11 abril 2013

¡APÁRTATE!




¡Apártete
viejo, vas por mi derecha!
La acera es angosta
como la sombra en invierno,
como pasos acortados
por la capacidad de marcha en retirada;
algunas losas están levantadas
y otras ni están o partieron
—tal vez partieron y por eso no están—
Yo vadeaba los inconvenientes,
bastón en mano, evitando el bordillo,
eludiendo los socavones,
pero fue más fuerte su amenaza.
Ahora camino por el asfalto:
los coche no son tan arrogantes
ni tan fieros como los mal educados.

44 comentarios:

  1. Hola Francisco !!Qué tema éste !! No sé en tu país pero acá los viejos son maltratados, asaltados, lastimados, asesinados. Las cosas están patas arriba. A mí me enseñaron a respetar a los mayores y creo que si no me lo hubieran enseñado igual no se me hubiera ocurrido jamás faltarles el respeto.No imaginas las cosas que se conocen a través de los noticieros. Hay un ensañamiento feroz con los ancianos.Son corazones endurecidos . Dios los iluminen y ablanden esas almas negras.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí no tanto, pero a los de mi generación nos enseñaron hacia ellos respeto y hasta obediencia, algo que ha diluido los días.

      Luz para tus besos.

      Eliminar
  2. Maleducados hay por todas partes, pero también te encontrarás en tu camino con gente amable y simpática que te cede el paso, te da el asiento en el autobús o te ayuda a cruzar una calle.
    Nada de ir por el asfalto que eso es peligroso...
    Que tengas un buen día. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por descontado que sí, sobre todo las personas mayores; los jóvenes ni se dan cuenta de que se cruzan con una persona con dificultades.

      Besos

      Eliminar
  3. Bultos humanos los ha habido siempre;también envejecerán.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es como una noria de una sola vuelta: se inicia con necesidad de ser ayudados y se termina de igual forma.

      Besos

      Eliminar
  4. ¡¡Aparta coño, que estás gaga!!, esto se puede escuchar en la boca de un niñato, pero es peor lo que dicen, de forma más fina y menos entendible, los alto líderes mundiales que vienen a decir, que los viejos sobran y que resultan muy poco productos y caros para las arcas de los estados, ¿quien es peor , aquel o el que está obligado a defender los derechos de los mayores?, no hay color.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no son todos, pero abundan. Lo del acoso a los mayores por parte de los políticos mejor ni entro en ello: faltan poco días para que entren a saco en las pensiones, además del afán de algunos de algunos o muchos de exterminar a los no productivos.

      Eliminar
  5. Para algunas "culturas" "modernas y civilizadas" los viejos son un estorbo, para otras más "atrasadas" y "primitivas", a las que muchas veces despreciamos, los mayores son considerados fuente de sabiduría a los que se respeta, cuida y hasta venera.
    Otra cosa es la mala educación. En este país nuestro, si caminas por la acera y viene alguien de frente, si no te apartas tú, estás apañado. Visitando la Alhambra, una persona se apartó amablemente cuando yo pasaba. Le di las gracias y me las devolvió en un castellano torpe pero correcto aprendido fuera de la península.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bendito atraso, Cayetano! Mi experiencia el pasado septiembre en Moscú, en este sentido, fue la de encontrarme en otro mundo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Y con las prisas que siempre llevamos más nos estorban. Prisas, mala educación y unas aceras tercermundistas.

    UN abrazo Fco.

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo. Sabes, muchas veces he tenido la impresión que agarrabas el bastón y ¡ala! a garrotazo a diestra y siniestra, terminando esta humilde peatona en el asfalto, o bajando de ese tren del que nadie salía ileso de villano comentario. Individualidad? Quién quiere hiel por miel.

    Buen día
    Merche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena frase, Merche! "Quién quiere hiel por miel."

      Besos

      Eliminar
  8. Magnificas pocas palabras para describir una realidad muy triste. Muy poco más que añadir
    Saludos, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento cómodo diciendo lo sucinto, Paco: el resto es redundancia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Esta Semana Santa en Jaca, una señorita con bebito en carrito no se apartaba para que pasara mi madre... (mi madre iba por su derecha) e insté a mi madre para que ni se moviera y la del carrito se bajó... anda que si se bajó de la acera!!!!!
    (Yo me hubiera bajado, pero mi madre no y no se lo consiento a una jovenacha prepotente).
    Besos mil primo (me recordaste este episodio y me he envalentonado un poco al contarlo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo general ellos llevan más prisa; la solución es pararse y esperar a que decidan bajarse de la acera.

      Besos

      Eliminar
  10. Creo que nuestras sociedades van en franco deterioro, todo se pierde porque se va perdiendo lo fundamental en la escala de valores del ser humano, el amor.
    Existe un refrán muy viejo y a la vez sabio:

    Hija eres y madre serás...

    Todos no tienen el privilegio de llegar a la ancianidad pero llegado el momento a cada cual le tocará lo suyo.
    Los ancianos son igual que los niños y necesitan toda nuestra ternura y mucho más, nuestro agradecimiento.

    Magnífica entrada Francisco

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo que has dicho no me atrevo a añadir nada, sólo amén.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Es cierto que que hay jóvenes muy mal educados pero también viejos impertinentes. Y viejas ni te cuento. Podría narrar episodios. Menos mal que no abundan ni lo uno ni lo otro.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te falta razón. Lo malo es cuando se junta lo uno y lo otro.

      Besos

      Eliminar
  12. Ah perdón se me olvidaba ¿Dónde dejamos a los defensores de la eutanasia? Son más finos pero mucho más sutiles.
    Ahora un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos son los verdaderamente malos de la película.

      Otra vez besos.

      Eliminar
  13. La humildad agacha la cabeza,triste,ante la osadía de la arrogancia...Y la arrogancia ignora,que todo lo que damos vuelve,tarde o temprano...

    Mi gratitud por ese poema,que nos hace reflexionar.
    Mi abrazo siempre,compañero.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien has descrito al bumerán, María Jesús!

      Besos

      Eliminar
  14. La imagen que acompaña al poema es muy significativa.

    Vengo observando que últimamente, cuando vas por tu derecha personas jóvenes que vienen en sentido contrario siempre hacen lo posible por colarse por tu derecha y hasta te llegan hasta arroyar.Algunas veces me pego literalmente a la pared, defendiendo el derecho que te asiste.

    Cuando me cruzo con una persona mayor que anda con bastón o muletas, inmediatamente la rodeo y le cedo la derecha. Comprendo que estas personas tienen ya su movilidad reducida.

    Ya mismo de feria, no?

    Yo me estoy pensando de ir el fin de semana por allí....todavía no lo tengo muy en concreto.

    Un beso.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión, los que deben circular por la derecha son los automóviles; las personas más frágiles deberían hacerlo por la zona más protegida, o sea junto a la pared en lugar de junto al bordillo.

      Besos

      Eliminar
  15. Por suerte la mayoría de los jóvenes no son así.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene muchas razón. Pero como pasa siempre, son las minorías las que vocean, las que alarman, las que escriben los titulares de prensa...

      Besos.

      Eliminar
  16. Una lástima ver a los chavales caminar de tras en tres por las aceras mientras los mayores deben arriesgarse a perder el pellejo descendiendo hasta el asfalto. La educación deja mucho que desear.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al parecer se les enseña a denunciar a los padres si les dan un cachete... Después de eso, cualquier cosa. Pero eso sí, no son todos.

      Besos, Carmen.

      Eliminar
  17. El respeto a nuestros mayores es una de las cosas en las que nos educaron nuestros padres desde pequeños, y cuando advierto estas malas formas, y la ausencia de consideración, me pongo de una mala uva...!! Además de causarme tristeza.
    Siempre mi más firme admiración por nuestros mayores, nuestros abuelos... Han sabido sortear la vida con la mayor de la paciencias. Se merecen TODO NUESTRO RESPETO.
    Gracias por compartir, este poema-protesta-reflexión.
    Un abrazo compañero de letras. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario, Ángeles.

      Besos

      Eliminar
  18. Estriste, pero es asi.
    Los mayores, como las personas con ficultades, llamase ua silla unas muletas un baston etc, ¿por que hay tan poca solidaridad?, yo estoy en silla de ruedas y te puede decirrrrrrrrrrrrrr mucho.
    Todos son iguales afortunamente, pero XD un poquito de educacion tampoco estaria mal. SALUD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada son las cosas igual que cuando se puede hablar en primera persona, Mª Jesús. Si te apetece que hablemos de este tema más extensamente, ponme unas letras a mi correo: fespadav@gmal.com

      Te mando un abrazo solidario.

      Eliminar
  19. Me horroriza la mala educación,venga de quien venga, tenga la edad que tenga,en serio, es odioso.
    Con lo poco que cuesta cuidarnos los unos a los otros,sonreírnos,besarnos y abrazarnos.
    O sencillamente con gestos de ternura,una pequeña deferencia...
    Esas cosas son las que dan color al mundo y no los exabruptos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas complicamos las cosas porque nos miramos demasiado a nosotros mismos y nos desentendemos del resto. No es difícil, basta con ser un poco más desprendidos y respetuosos, acordarse más del nosotros que del yo.

      Besos

      Eliminar
  20. Hola Francisco, buen poema para llamar la atención y que se respete a nuestros mayores.
    Yo creo que así como dice el poema hay muy pocos jóvenes. La gran mayoría respeta a los abuelos porque los abuelos son los padres de nuestros padres y por ellos hemos venido al mundo. Creo que la gran mayoría de la sociedad sí respetamos a los mayores y les cedemos el asiento, y bajamos nosotros de la acera para que pasen ellos sin problemas. Creo que la gran mayoría estamos muy solidarizados con las personas mayores.
    Precioso el cuadro.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo captas muy bien, Isa, se trata de llamar la atención de lo que sucede a nuestro alrededor.

      Besos

      Eliminar
  21. fff, pues que se aparte él, no te joroba, ainsssss. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te enfades. No hay que llegar a eso.

      Un beso, Tamara.

      Eliminar
  22. No sólo con los ancianos. En general, y habrá muchísimos que me los discutan, la educación y las buenas formas son valor en baja, en toda las edades. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Qué ciertas tus palabras!!
    Es muy triste ... y lo peor es que quién actúa así no se da cuenta que mañana será esa persona mayor... y tampoco que la mayor sabiduría se encuentra precisamente en las personas que tienen más edad ..
    Gracias a Dios no son muchos los que no respetan a los mayores..

    Un enorme y cálido abrazo querido amigo ..

    ResponderEliminar