15 marzo 2013

LA MÚSICA COMO REFUGIO


Hay días de luces y días de sombras, días de mucha alegría y días melancólicos; uno no acierta a saber cuándo o porqué vienen unos u otros, pero lo cierto es que ni el cuerpo ni la mente son mecanismos prefectos o que se dejen controlar a nuestra voluntad. Ya, ya sé que hay ciertos gurús que son capaces de domesticar cuanto les rodea y a ellos mismos por medio del pensamiento, pero no es mi caso ni nunca he hecho nada por ejercitarme en esa disciplina.

Ha sido un día de muchos contrastes de opinión con motivo del nuevo papa Franciscus: los que esperan y los que recelan. Como segundo titular del día el juicio al que fuera matador de toros y actual ganadero, José Ortega Cano, con serias acusaciones y leves defensas. El tiempo nos ha dado una tregua de una primavera engañosa con un cielo limpio y día soleado, pero con tan sólo tres grados de temperatura a primeras horas de la mañana. El hombre del tiempo y mi cuerpo me informan que efectivamente es tan sólo una tregua y que en breve entrará una nueva borrasca, y de nuevo los desbordamientos de los ríos, y de nuevo los desembalses de los pantanos, y de nuevo arrasará las cosechas que no se hayan perdido anteriormente...  Los campesinos no subscriben pólizas de seguro porque en ello se les va la cosecha, pero a la hora de la recolección se acuerdan del dinero no invertido.


Y me marcho al escritorio, y me pongo al teclado. Antes era portátil, pero ahora se niega a no estar enganchado a la red, aunque le sigo llamando impropiamente portátil. Estoy pensando que Chelo ya habrá llegado a Sevilla y estoy pendiente de su llamada o de su cita para otra jornada. De cuando en cuando compruebo que el sonido del teléfono no está desactivado y voy de un pensamiento a otro buscando una idea sobre qué colgar esta noche en el blog. Desisto. La cabeza me empieza a arder y pongo en el reproductor de música Nocturnes, de Frédéric Chopin, editado por el sello Deutsche Grammophon y dirigido por Daniel Barenboim; entorno los ojos y desde los primeros compases comienzo a reconciliarme conmigo mismo transportado por la música. Después del primer movimiento sólo se resiste en mi cabeza un pensamiento: la idea de la historia de la música.

Historia de la Música (Lecciones Ilustradas)

30 comentarios:

  1. Es verdad Francisco. Siempre lo digo y lo repito. HAY DIAS Y DIAS. Es la vida ... con sus luces y sus sombras, como el hermoso poema de María.
    Gracias por la música.Bellísima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el sol siempre es el mismo. Tenemos ante estas circunstancias dos opciones: esperar a que pasen las nubes o mirar con otros ojos nuestra realidad. Yo aparqué todo y me puse a disfrutar de la música. Lo cierto es que al punto había logrado el objetivo: colgar mi diario en la red.

      Besos

      Eliminar
  2. Sabe qué le digo, caballero? Que cada vez estoy más contenta de haberme topado con usted por estos caminos de Dios!

    Tranquilo, a descansar, que mañana será otro día!
    Ah, y saludos a la matemática!

    Un besote!
    ;)

    Ahora sí escribo desde el móvil, para mí ya se ha terminado el día, y yo con informes, notas y actas...!

    Felices sueños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaras presente: despejaremos la X, dibujaremos el segmento A-B, hallaremos la hipotenusa... Y transcurrirá todo tan rápido que nos parecerá un sueño.

      Besos

      Eliminar
  3. Mi día de ayer tampoco fue muy bueno... pero lo dicho... "Hay días y días" y espero que hoy sea un día, al menos normal.
    A mi me gustaría saber dominar los pensamientos y sobre todo, las emociones, al menos esas que te hacen daño o que te hacen sentirte mal, pero tampoco sé hacerlo, así que cuando llega uno de estos días malos, me acuerdo de la canción de "Mañana, solo queda un día hasta mañana...." y espero a que pase lo malo y todo mejore.
    Te deseo un día muy especial. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a serlo. He quedado con una amiga bien temprano para hacer de este viernes un día festivo.

      Eliminar
  4. Hola Francisco, todos como tu bien dices tenemos días buenos y malos. Si no fuera así, si todo fuera perfecto en la vida, sería un aburrimiento, y no creceríamos como personas. Es bueno que haya altibajos en la vida. Sólo tenemos que dejarlos pasar. Y mirar al sol y escuchar música y seguir viviendo. Dicen que la música amansa a las fieras. Por eso el mundo está tan quieto, porque casi la gran mayoría de los jóvenes van con el pinganillo puesto al oído. Que tengas un buen fin de semana acompañado de las personas que quieres y te quieren.

    Me ha encantado el vídeo, qué habilidad para dibujar la historia de la música. Buena lección en un gráfico que es como mejor se quedan las lecciones. Bella guitarra.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo para ti, Isa. El vídeo ha sido la excusa para componer el texto: primero fue el vídeo y el texto es el pretexto.

      Besos

      Eliminar
  5. Un bonito lugar donde refugiarse, yo también lo hago y cada vez me pierdo mas tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suelo acompañar de ella en muchos momentos.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. ¡¡Ah!! olvidaba, si ves a nuestra compañero Chelo, dale un abrazo de mi parte.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, todos tenemos esos días melancólicos, Francisco; y no está mal espantar (o agrandar, según se mire) la melancolía con los Nocturnos de Chopin y la música romántica. Que tengas muy buen viernes. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sólo nos queda una semana para el pesacao del vuiernes y el primer paso en la calle.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. En mas de una ocasion ha rodado una lagrima por mi mejilla escuchando una sinfonia. El video, curioso, y muy didactico. Me encantó. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero el Lunes Santo con impaciencia: ¡Vente pa Sevilla, tío!

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Yo también suelo refugiarme en la música, pero Chopin no es uno de mis preferidos. Un abrazo y a Chelo un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me he confundido, Felipe: le he dado abrazos y besos, pero ella ha pensado que lo tuyo era un abrazo.

      Grande para ti.

      Eliminar
  10. Bueeeeenooooooo... si yo te contara todo lo que me pasa por la cabeza, más que sesos tengo una olla en ebullición permanente. Menos mal que tenemos la música que, a mí y a las fieras, parece que nos calma.

    Un abrazo para ti y otro para Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Una olla en ebullición! ¡Qué arate (gracia en mi pueblo) tienes! Ha sido entregado.

      Besos

      Eliminar
  11. Yo ya sabía y ahora me lo confirmas, que tu traes de serie la sabiduría de los gurús.
    La mente volando sin control (la loca de la casa, como la llamo yo a solas) es un tema que nos atañe a todos, el cómo resolverlo es otro asunto. La música suele ser también mi refugio y tu elección es muy acertada.
    Espero que este próximo temporal sea el anticipo de la primavera.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debe ser. Ya asoman los brotes y esto debe ser uno de los coletazos. Lo de la loca de la casa es que es de todas las casas.

      Un beso

      Eliminar
  12. Los día fluyen al compás de nuestro ánimo primo, habrá que aferrarse a los buenos.... que no paras Paco.... me encanta un nuevo encuentro con Chelo, la viajera Chelo, ¿habrá fotos del encuentro?
    Un beso para tí y rebesos para Chelo (porque... os veréis!!!! ainssssssssssssssss!!!!) yo quierooooooo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta que haya venido y sueño con que tú equivoques la ruta y tomes el camino del sur por la Vía de la Plata. Encargo cumplido.

      Besos

      Eliminar
  13. No es mala compañía la música del señor Chopin. Veo que andas un poco melancólico. Mañana será otro día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en ese momento no estaba precisamente melancólico, pero es una música apacible que permite escribir al tiempo o leer los blogs que admiro.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Gracias por tu visita,
    Como siempre, para mí,
    Ha sido una gran alegría,
    Disculpa que no te haya contestado
    Como habitualmente hago,
    Estos días he estado muy atareada
    Con mil cosas que me han surgido
    Que me han impedido
    Cumplir debidamente contigo.
    Aprovecho esta visita
    Para desearte un feliz fin de semana,
    Con todo el cariño de esta amiga
    Demófila, que en tu próxima visita
    Cumplirá como tal.

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena por el premio y por las respuestas. Te deseo un buen finde aún sabiendo que ya lo tienes:-)
    Me gusta Chopin, pero otros que me gustan más.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la música en general y no es que tenga una predilección especial por Chopin, sino que era el CD que tenía en ese momento a mano; me llena más Bach, por ejemplo.

      Besos

      Eliminar