17 junio 2013

SOLDADITOS DE PLOMO


Estos días ha tenido ocasión en Sevilla una simpática exposición de soldaditos de plomo en la casa palacio renacentista que fuera de los Bucarelli, hoy de los Condes de Santa Coloma. Como hay imágenes que hablan más y mejor que mil palabras, os dejo algunas para regocijo del niño que llevamos dentro.















48 comentarios:

  1. Es en verdad preciosa la exposición querido amigo y admirado poeta. Infinitas gracias por hacernos participes de ella.
    Miles de besinos y feliz inicio de semana te desea esta amiga con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Zona, por tus cariñosas palabras.
      Besinos.

      Eliminar
  2. Aquí, en un patio parecido a ese, también hemos visto maquetas de tanques, pero a mí no es algo que me agrade, pues aunque sean de juguete traen recuerdos de guerra y muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me declaro antibelicista, pero mostrar estos soldados no es una contradicción, sino volver a la infancia.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. ¡Vaya! No ha cogido el enlace.

    http://www.flickr.com/photos/28272464@N07/8968858970/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos son de un tamaño considerable. Muy bonito.

      Eliminar
  4. Prefiero los desfiles de estos soldaditos que los de los otros. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, Felipe. Estos son inofensivos, aunque evocan a los otros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Francisco, pues la verdad que como tu dices las imagenes hablan por si solas y se ven bonitas, aun siendo hija de militar digo lo mismo que el amigo de arriba, prefiero estos desfiles a los verdaderos, gracias por compartirlo con nosotros:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy anti nada, pero desearía la inexistencia de los ejércitos, aunque suene a utopía: sin utopías no hay sueños.
      Besos

      Eliminar
  6. Vistos así resultan muy bonitos, pero el previo de arreglo de chapa y pintura es un trabajo de "chinos", aunque el resultado final es como el que presentas, fantástico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los soldaditos y tu comentario me recuerdan, no sabría explicar por qué, los dos meses de mili que hice en Granada en pleno invierno.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Me he acordado con tu comentario de los dos meses destacado que pasé en Granada como soldado, bueno, era cabo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Preciosa y curiosa exposición.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me hablaron de ti dos extraordinarias cocineras, y como era de esperar, Elena, lo hicieron muy bien. Te quieren mucho.
      Besos.

      Eliminar
  8. En mi familia no he tenido a nadie que los coleccionara, ni siquiera mi padre que coleccionaba muchas cosas, solo los he visto en alguna tienda y es curioso lo diferentes que son siendo iguales. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Al menos los buenos son distintos unos de otros, no así los de plástico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Las colecciones de soldaditos de plomo siempre tuvo mucho éxito, había personas que tenían verdaderos batallones de ellos y algunos son una obra de arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón. El museo del Ejército en Madrid tiene una colección fabulosa en calidad y cantidad.
      Besos.

      Eliminar
  10. Muy interesante esa exposición. Nos lleva al niño que fuimos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una exposición curiosa pero ¡tan linda !!
      Cuando mis hijos eran chiquitos tenían bolsas de soldaditos y jugaban horas con ellos . Esos soldaditos eran de plástico. Me parece verlos...
      Un lindo recuerdo.
      Besos del alma :)

      Eliminar
    2. Esa misma ha sido mi sensación, Antorelo, una especie de vuelta a la infancia.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Esos de plástico son muy distintos; los de plomo eran artesanales y todos distintos unos de otros. ¡Cómo nos gustaría que nuestros hijos volvieran a ser niños!
      Besos.

      Eliminar
  11. Todo una gozada para "frikis", nostálgicos y coleccionistas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no reúno ninguna de las tres características, Cayetano. Desde luego friki y coleccionista no lo soy y nostálgico no creo ser lo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Muy original, si estuviera más cerca iría a ver la exposición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que te acompañaría y te comentaría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Curiosa exposición, que hace retroceder a la infancia, y pone un poso de nostalgia en los corazones al evocarla. Debe ser lindo visitarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me resultó muy curiosa y completa. Cuando yo jugaba con estos muñecos tenía un par de ellos y me inventaba a los demás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy linda Exposición que nos traslada a nuestra Infancia y coincido con algunas personas que te han comentado , prefiero ver esta Exposición a los desfiles de los verdaderos con tanque incluidos.
    Gracias por acercarnos hasta ella!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me resultó entrañable precisamente por lo que evoca. Gracias una vez más por tu regalo.
      Besos.

      Eliminar
  15. Tengo un primo enamorado de estos soldados de plomo. Los compras entre varios y los pintan con una delicadeza increíble. Después los colocan sobre el plano recreando las grandes batallas de la Historia, sobre todo las de Napoleón, con sus ciudades y montes debidamente situados. Y estamos hablando de chicos de cincuenta años; los otros ya juegan con los ordenadores.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe una afición más numerosa de lo que podemos imaginar a estos soldaditos de plomo, así que no me extraña lo de tu primo.
      Besos.

      Eliminar
  16. Hola!!!!
    me quedo en tu blog y te apunto en mi lista de visitas!
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sorpresa muy agradable, David. Espero nodecepcionarte.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Yo se de alguien al que le encantaría haber visto esta exposición, estas cosas tienes que decírmelas antes de que pasen jejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tendré encuentra, Támara, por si se repite y te aviso en cuanto se anuncie.
      Besos.

      Eliminar
  18. Qué imágenes más simpáticas, me gusta,
    yo no tuve soldaditos de pequeño, jugábamos con las chapas de las botellas, pero hacíamos
    autenticas batallas...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas chapas eran más asequibles y servían para todo. Y los botones, ¿no jugaste al fútbol de mesa con los botones?
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Cómo han evolucionado los juegos de los niños. Pero yo me quedo con los antiguos. Creo que estimulaban más la imaginación. Uno tenía que crear su propia película.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más estimulante era hacer la pelota con trapos o el camión con una caja de cartón, también montar una caña a modo de corcel.
      Bisous, Madame.

      Eliminar
  20. Me imagino como te habrán gustado los soldaditos de niño eh?. Conozco alguien que le encantan los tanquecitos del final, los de guerra... estaría maravillado de estar allí.
    Un beso Francisco
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos soldaditos no estaban al alcance de cualquiera. Te confieso que no tuve ninguno, pero mi amigo Antonio y su hermano Tomás tenía uno cada uno, el resto del ejército era inventado.
      Besos.

      Eliminar
  21. Los niños antes jugaban con ellos, hoy internet les muestra el despedazarse y litros de sangre.
    Saludos, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trenes razón, Alicia. Es espectáculo de la televisión es para mayores y con reparos.
      Abrazos.

      Eliminar
  22. Esos soldaditos llevan mucha historia y nostalgia en sus figuras...No sólo nos recuerdan los juguetes de nuestra infancia, al lado de nuestros hermanos,amigo. También nos recuerdan los desfiles del ejército español, que siempre fué muy emotivo. Mi marido ha sido militar,Francisco y ha amado esos soldaditos de juguete y de verdad.
    Gracias por mostrarnos esta bella e inolvidable exposición.
    Mi abrazo grande y feliz noche.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sólo fui militar de reemplazo y nunca me sentí atraído por la vida militar, pero si tengo alguna virtud es la comprensión, la aceptación y respeto de todos. Esos mini ejércitos pertenecen a otro tiempo y hablan de otros ejércitos menos tecnológicos de los actuales.
      Besos.

      Eliminar
  23. Esos soldaditos me recuerdan mi niñez, los juegos de mi hermano, nostalgias del pasado....
    Bsss

    ResponderEliminar