22 octubre 2012

TU NOMBRE



Herí el árbol con tu nombre
cabalgando  una flecha
en el corazón que quería prefigurarte;
en la navaja el tacto tibio
del llanto de savia,
en la corteza las teselas
torneadas de tu nombre
y un ¡ay! de silencio
que me heló la sangre.
Lloró el árbol, lloré yo
al traducir en escalofrío
tu severo desaire;
el árbol siguió herido,
yo nunca pude curarme.
Te echaste en otros brazos
y olvidaste mi nombre y mi tacto;
creció el árbol desmesuradamente
mientras yo empequeñecía
y fue talado por la sajadura
de tu corazón leñoso,
pero tu nombre sigue
tatuado en mi boca
con vocación eterna,
queriendo incesantemente
pronunciarte.

34 comentarios:

  1. Francisco, cada vez sus poemas son más bellos, Lloró el árbol, lloré yo
    al traducir en escalofrío
    tu severo desaire;
    el árbol siguió herido,
    yo nunca pude curarme.
    Precioso
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sor Cecilia. Con afirmaciones como esta voy a terminar por creerme poeta.

      Eliminar
  2. Precios Francisco. Me vienen a la memoria esos árboles tatuados con corazones y flechas con iniciales tatuadas en recuerdo de amores pasados y futuros quizás.
    "Te echaste en otros brazos
    y olvidaste mi nombre y mi tacto;"
    A veces los sueños se rompen".
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces dura más el tatuaje en la corteza del árbol que el amor allí declarado. Seguro que la eternidad es otra cosa.
      Besos

      Eliminar
  3. Quién no tiene un árbol atravesado por una flecha, testigo de un amor imposible ¿quizá?

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe haberlo de todo tipo: amores eternos, amores imposibles y amores frustrados que se truncan antes que la madera sea carcomida o talada.
      Besos

      Eliminar
  4. Ya no me sorprendes. ¿Qué le voy a hacer?Me he acostumbrado a la preciosidad de tus poemas. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que no te sorprendas, pero que sigas fiel a la lectura de estos decires míos.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Francisco, que bellos recuerdos despiertas en mi al leer tan bello poema.......Un placer amigo. Cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sueles despedirte siempre con la recomendación de que me cuide, algo que me resulta absolutamente necesario, y que me sabe a caricia tuya. Gracias por tu constancia.
      Besos

      Eliminar

  6. ...pero tu nombre sigue
    tatuado en mi boca
    con vocación eterna,
    queriendo incesantemente
    pronunciarte.

    Precioso poema. Me quedo con este verso.
    Un beso querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes quedarte con el total, querida amiga. Gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  7. Hola Paco, preciosooooooooooooooo, me ha encantado el poema. La foto magistral.
    Seguro que todas o casi todas las personas en algún momento nos enamoramos y no fuimos correspondidas.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el amor fuera una vasija también estaría hecha de dos mitades; en el amor hace falta que éste se despierte en ambos para que funciones. Gracias, Isa, por tu mirada siempre favorecedora.
      Besos

      Eliminar
  8. Que bonito!! cada día mejor, me encantó
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea tanto el progreso como la adecuación de tu oído a mi música, pero igualmente recojo y agradezco tu halago.
      Besos

      Eliminar
  9. Habrá que preguntarle al árbol. No creo que los sentimientos ajenos le hagan ninguna gracia si ponen en peligro la integridad de su corteza. Jejeje.
    Que tengas buen día.

    ResponderEliminar


  10. Después de un largo periodo de tiempo, tiempo que a veces no se comporta como nosotros quisiéramos y si como le preceden las situaciones…

    Regreso emocionada a recrearme por este vergel, donde las rosas acompañadas de las letras se mecen creciendo bajo la luz de tu sonrisa.

    Te dejo como bienvenida, un abrazo de golondrinas interpretando los trinos del cariño y la fantasía.


    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que tus palabras, que también, me gusta tu presencia, María del Carmen. Deseo todo lo mejor para ti.
      Besos

      Eliminar
  11. Me gusta el enfoque simpático con el que sueles mirar, Cayetano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Francisco, si tu herida es tan dulce, sigue hiriendo, el árbol necesita de tu palabra que son vida, su nombre, debe ser repetido una y mil veces, hasta que regrese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tu poética boca todavía es más sonoro tu comentario. Gracias, Alicia.
      Besos

      Eliminar
  13. Magnífico tu poema al árbol herido. Hay mucha hondura en él. Y es posible también que por su savia resbale un sentimiento profundo. Enhorabuena, querido amigo. Verás que he vuelto y aunque no dispongo de mucho tiempo para poder dedicarlo a vosotros, procuraré
    siempre responder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de todo, Olegario, es tu regreso.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Se observa que le has puesto corazón, sentimiento y un puñado de amor.

    Cuando eso ocurre surgen versos preciosos,
    como estos que hoy nos regalas.

    Un beso Francisco, a tí y a tu árbol herido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué responderte, Laura, que no sea taponar esa herida.
      Besos

      Eliminar
  15. Unos versos que hacen recordar esas flechas traspasando corazones que se aman.
    Unos bonitos versos llenos de sentimiento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Candi. Me estoy repitiendo, pero me lo habéis puesto bastante complicado. En tu presencia me limitaría a bajar la cabeza, pero debo decirte que te agradezco mucho tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  16. Hola, Francisco:

    En la orilla del río que pasa por mi pueblo hay un viejo sauce llorón con un corazón, un flecha y dos letras entrelazadas... Lo tatuamos hace muchos años y todavía permanece en pie.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante, Rafael, es que perdure vuestro amor por encima de la vida del árbol. Felicidades por esa constancia.

      Eliminar
  17. Menos mal que aquí además del nombre nos dejas unas preciosa letras que perduran tanto o más que el nombre tallado en el árbol.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le decía a Rafael que es más importante que perdure el amor a la talla en el árbol; ojalá que esta letra tenga también pervivencia. Gracias, Chelo.
      Besos

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Hombre espada, eres una astilla de mi árbol y tu opinión no cuenta mucho. Te quiero.
      Besos

      Eliminar