03 junio 2013

ESCAPADA A LORA DEL RÍO

Nada como la improvisación para no caer en la monotonía. No habíamos definido nada, sino que fuimos hacia la estación con la intención de escapar durante unas horas del cada día. El tren es el medio de transporte por excelencia. No iban muchos pasajeros, tal vez sea ese el justificante que encuentra el ministerio para reducir líneas y recortar gastos, también servicios, pero esto segundo no se menciona. Tan sólo un recorrido de 45 minutos con muchas paradas intermedias en cada pueblo.


Este es un cercanías que circula entre el noreste de la provincia hacia el sur, una trasversal que comunica un sinfín de poblaciones y que seguramente será vital para muchos de sus pasajeros. Un tren moderno, sin revisor, cuyo control se produjo a la llegada a Lora del Río, cuando para poder salir de la estación se requería el ticket para liberar la portezuela de salida. Todo mecanizado, automatizado, con mecanismos que no cobran salarios ni toman vacaciones.


Por las ventanillas el paisaje agrícola de la ribera del río Guadalquivir con multitud de alineaciones de  naranjos, unos en producción y otros planteros protegidos y casi indefensos, pero también otros frutales, como albaricoques y melocotones; en menor número, olivos, un exclusivo vivero de palmeras y unas pocas higueras dispersas por los linderos. En alternancia, sembrados de patatas, maíz, espárragos, algodón y cereal en sazón ya en esta época. Por las riberas del río algunos eucaliptos y álamos blancos, carrizos y cañaverales.



La población aparecía como dormida, hasta que descubrimos que estaban en feria y eso justificaba el cierre del comercio, la desnudez de la plaza de abastos y el desierto de sus calles. No fuimos de feria; ni en gusto ni en condiciones, sino sólo con el deseo de salirnos del paseo habitual y cambiarlo por uno extraordinario. Como en todas las poblaciones agrícolas, casas señoriales  —algunas venidas a menos— y la relevancia de la fachada del ayuntamiento y la torre de la iglesia como símbolos de lo estable.















38 comentarios:

  1. Un pueblo muy sevillano, que no conozco ni creo que lo vea nunca, pero gracias a ti ya tengo una idea. Nuestras comunicaciones con los pueblos pocas veces pueden ser en tren, pues como tu dices, Renfe va suprimiendo líneas con el pretexto de que tienen pocos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ir a este pueblo tienes que hacerlo adrede, ya que ahora las grandes líneas de tren, las autovías, etcétera, ya no pasan por las localidades. Antes los caminos eran más lentos, pero más amenos.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Si no me equivoco pasé por ese pueblo camino de Cadiz, puede ser? lo que no hice fue bajarme y veo que hubiera valido la pena, por tus fotos se aprecia que tienen mucho bonito que ver, me encantan esas entradas de las casas con esos azulejos....
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que no pasaste por este pueblo cuando ibas a Cádiz. Bonita y encantadora ciudad Cádiz, ¿verdad que sí?
      Besos

      Eliminar
  3. Maravilla de narrativa que plena de pinceladas el paisaje y edifican con arquitectura de avamzada Tú y la musa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tus palabras, María Elena. No puedo ocultar que me gustan los halagos.
      Besos

      Eliminar
  4. Un buen método para tener un día diferente: montarte en un tren sin rumbo fijo y decidir sobre la marcha dónde te bajas.
    Tengo que ponerlo en práctica uno de estos días.
    Espero (y por lo que veo, así fue), que mereciera la pena elegir esa estación.
    Que tengas un lindo lunes. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuidado, porque ya sabemos que tú estás como... no quiero decir alocada, pero ya me entiendes. jajaja. Nos resultó un día especial.
      Besos

      Eliminar
  5. Un bonito e inesperado paseo suele servir para descubrir cosas en las que de otra manera no hubiésemos reparado. No cabe dura de que tuvisteis una feliz idea. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además con el carné de mayor, el tren sale baratísimo. Una gozada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siempre es bueno cambiar un poco de rutina y salir a disfrutar del sol y otra mirada que nos muestra la vida, es una manera de apreciarlo todo bajo otro espacio tiempo donde no hay prisa si ganas de seguir sorprendiéndonos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, además se fija uno en la gente que viaja, los comentarios. Al ser un coche sin departamentos, da opción a sacar un cliché de cada uno. Muy divertido.
      Besos

      Eliminar
  7. Había dicho lo contrario de lo que quería decir y es que muchas cosas salen mejor cuando se improvisan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es así. A veces prepara uno las cosas con antelación y luego te preguntas, ¿para qué? Y otras te quedas sorprendido por el resultado.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un pueblo precioso, a la legua se ve que se trata de un pueblo andaluz, por la luz, por ese cielo, por la cal.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te imaginas que me equivoco y llego a Córdoba?
      Besos

      Eliminar
  9. ¡Qué maravilla poder romper la rutina ! El domingo es interminable y siempre se hace lo mismo.
    ¡BUEN LUNES !!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy conveniente cambiar los hábitos de vez en cuando, así es más divertido.
      Besos

      Eliminar
  10. Francisco, a las personas generosas el cielo les llueve ideas, no me extraña tu singular iniciativa...Que ahora disfrutamos todos, subiendo contigo a ese tren y mirando sus tierras y cultivos, para bajarnos después en Lora del Rio y admirar sus casas señoriales...Una gozada,amigo.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por este paseo bello y mágico.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien te ha engañado y te ha dicho que soy generoso, pero no es cierto. Me hace ilusión que me idealices, pero siempre que yo consiga cambiar y llegar a ser ese modelo que piensas antes de que nos conozcamos, si esa ocasión llega.
      Besos.

      Eliminar
  11. Bonita localidad por la que siempre que venía de Madrid en el Ave pasaba de largo, dejándola a la izquierda. Hoy he tenido la oportunidad de conocerla un poquito más gracias a tu texto y a tus fotos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos hemos prometido volver, pero de nuevo en tren. Hemos visto en la programación menor número de viajes al día, pero no sabemos si es sólo para el verano o si es la primera etapa de un recorte mayor.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Una escapada de las que merecen la pena, a veces nos olvidamos que cerca de donde vivimos hay pueblos muy interesantes en los que se pueden pasar unas horas muy agradables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solemos valorar lo que tenemos al alcance de la mano y por supuesto que merece la pena.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Este tio de escapadas son inolvidables y además al no ser programadas, nos sorprenden por lo bien que lo pasamos. Una preciosa localidad a juzgar por las buenisimas fotos que ilustran tu entrada.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nerim. Es cierto, lo espontáneo tiene un plus de valía que conviene aprovechar. Se emprende la aventura y saldrá lo que salga, a veces bien a veces menos bien, pero siempre positivo.
      Besos

      Eliminar
  14. Un precioso y delicioso recorrido por un Pueblo que no conozco y me ha encantado conocer a través de tus Fotos . Tiene mucho encanto y unos Edificios realmente interesantes y dignos de conocer . Gracias por este viaje tan placentero y lindo !
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de esos pueblos que no quedan de paso, sino que hay que ir a ese destino. Gracias, Charo.
      Besos

      Eliminar
  15. ¿Sabes que son esos árboles de flores azules que se ven en la tercera foto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, no sé decirte cómo se llaman. Son árboles muy bonitos por sus flores, pero manchan mucho el suelo porque desprenden las flores una especie de aceite que deja las aceras bastante sucias.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Son Jacarandas, me encantan <3

      Eliminar
  16. Ahora con autovias y aves se les quito vida a muchos sitios, cosas del progueso enre cimillas porque vamos camino a la bicicleta, con suerte. un abrazzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo aquellos viajes Madrid-Málaga en un Seat 850 parando de vez en cuando y comprando lo oportuno en los pueblos...
      Las autovías han dado rapidez y se han llevado el encanto.
      Besos

      Eliminar
  17. Hola Francisco he conocido Lora del Río a través de tu viaje. Se ve por lo que cuentas que sus campos tienen un variado follaje.
    Las fotos sensacionales.
    Es bueno romper la rutina de vez en cuando y de cuando en vez.
    Seguro que le han sacado mucho provecho a este viaje.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son capos bien ricos toda la ribera del Guadalquivir y de cultivos de regadío y muy cariados.
      Besos

      Eliminar
  18. Es una buena manera de conocer los municipios de la provincia, el tren es un medio de transporte muy cómodo y rápido.

    Conozco Lora del Río, hace algunos años acudía a esta población para llevar a mis hijos a unos campamentos que se realizaban en Constantina. Los niños eran recogidos en esta población.

    Un beso.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Constantina queda bastante cerca y tiene parada este mismo tren. Me alegro haberte provocado este recuerdo.
      Besos

      Eliminar