25 julio 2013

MEDITACIONES VERANIEGAS

La cremallera es el bisturí erótico que saja la envoltura sedosa de la desnudez.

La decadencia sólo afecta a los que en otros momentos habitaron en la cumbre.

La creación es el vértigo desde la nada.

La dentadura es el rosario con el que rezamos el pan nuestro de cada día.

La difamación se propaga tan devastadoramente como el fuego; el prestigio se estratifica gota a gota como una estalactita.

La enseñanza permanente es la que consigue el Ministerio de Educación con los continuos cambios de planes de estudio.

La esfera es un círculo tridimensional.

La estrella de mar es un astro celeste que bajó al mar para apagar su sed.

La evolución me ha hecho usar zapatos, tener juanetes y un dolor lumbar que... ¡Válgame Dios!


La experiencia es una ciencia que se adquiere a base de tropiezos.

La fotografía es una composición impresa de luces y sombras, sorprendidas en un instante.

La gente escucha cuando lo que oye concuerda con sus ideas; si no, se limita a oír como quien oye llover.

La historia está cuajada de gentilhombres que fueron tan necesarios como luego prescindibles.

La ira es el violento brazo ejecutor de los celos, la envidia y la impotencia.

La juventud, como la flor, es poética; mientras la vejez, como el fruto, es pragmática.


32 comentarios:

  1. Buenas frases, se aprenden de ella.
    Cada una tiene su puntito jejee o puntazo.
    Buen post de meditaciones para el alma.

    Abrazos fraternos de MA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos aprendemos meditando un poco y ayudándonos unos a otros.
      Besos.

      Eliminar
  2. Nos has puesto tarea para este verano y el que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mente ociosa no es sinónimo de vacaciones. ¡A trabajar!
      Besos.

      Eliminar
  3. Remedios para el alma. Reflexiones para leer y releer.
    "La gente escucha cuando lo que oye concuerda con sus ideas, sino se limita a oir como quien oye llover ".Tal cual.
    Besos del alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que haya coincidido contigo al menos en una de ellas. ¡A releer!
      Besos lectores.

      Eliminar
  4. Hola Francisco, muy buenas cada una de las frases que has hecho para meditar.
    ""La gente escucha cuando lo que oye concuerda con sus ideas; si no, se limita a oír como quien oye llover."" Pues más nos valía escuchar para acoplar este dicho tan castellano: cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

    O esta frase tan solidaria: Primero se llevaron a los comunistas, pero a mi no me importó,
    porque yo no lo era, enseguida se llevaron a unos obreros, pero a
    mi no me importó, porque yo no lo era, luego apresaron a los
    curas, pero como yo no era religioso, tampoco me importó...
    Ahora me llevan a mí, pero ahora es demasiado tarde.
    SAludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pierdes el tiempo, Isa, y te pones a la tarea sobre la marcha. ¡Enhorabuena!
      Besos.

      Eliminar
  5. Todas y cada una tienen su miga, algunas van a rondar por mi cabeza hasta que me las aprenda, de momento y por azar me quedo con esta: “La historia está cuajada de gentilhombres que fueron tan necesarios como luego prescindibles”.
    Un abrazo desde el dolor por los tristes sucesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco pretendo que te llegue a doler la cabeza, Ester; las reflexiones de verano son un sustitutivo de la siesta, no elucubraciones filosóficas.
      Besos.

      Eliminar
  6. Dentro de nada, mi mente se quedará en blanco durante un tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que logres ponerla en blanco, salvo que seas un gurú oriental disfrazado de granaino.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Buenas meditaciones.
    Y eso que hace calor o "la calor".
    Lo de la cremallera -que curiosamente "abre" la serie- y el bisturí me encanta. Las personas estamos mal hechas. Deberíamos tener cremalleras y velcro por todas partes del cuerpo. Que te pones malo y te tienen que abrir... pues nada: tiras de cremallera o de velcro, operas lo que haya que operar y luego cierras. Te ahorras los puntos, el antibiótico y estar en el hospital varios días gastando recursos que son de todos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el cuerpo está de relax es un buen trabajo para la mente dejar volar el pensamiento. Y tu desde luego eres maestro en este arte.
      Bss

      Eliminar
    2. Yo he pasado seis veces por el quirófano, así que tu propuesta me parece maravillosa. ¡Feliz veraneo!
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. La inactividad total en muy nociva para la salud, Katy, así que ya sabes. ¡Manos a la obra!
      Besos.

      Eliminar
  8. Buenas y hermosas frases, aunque en algunas no estoy muy de acuerdo, como la que se refiere a la educación jejeje. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta extraño que a una maestra le guste que cambien los planes educativos cada tres por cuatro. Pero ya sabemos todos que tú eres muy especial.
      Besos.

      Eliminar
  9. Me encantas cuando te pones filosófico.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida y fiel Elena, tus comentarios me hacen feliz.
      Besos.

      Eliminar
  10. Buenas greguerías, don Ramón Gómez Espada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué intrépida es la juventud, Carmen! Don Ramón no hay más que uno y a mí me encontraste en esta calle. Gracias, guapa.
      Besos.

      Eliminar
  11. "Meditar es escudriñar el pensamiento para alcanzar el concepto de las cosas y la concreción de las ideas".
    Esta es la conclusión de mi meditación sobre tus meditaciones.

    Me gustan muchas de las que expones, pero sobre todo la de la "creación" y los símiles sobre la juventud y la vejez.
    En cuanto a la "dentadura", te diré que el pan uestro de cada día me dejó el lunes pasado sin una cuenta. Estoy en fase de reposición para seguir rezando, jajaja...

    Un cariñoso saludo y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chela. Con que te llegue alguna ya me doy por bien pagado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Francisco, tus greguerías nada tienen que envidiar a las de don Ramón. Excelente, amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un poco exagerado, Antorelo, pero te agradezco mucho esa forma de mirarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Francisco, , muy buenas las frases que nos dejas para reflexionar un poquito, me ha gustado la que dice "La dentadura es el rosario con el que rezamos el pan nuestro de cada día", no la había oído nunca y me ha echo mucha gracia:), ya que es así:)
    Me has cambiado el nombre en mi blog, seguro te acababas de levantar de la siesta jeje

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son cosas de la edad, Pirujilla mía, la edad que no perdona el envejecimiento de la mente. La frase no la has oído nunca, ni ninguna de las que he subido porque son originales.
      Besos.

      Eliminar
  14. Después de leer tu sabias y variadas frases...Soy consciente de que somos humanos con gran cantidad de defectos, que necesitamos la humildad para seguir aprendiendo cada día...y vamos adquiriendo experiencia a base de tropiezos...De vez en cuando, la creatividad nos sorprende y nos premia, después de sentir ese extraño vértigo ante la nada...hacernos reflexionar y ser conscientes de todo lo que nos falta por aprender...(sonrío).
    Mi abrazo grande y feliz jueves, Francisco.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin emular al sabio griego, cada día me doy cuenta de lo mucho que no sé. Esto me lleva a ser humilde y a tratar de crecer desde ese reconocimiento de mis limitaciones, que no sólo son físicas.
      Me gusta cuando en lugar de reproducir la onomatopeya de la risa haces acotaciones como en los textos dramáticos: eres original en todo.
      Besos.

      Eliminar
  15. Magníficas greguerías, Francisco!!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Zamarat.
      Dos besos, uno al pequeño.

      Eliminar