25 abril 2013

TU HERIDA


 
Copiado del blog: El Diamante Perdido


¡Ay, la herida de mi sangre,
de tu joven intimidad sajada,
sangre tuya y sabrosa savia mía!
Hoy quisiera vivir
en la ensenada de un sueño,
allí donde todo transcurre
como el dulce céfiro,
como el relámpago de un desmayo
hasta un alegre despertar
con el que unirnos en una sonrisa
y ver brillar tus incisivos incipientes
como cada vez que te vivo o sueño.
Corre una bruma, tal vez cálida,
pero me hiela en el desmayo de las horas
ansiando acabar la pesadilla.
¡Ay, la herida! ¡Ay, tu herida! ¡Ay, mi herida!

46 comentarios:

  1. Hola, Francisco:

    Duele tu poema como duele la herida, me ha quedado el corazón arrugadito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ami también me duele tu herido.No te repones del alejamiento de tu hijo.
      Deja correr el río de la vida, llevándose las aguas que estás viendo para que tengan lugar ante tus ojos , las aguas que no viste todavía, y que ya están viniendo...
      Todo mi cariño. :)

      Eliminar
    2. El dolor, poeta, sabes que es una de las experiencias que pueden ser reales o ficticias, y ahí lo dejo, pero que sin duda se queda el corazón arrugadito.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    3. No siempre habla el poeta, si lo fuera, del dolor vivido, sino que en ocasiones puede ser el presenciado, presentido, almacenado... Lo importante, en todo caso es que te haya gustado, María del Carmen.

      Por cierto, María del Carmen, observo que sueles pinchar en el comentario del que te precede y no es en "Responder" donde debes hacerlo, sino más abajo, al final de todo, donde dice: "Añadir comentario", entonces se abre un nuevo cuadro de diálogo.

      Besos.

      Eliminar
    4. Adónde está ·añadir comentarios ? Gracias por enseñarme. Soy re burra para ciertas cosas, pero si me enseñan, aprendo. Ahora ando como una loca buscando alguien que me enseñe a poner gadgets de seguidores en mi blogs. Acá , casi no existen los blogueros. Pero no voy a rendirme. ALGUIEN habrá en este ancho mundo que me explique cómo se hace. Y lo otro te toca a tí.Acláramelo. Besos. <3

      Eliminar
  2. Ciertamante que es en los sueños donde las heridas quedan disipadas y apenas duelen pero en la realidad siempre hay que esperar que el tiempo ayude a curarlas.
    un bello y doloroso poema Francisco
    un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor, la alegría, la muerte, el amor... los grandes temas de la literatura. Hoy salió así, ya veremos mañana.

      Besos.

      Eliminar
  3. Hola Francisco, bello poema, preciosa imagen de esa madre que tiene a su hija en brazos y la cuida. Se ve que tienes muy a flor de piel la visita de tu hijo, y que cuando se va te ha dejaso/os ha dejado una gran herida abierta por la distancia que os separa.
    Deseo que pronto esa herida quede cicatrizada y que puedas tenerlo pronto muy cerca.
    Saludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No exactamente Isa, no es a causa de mi hijo, con quien acabo de hablar en este preciso instante y está muy bien. Muchas gracias por tus buenos deseos conmigo.

      Besos.

      Eliminar
  4. Hay heridas que sólo las cierra el tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ungüento un poco antes, pero hay que darle tiempo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Una preciosidad de poema que expresa las heridas del alma con tanto sentir.

    Un beso a tu herida, a la mía, a la de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la herida comunitaria, que no es poca. Me acaba de decir Carlos que sale a cenar con sus compañeros, allí son las 10 de la noche, así que todo bien; pero hoy tenemos 6 millones largos de heridos dentro de nuestras fronteras.

      Besos.

      Eliminar
  6. Es un placer pasearme por tu blog,
    repleto de amenidad, filosofía
    y humanidad,
    un admirado saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta pasearte por mi blog, M Teresa, es porque eres mujer de buen gusto o porque sabes lo bien que me sienta al oído; en todo caso, muchas gracias.

      Besos.

      Eliminar
  7. Muy emotivo poema Francisco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tratar de tocar la fibra. En verdad, todo el que escribe es como el ilusionista que trata de mostrar lo que en verdad no tiene, lo contrario sería autobiografía, y eso es otro género.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Dos besos azules para que compartas, ya sabes.

      Besos.

      Eliminar
  9. Francisco,nos dejas un poema hondo y sentido,cuyo dolor lo conocemos y hemos lidiado con él muchas veces...Las lágrimas son necesarias para limpiar la herida,después hemos de dejarla al aire y respirar a fondo para que la luz la ventile,la acaricie y la bendiga...
    "Cada día empieza la vida" y nos deja en la ventana un regalo,que hemos de descubrir con los ojos del alma...Quizá esa herida nos está ayudando a modelar el espíritu para descifrar y descubrir, con claridad y humildad, los regalos de la vida...
    Mi gratitud,mi abrazo y mi ánimo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor, querida amiga, es universal, así que sólo las versiones son íntimamente desconocidas. Para modelar el barro se necesita la humedad de las lágrimas, y la brisa de la esperanza para que éste seque. Así somos, María Jesús, un poco de todo.

      Besos.

      Eliminar
  10. Las heridas de la sangre son las más sangrantes, además de dolorosas. Nos quedamos con tu dolor. Abrazos, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay heridas por las que no se sangra y se tumorizan; cada cosa requiere lo suyo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me duelen tus heridas.

    Un abrazo Francisco.

    ResponderEliminar
  12. Aiss! cuánto duelen las heridas abiertas!!! esas que parece que se van cerrando cuando de pronto se abren de nuevo tras cada partida.

    Tanto como te debe alegrar ver de nuevo a tu hijo junto a vosotros, te debe entristecer verle partir cuando sus días de vacaciones tocan a fin.

    Sé de lo que hablas, sé lo que es tener un hijo lejos y sentir sus pasos sin peso caminar por el pasillo, o sentir su aroma en la prenda que dejó olvidada sobre la cama.

    Ay! las heridas del alma!

    Besos y achuchones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, Mascab, no se trata de mi hijo, pero uno no puede dolerse sólo de lo propio ni siquiera sólo de aquello que le pasa. Por cierto, el último verso son en realidad tres versos, pero me di cuenta cuando ya habían dos comentarios y temí perderlos.

      Berlos.

      Eliminar
  13. Casi siempre cuando hay una herida son dos las que las sufren.
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rosario, al menos dos: quien la padece y quienes se compadecen (padecen con él).

      Besos.

      Eliminar
  14. Es precios este poema donde un anhelo recorre los versos ensoñadores,algo así como un hálito dulce en persecución de una realidad distante.
    Me ha encantado.
    Besos,poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo agradecido que te quedo, Marinel. tú sí que eres dulzura.

      Besos.

      Eliminar
  15. Suprema belleza en versos nos obsequias querido amigo y admirado poeta, infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de ellos y emocionar nuestros sentimientos con estos. Miles de besinos de esta amiga que te quiere un montón y siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus besinos tienen aroma a sidrina y son dulces como filloas, Ozna. Muchas gracias.

      Besinos.

      Eliminar
  16. Hola Francisco, tienes la herida aun muy reciente y te va costar que se cure, pero ya veras como poquito a poco curara, aunque esta la cicatriz que te lo recuerda siempre, bello poema aunque lleno de mucha añoranza, cuídate amigo:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la misma herida, Piruja, pero comprendo que tampoco he dejado pistas. Ha veces hablo hacia adentro y otras para afuera.

      Besos.

      Eliminar
  17. Las heridas duelen , a veces , mucho , pero hay que darles espacio y tiempo para que sanen , no puede se de un día para otro . Tienes razón el amor, la muerte, la alegría , el dolor... como bien dices son los grandes temas de la Literatura , sin duda alguna y en este Poéma queda muy bien reflejado . Bello y sentido Poema .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes razón, Charo, de un día para otro no hay tiempo para la sanación y sí para una nueva herida.

      Besos.

      Eliminar
  18. Muchas Gracias, Abuelo Paco, por tu poema.
    Finalmente todo ha salido bien, soy tan fuerte como tú.

    Te Quiero mucho:

    Tu nieto Alejandro.

    ResponderEliminar
  19. LO ENCONTRE !!! No soy burra... bueno ... más o menos. Claro RESPONDER es para el dueño del blog. GRACIASSSSS !! Me encanta aprender. Soy una esponja.
    Eres un sol !! Besos de primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo que burra! A mí también me falta un poco de adiestramiento, pero me rodean buenos amigos que cuando ven que lo necesito me echan una mano. Estamos en la "aldea global", María del Carmen.

      Besos.

      Eliminar
  20. Me duele tu herida al leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es compasión: padecer con el otro y por el otro.

      Besos.

      Eliminar
  21. A mi me duele que te duelan tantas cosas que encierras en tu bello poema... las del alma y las del cuerpo .. y las de tantas personas con las que empatizas infinitamente...

    Querido amigo .. hoy mis abrazos más suaves de lo habitual .. pero repletos de cariño siempre para vosotros dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber que estás al otro lado, que te tengo cerca, me da grandes estímulos. Mis buenos deseos para ti.

      Besos.

      Eliminar
  22. Espero que cicatricen las heridas.
    No hay nada como el dolor, además del amor, para arrancar del alma los más bellos poemas, aunque no se escriban, pues muchos no sabemos hacerlo, pero en tu caso, han servido para que nos dejes unos versos extraordinarios, capaces de provocarnos hondos sentimientos que, en mi caso, impulsan el abrazo que te envio.
    Con mucho afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chela, tu opinión es para mi de mucho peso.

      Besos.

      Eliminar