23 julio 2013

AUNQUE UN DÍA...


Aunque un día olvidara tu nombre,
aunque llegue el momento
que no sepa engarzar
las sílabas con las que llamarte;
aunque llegue el día
que sólo me comunique
con la mirada perdida
en no sé qué punto del infinito;
aunque —Dios no lo quiera—
me visite ese alemán impronunciable
y borre mi memoria
como lo hiciera un mal virus informático
y haga de mí borrón sin cuenta nueva,
mi piel seguirá el perfume de tu tacto
y te reconoceré
con el mismo instinto
con que un bebé busca el seno materno.

Aunque un día olvidara tu nombre,
olvidara tu físico y tu espíritu;
aunque lo olvidara absolutamente todo,
tú eres el patrimonio indiviso
que atesoro para la eternidad,
corporeidad en la que tan gustosamente
lato y encuentro sentido a mi vida.

Aunque un día olvidara...

41 comentarios:

  1. Que contenta tiene que estar. que promesas mas bonitas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé hasta qué punto está contenta por estos decires míos, pero sé muy bien que con su conducta, con sus desvelos por mí, es merecedora de todo lo que soy incapaz de darle.
      Besos.

      Eliminar
  2. Qué delicadeza, qué belleza literaria ! MAJESTUOSO. Qué preciosos poemas escribes ! El homenaje de mi admiración, españolito. leerte es un gozo.
    Mi adorado Papa en Brasil y tu poema, mis dos alegrías de este lunes de hielo.
    ¡¡¡APAPACHOS !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando me comentas, correntina mía, me siento examinado y puntuado por la maestra que sigue latiendo en ti; así que ante un comentario como este siento la satisfacción de haberlo hecho correctamente.
      Tu Papa, nuestro Papa, me tiene emocionado. Ese constante acercamiento a los pobres, a los que sufren, a los últimos de la sociedad, sería lo mismo que predicaría hoy Jesucristo de ser él quien viajara a Brasil o a cualquier rincón de la tierra. Dice san Lucas: "Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis".
      Ríe conmigo, María del Carmen, porque sólo tengo dolor físico, a pesar del cual he descansado bien.
      Apapachos.

      Eliminar
  3. Cuanta ternura hay en esas palabras, hay esa enfermedad tan comun ya, y causa tantisimo daño a las personas que quieres y te quieren que es tremendo. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es parte de la ternura que recibo, lo que sucede es que la que yo pronuncio se hace más visible a todos, pero yo me casé con mi ángel de la guarda.
      Besos.

      Eliminar
  4. Infinitas gracias mi querido amigo y admirado poeta, por concedernos el privilegio de ser testigos de la belleza de tus versos.
    Muchos besinos de esta amiga que te quiere un montón y siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El privilegio es mío de tener tantos y tan cariñosos lectores como tú.
      Besinos.

      Eliminar
  5. Me has conmovido hasta los mas hondo, esa enfermedad no gana la batalla a los sentimientos (aunque lo pudiera parecer), y en tu exquisita sensibilidad, deseo de corazón de ser yo la "paciente" sentir tu profecía,

    bello, delicado...

    Besos fuertes♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tramos. Te deseo, si es que no existe, que alguien ponga tu vida por delante de la suya, que te ame hasta el extremo de la pérdida de conciencia.
      Besos.

      Eliminar
  6. Hola Francisco, has echo que me emocione al leer tu poema, te imaginaba recitándolo a tu amada esposa y no he podido sentir ese desasosiego de pensar eso que dices, si algún día..., dios no quiera que pase, pero nadie esta exento de esa visita no deseada, me ha parecido precioso y mas el sentimiento tan bonito que se nota cuando lo has escrito.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo para ti, pero no lo divulgues: me emocioné muchísimo cuando lo estaba escribiendo. Pero ya sabes, los hombres no lloran.
      Besos.

      Eliminar
    2. Solo para ti también:), pues vivan los hombres que lloran y no se avergüenzan por ello, no por llorar se deja de ser hombre, todo lo contrario, habré su corazón:)

      Mas besos.

      Eliminar
  7. Que hermosas letras llenas de ternura y sobre todo mucho amor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ilesin, por esa forma tuya de leerme.
      Besos.

      Eliminar
  8. Hay nombres que no se pueden olvidar, pues se llevan muy adentro.
    Como el de Francisco así se llama mi esposo. Y tú mi gran amigo bloguero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos empatados, Josefa. Pepita (Josefa) y Paco (Francisco), frente a Josefa y Francisco. Es como para sentirnos más cercanos.
      Besos.

      Eliminar
  9. Cuando el amor no sólo se siente sino que sabe decirse llega más hondo y se sabe reconocer.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
  10. Hola Francisco, bello poema y bonita imagen.
    Esto es el amor, dar sin esperar nada a cambio.
    Dar y querer aun cuando la memoria no recuerda. Dar y querer aun cuando el cuerpo no responde. Bello como todo lo que haces.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, ¡cómo se nota que eres de los míos! Gracias por tu mucho afecto.
      Besos.

      Eliminar
  11. Expresión de amor. Ojalá nunca llegues conocer ese día por el bien de la persona amada. Disfruta hoy que recuerdas y conoce.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Katy. Ojalá que no nos pase a ninguno de nosotros.
      Besos.

      Eliminar
  12. Chico, hoy te has esmerado en hacer algo tannnnnnnnnnnnn sublime...
    Me ha gustado a rabiar. Gracias por hacerme feliz leyéndote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario tan satisfactorio, Tracy.
      Besos.

      Eliminar
  13. porque en definitiva el nombre queda pequeño al lado de todas las pequeñas y grandes cosas que la vida nos regala viviendola de a dos

    excelente Francisco, hermoso!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque en definitiva, como decía ayer, el poema se hace grande cuando es leído y comentado por otros. Muchas gracias, Laura.
      Besos

      Eliminar
  14. "tú eres el patrimonio indiviso que atesoro para la eternidad" qué frase más profunda y bella... ¡cuánto amor se desprende en tus letras! un amor desde el corazón hasta las entrañas, un amor eterno... felicitaciones por tanto amor y por saberlo transmitir tan maravillosamente bien con tus poesías.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ama desde las entrañas o es otra cosa, María. Gracias por tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  15. Me acabas de deleitar con un bellísimo poema....ojala!no llegues a pasar por este trance en la vida, tanto para ti como para el ser amado es bastante duro.

    Un abrazo.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto de más o menos cerca esa dureza; también he visto gente que se marcha sin ocasión de despedirse. Debemos aprovechar cada instante para decir una palabra de amor a nuestros seres queridos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Si no es nada fácil juntar tres monosíbalos en un verso y que no suene mal, tú haces el más dificil todavía jutando cuatro en no sé qué sin inmutarte.

    Del contenido que quieres que te diga si ya está todo dicho.
    Un abrazo maestro, querido maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, tú eres una chica boom. ¡Me das tanto apoyo...! Gracias por todo, "alumna".
      Besos.

      Eliminar
  17. Qué bello te expresaste amigo. Llega un momento en el que el alma es el verdadero timón de nuestro cuerpo y los sentidos le siguen a ciegas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El alma es siempre el verdadero timón de uno o camina por sendas de tercera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Aunque la mente olvide y se detenga...El corazón sigue latiendo y sintiendo, como lo hace en tu poema, consciente y apasionadamente, amigo...Una preciosidad para reflexionar y disfrutar...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por esa profundidad humana y divina...
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tratas muy bien, María Jesús, pero no quiero tomarte en cuenta lo de "profundidad divina".
      Besos.

      Eliminar
  19. Hola Francisco, preparé el té. Pero a la hora que yo lo subo, tú ya estás de noche por allá. Acá son las 15 horas.
    Besos querido amigo.

    ResponderEliminar
  20. Que pedazo de poema te has marcado hoy Paco, extraordinario, hermoso, brillante. No tengo palabras para elogiarte como te mereces.

    Aunque creas que me he olvidado de ti, no es así. Hace tiempo que no comento, pero leer, sabes que te leo todos los dias. Hoy no podia pasar por alto letras tan maravillosas.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar