13 junio 2013

MIS MANOS



¿Ves estas manos mías?
Nervudas, agitadas huesudas,
con serpenteo de venas en la superficie
como encrucijada regante
y la piel manchada de pretérito;
son estas aquellas que te enlazaron
por la cintura arrancándote un suspiro
para velar la noche infinita
del desposorio y delinear
—no con mucha pericia—
los tiempos y sus aconteceres.

Son aquellas mismas manos 
que jóvenes las retenías en las tuyas;
entonces preñadas de futuro
y ahora ahítas de experiencia,
peritas en mieles y tragos ázimos.

En mis manos, el agrimensor de tu cuerpo,
la gaviota que merodea el festín
durante la estiva en puerto,
el aleteo balbuciente
de mi piel en tu piel,
el aperitivo de nuestro banquete
cuando comulgamos la reciprocidad
de ser dos en uno...

Mis manos, ahora casi artríticas,

el preludio de nuestro concierto.

39 comentarios:

  1. Hola, Francisco:

    Manos que antaño fueron pasión de juventud y que ahora son ternura, cariño y gratitud...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael. Las manos envejecen, pero no los caminos por los que se apasionaron.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Soy de mirar mucho las manos de los hombres, tienen un encanto especial... igual que tu poema.
    Un beso Francisco y gracias por estar siempre.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mías son bien feas, Luján, pero se esfuerzan en ser generosas y abundantes.
      Besos

      Eliminar
  3. Que bello poema para tu compañera, en la sinfonía de la vida…refugiarse en una manos que son pilares de amor y ternura debe ser como escuchar el Ave María de Shubert.
    Abrazos querido Francisco…hasta acá escucho el preludio del concierto que envuelve vuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comparación que has hecho me parece maravillosa. No será para tanto, Ceciely, pero tienen vocación de surcar la vida.
      Besos

      Eliminar
  4. Esta noche estoy demasiado sensible...tu poema me recuerda que todo debe llegar a un final..no dejo de llorar..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alarma que tenga deseos de llorar, pero al tiempo te digo que las lágrimas saben arrastrar los males por las alcantarillas de la paz. ¡Ánimo, los males siempre son pasajeros y el sol vuelve a salir mañana!
      Besos

      Eliminar
  5. Hola Francisco, muy bello y tierno poema.
    Es bonito ver que las manos han ido envejeciendo a la vez que el corazón junto a la persona a la que se ama. Esas manos que una vez fueron jóvenes y acariciaron como jóvenes que eran, ahora acarician cuando la madurez ha eclosionado, y las caricias y el apoyo son más necesarias que nunca para ahuyentar a la soledad.
    Precioso el poema. Enhorabuena por tener esas manos con arrugas es porque habéis recorrido mucho camino juntos.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vejez hay menor pasión y mayor ternura, y las manos son como esos vasos comunicantes que todo lo equilibra. Muchas gracias, Isa.
      Besos

      Eliminar
  6. Te ha faltado decir que tus manos son capaces de escribir tan bellas letras.

    Con respecto a las manos, mi amatxu siempre se enfadaba cuando yo le decía que mis manos eran feas. Al respecto, siempre he pensado que cuando hicieron el reparto de manos, solo les quedaban esas y para no lanzarme manca a este mundo ingrato me las pusieron. Con lo cual, ya estoy agradecida, ya, pero de que mis manos son feas, son feas.

    Un beso Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mis manos son feas, no son elegantes, y posiblemente no haya en mí coordinación entre lo interno y externo; en cualquier caso, las manos son las servidoras de lo que dicta el corazón e independientemente de su belleza, hacen las obras que desde dentro se les ordena. Mucha suerte para el miércoles.
      Besos

      Eliminar
  7. Manos tan bellas que pueden inspirar tan bonito poema.
    Cariños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Oriana, es un placer recibirte en casa.
      Besos

      Eliminar
  8. Tus letras serán el retrato de tus manos pero no lo es la imagen.

    Tus manos son esas que se unen a tu corazón y a tu mente para dar lo que tienen consuelo, cariño, amistad...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú juegas con la ventaja de conocerme y la incondicionalidad de la amistad que ve las cosas deformadas.
      Besos

      Eliminar
  9. Buenos días, vengo a visitarte de parte del Chelo del blog Pasatiempo, hoy he escrito sobre las manos y ella me remite a ti para que lea lo que escribes tu sobre ellas, Le daré las gracias por haberme mostrado un canto a las manos tan primoroso. Un abrazo y me coy de aquí encantada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de responderte me he pasado por tu blog y desde ya te sigo. El azar y la intermediaria Chelo ha facilitado el encuentro que ojalá sea fructífero en amistad y letras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Unas manos que cumplieron su función a las mil maravillas y siguen "dando guerra".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las manos son multifuncionales y uno no siempre lo hace todo bien; pero como dices siguen dado guerra sin abandonar la trinchera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Manos dispuestas y nerviosas que la juventud agitaron la plenitud de la vida y que ahora, en una edad más avanzada, siguen cumpliendo su papel, aunque eso sí, de una manera más sosegada y reflexiva. Como siempre, espléndidos versos, Francisco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco, tus cumplidos me colman.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Vaya, parece que os hubierais puesto de acuerdo Ester y tú. Los dos dedicáis las entradas a las manos.
    Bella entrada la Ester y bella la tuya.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía a Esther y nuestras manos se han hecho encontradizas.
      He pasado por su casa y he disfrutado de su lectura antes de reponderle. Os agradezco a Chelo y a ti que me deis norte de ella.
      Besos

      Eliminar
  13. Un poema lleno de ternura. Te entiendo muy bien Francisco. Yo solía vanagloriarme de mis manos. eran hermosas, manos de pianista y ahora no queda nada de ellas pero creo que acarician mejor , con más suavidad tienen la belleza que marcan los años. Como las tuyas.Fíjate cómo los nietos buscan nuestras manos y las aman. Así que AMEMOS nuestras manos con sus venas verdosas salientes , con su deformación. Tienen ahora otro tipo de belleza, pero nunca se olvidan como se mima, como se masajea y mucho más. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tus manos quedan todo el amor y toda la ternura; también hay algo de eso en las mías, lo que compensa esa merma que hemos padecido con los años.
      Besos

      Eliminar
  14. Manos de amigo, esposo, padre, abuelo, experiencias...muy lindo poema mi querido Francisco que Dios te colme de Bendiciones, mi afecto por siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están mis nietos en casa. Estaba respondiendo los comentarios cuando fui asaltado; ahora me he escapado y vuelvo con ellos: manos de abuelo en ejercicio.
      Besos

      Eliminar
  15. Mi querido amigo y admirado poeta me faltan letras en el abecedario, que puedan describir la suprema belleza en versos que nos obsequias, vestidos de profundo sentimiento de amor, dulzura y ternura.
    Solo me resta darte infinitas gracias por concedernos el privilegio de emocionar nuestros sentimientos con ellos.
    Miles de besinos de esta amiga que siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, dulce Ozna, gracias por el afecto que destilan tus palabras.
      Besinos.

      Eliminar
  16. Hola Francisco, unas manos que son capaces de escribir este bello poema dedicado a ellas no pueden ser feas, esas manos que por lo que dices aun siendo hoy artriticas que han dado mucho amor y caricias a raudales, a esas manos aun teniendo los años que tienen aun len queda dar mucho amor, ternura y acariciar montones de veces, y como no, seguir deleitandonos con tan bellos poemas:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Piruja, por esa certeza en mí.
      Besos.

      Eliminar
  17. Tus manos saben escribir sinfonía de versos, tus manos además tienen experiencia en el tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tienes muy bien valorado, Maria, algo que te agradezco mucho.
      Besos.

      Eliminar
  18. Que bonita.. de verdad.. manos.. ummm cuanto saben, cuanto dicen. cuanta información, cuanto amor... cuanta pasión..

    las manos.. primeras.... esas.. que como tu dices ... llegaron por primera vez al corazon..

    me quedo... sorprendida.. tus poemas son hermosos... querido amigo.....

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis manos, más que pericia, tienen experiencias, años de experiencia. Muchas gracias, Estrella.
      Besos.

      Eliminar
  19. Esas manos siguen "preñadas de futuro" creando y recreando la vida, Francisco...En nuestra manos está nuestra personalidad y en esas manos...veo, que se sujetan la una a la otra con firmeza y amor a la vida para seguir dando lo mejor...
    Mi gratitud por compartir y mi abrazo siempre,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  20. Te agradezco este comentario, María Jesús. Bueno, este y todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Que bonito!!! me encantó, así es la vida...
    Bsssss

    ResponderEliminar