática para que tú le pusieras voz. Cuando llegué a casa, como no estaba seguro o al menos no sería tan directo, hice este para tu programa cargado de ira y de un gran cansancio, pero salió. Gracias por reproducirlo por las ondas.
      Un beso

      Eliminar
  9. Entre todos deberíamos hacer mucho para atajar este tema que nos invade. Ni hombre ni mujeres debemos soportar maltrato, de ningún tipo. Que las letras, tus versos, sirvan para conciencias a las personas mezquinas. Besos primo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, prima, se necesitan más medios y más concienciación, ya que hay por ahí gente muy desaprensiva.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Tremendo el tema y magnífico tu poema.
    "Él no es tu padre y tampoco su heredero," qué pena que haya que estar siempre bajo la mano masculina.
    Una vez más: educación, educación, educación.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la realidad de nuestra tradición: el hombre dirigido con bastante mano izquierda de las de su madre a las de su esposa, y la mujer de la dictadura del padre a la del marido. Afortunadamente todo está cambiando, pero hace falta pisar el acelerador y la base es la educación.

      Eliminar
  11. A veces no se puede, ni se atreven y el miedo es paralizante. Recuerdo que con 14 mui padre me llevo a visitar a una chica a la que ayudábamos . Aun veo su mirada triste y apenada con su niño en brazos. Tendría unos 25 años. La abandonó pero de vez en cuando volvía a pegarle. Ahí no había ni policía, ni denuncia ni nada. Era lo normal.
    Ojalá nunca tuviese nadie que escribir algo así, ni día alguno marcado en calendario.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conozco de cerca varios ejemplos. En todos los casos, ellas tienen miedo a manifestar lo que realmente les sucede, Es terrible. Gracias, Katy.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Tu poema magistral. En cuanto al tema yo no sé qué más aportar a lo que ya se ha dicho. Y tampoco colijo qué podemos hacer nosotros ¿apoyarlas, rechazar y condenar estos crímenes? Parece ser que esto, por otr parte tan obvio, sirve de bien poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Felipe. Sirve de estímulo, pero luego viene el verdadero apoyo y ahí interviene la economía y las instituciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Es amable y cariñoso... hasta que deja de serlo y grita y gruñe y todo le sienta mal y alza la mano y pega y amenaza, a mí y a los niños... pero, pero sólo es cuando bebe o cuando viene cansado por las noches y no está la cena en la mesa o cuando el plato está frío o cuando no hay vino o cuando los niños juegan o cuando la tele está apagada o cuando... respiro juntno a él. Sólo lo hace entonces... ¡qué engaño cuando amamos a ese ser que nos esclaviza y agrade!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un verdadero engaño. Pero ese animal va escondido a veces en la piel de todo un ejecutivo, no hay que llamarse a engaño. Gracias, Carmen.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Gracias por calificarlo como tal, Amparo.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Bello el poema y bestia la acción. Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Estoy (estamos) contigo Francisco. La mujer no debe permitir ningún maltrato. Solo así se acabará con esta violencia que denigra a los hombres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El error es transigir la primera vez, pues quien hace un cesto hace un ciento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Cuántas verdades en tus palabras Francisco, con que firmeza descubres que es la propia mujer la que se subyuga coartando su propia libertad. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan fácil. Si lo fuera, no morirían mujeres después de haberse separado y haber denunciado.

      Eliminar
    2. Tienes razón, no es nada fácil, es difícil y complicado, pero se allana mucho el camino cuando siembras la semilla de tu propia libertad y dignidad como princípios básicos para poder vivir. También es cierto que el apoyo de los demás es un pilar importantisimo para que no sigan produciéndose tantas muertes estériles.

      Eliminar
    3. Es verdad que es muy difícil garantizar la vida después de la denuncia y separación, de hecho salta a los medios con frecuencia crímenes cometidos por personas con orden judicial de alejamiento; pero la mayoría de los casos no son así. Hay mucha gente separada por ese motivo y han empezado a vivir desde entonces. No pido héroes, pero sí sopesar si merece la pena malvivir para siempre. Por otra parte, con frecuencia los apoyos dan resultado. Gracias a ambos.

      Eliminar
  18. Senior tiene razón.....aunque tus palabras son alentadoras para aquellas personas que viven ese infierno, no deja de ser un infierno del que muchas mujeres no pueden escapar, porque para algunas ya no es solo miedo lo que las detiene, es un circulo vicioso donde el atacante hace creer a su victima que merece lo que le dan, hasta el punto de necesitar los golpes..no es cuestión de dejarlo y empezar de cero...sucede que esas mujeres ya bajaron del cero al -100..Yo no he conocido casos así sino a través de diarios o televisión, no he tenido de cerca ninguna mujer que esté sufriendo algo así ...tampoco se que le diría o como la ayudaría, pero se que no me quedaría de brazos cruzados porque ellas, las maltratadas, necesitan la ayuda de todos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es es el problema, que actualmente nadie quiere implicarse en problemas ajenos y esas mujeres no encuentran apoyos en las personas más cercanas.

      Eliminar
    2. Por eso la ayuda psicológica es importantísima, pareja a otras medidas. Las personas cercanas difícilmente pueden prestar apoyo, pero sí las instituciones, las casas de acogida y su personal técnico. Conozco casos que, obviamente, no voy a sacar a la luz.
      Un fuerte abrazo. Mejor dos.

      Eliminar
  19. Hola Francisco, muy bien por tu denuncia y esas palabras que duelen.
    Un poema tristemente muy bien elaborado de lo que es el maltrato a las mujeres y de sus verdugos. La mejor forma de apoyas a las mujeres victimas del maltrato es escuchándolas y de la mano de quien esté ayudarlas a encauzar sus vidas.
    La mejor de las mejores ayudas, educar a los niños pequeños desde que tienen chupete y sucesivo, en la igualdad y en que nadie es más que nadie a pesar de su fuerza o no fuerza.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se necesitan hoy esas dos medidas de las que hablas, Isa: el apoyo total con medios económicos y técnicos a quienes están en ese proceso, y la educación que es el pilar de la sociedad del futuro. De hijos maltratados crecen maltratadores.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Es un poema de los que duelen, de los que....duelen.... sí.
    Nerim ha dedicado su programa de Audiolecturas a este tema. Supongo que ya lo sabes. Ah! sí, ya veo más arriba, lo sabes. Y yo ¿por qué no te he escuchado..? Tendré que repasar el audio porque es verdad que me salté algún trocito del ivoox.

    Yo también participé, pero en diferido, jajá. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Localizado!! era al final, claro que sí. Voy a escucharlo.....

      Eliminar
    2. Gracias, Laura,por tu insistencia; espero que haya merecido la pena tu esfuerzo.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Tengo que decirte que este poema me gustó nada más nacer. Lo leí mientras pasaba al audio mi simple colaboración con el programa y me solidarizaba con el tema; por lo que realicé la lectura grabando el audio, para que se me quedara en el teléfono y poder enviársela a mi madre, que le gusta participar de lo que hacemos en nuestros ratos de ocio.
    Es un grito a la conciencia este poema tuyo...lo menos bueno, es que el grito sólo llega a "nuestras conciencias", no a las de las víctimas, que es a quienes debe llegar. Ellas (ellos a veces, pero no tanto), no ven, sólo sienten. Y sienten que no son capaces de vivir lejos de su verdugo. Por éso lo tapan. Por éso lo defienden y coronan con áurea de buenos hombres a quienes el alcohol o las frustraciones transforma en violentos...
    Se sienten tan "dependientes" de ellos, que no son capaces de reaccionar. Tan sólo algunas lo hacen, y la mayoría de las veces, por no poner en peligro a sus hijos.

    ¡¡Cuánto necesitan a los familiares y amigos que realmente las quieren!!
    como el protagonista de tu poema, no dejemos de luchar por abrirles los ojos a estas mujeres.
    Besos.

    PD
    ¿Todo bien? me ha extrañado no verte hoy...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dices muchas cosas, Asun, tantas que nacen más del cariño que del análisis, pero en todo caso te quedo muy agradecido.
      Gracias por echarme de menos. A veces los cuerpos y las bajas temperaturas no se llevan bien. A veces, pero hoy vengo a disfrutar de tu compañía.
      Un beso

      Eliminar
  22. Ya el título lanza un mensaje completo, y a continuación :

    "Sólo me pega cuando bebe,
    pero sobrio es muy cariñoso conmigo
    y también con los niños,
    hasta me llama mi reina.”

    SOLO ME PEGA.....

    si alguien que te necesite, te ha escuchado en la radio o ha leído, quiero confiar, deseo de todo corazón lo medite y consigas tu propósito, ciertamente transmites fuerza.

    Besos de corazon ♥♥♥

    ResponderEliminar