14 octubre 2012

SOLEARES DE UN “SIN TECHO”



Las palomas de la plaza
gorgojean por los aires
las cosas que a mí me pasan.

Mis penas y mis pesares
me las trago una a una
porque no me fío de nadie.

Yo canto por no callar;
para quien escucha es fiesta:
es mi forma de llorar.

Aquel que duerme en la calle,
se acuesta contando estrellas
y sueña que abriga el aire.

Yo no te pido limosna,
te pido que tú me otorgues
la dignidad de persona.

Rebusco en los cubos, sí;
eres tú quien lo has tirado
en vez de dármelo a mí.

Cuando pasas no me miras;
cuando pasas nada espero:
yo habito mi soledad,
tú silabeas un desprecio.

36 comentarios:

  1. Triste pero por desgracia es
    la cruda realidad, lo queramos
    o no.
    Un canto a la desesperada.
    Nos vemos en la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a esta tu casa, Paco. La vida es tristeza y alegría, pero las tristezas son más dulces cunado se comparten, cuando uno se pone en el lugar de quien lo pasa peor; por eso, como este pueblo alegre y triste del que soy y vivo, le canto por soleá a aquellas personas molestas para la mayoría. Es un homenaje a las penurias de los últimos.

      Eliminar
  2. Muy lindo y con la hondura especial que sabes darle a estos temas tan humanos. Un saludo desde Gran Canaria, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángel, por hacer sintonía con mi forma de expresión.

      Eliminar
  3. Te felicito por hacer de una situación injusta algo bello. Para ello hace falta talento, el que siempre regalas.

    Un abrazo Fco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena. Tú siempre mirar con tus bellos ojos lo que hago y hasta lo ves engrandecido. Si talento hay en quien dice, también lo hay en quien sabe escuchar.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡¡Pero Francisco!! ¿como pones y cantas estas situaciones?, ya sabes estas cosas son malas para la economía, estamos desprestigiando al país.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente por eso, Emilio, porque son muchos los que quieren ocultar lo que pasa en nuestras calle como si fueran invisibles. Un día, ¿quien sabe?, si me acompaña uno de mis hijos a la guitarra, igual me atrevo a entonarlas y darme ese gustazo.

      Eliminar
  5. Paco, tú eres la constatación viva de que se pueden denunciar situaciones injustas y mostrar crudas fotografías de una forma digna y bella que llegan con toda claridad a la conciencia de las personas, no como se ha hecho por otros lares con intenciones no muy limpias utilizando unas excelentes fotografías de un buen fotógrafo. Mi admiración hacia ti por ese saber estar y decir. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ruborizas, Felipe. Ya me conoces un poco y sabes de mi contradicción entre publicar y no querer señalarme. Cuando hago denuncia social, como en este caso, no pretendo sino que la dignificación de los últimos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Vaya, esta te ha quedado preciosa Papá. Triste y preciosa, pero de pellizco, de emocionar.

    Yo he pensado lo mismo: esto se merece una guitarra y cantarlas por soleá por derecho... Cuenta con mi guitarra cuando volvamos a vernos.

    Un beso,

    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haremos, hijo, las penas ajenas también se lloran y se cantan.
      Besos

      Eliminar
  7. Francisco..este lamento llega tan hondo como grande es la verdadera realidad de los descamisados, de esos seres a veces ingenuos que la vida arrincona por las calles como si fueran papeles desechables arrumados por el viento en las esquinas..Lindos sentimientos amigo, siempre provocas reflexiones a quien te lee...bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, venezolana del alma. Siempre pretendo que la lectura de mis textos se prolonguen un poco más allá de esa primera lectura. Reflexionar es digerir lo leído.
      Besos de seda

      Eliminar
  8. Y es que nos cuesta mucho ponernos en la piel del que sufre. Un simple ejercicio de empatía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta, pero es necesario hacer ese ejercicio.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Esa primera persona impersonada en quien rebusca en los cubos de basura, es una lanza al corazón de quienes no tenemos (por ahora) la necesidad de hacerlo.

    Tus letras en forma de verso ...son simplemente ¡geniales!.
    Un beso desde mis palabras en forma de prosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura. El objetivo era herir a quien no había reflexionado sobre el oscuro presente sin porvenir de estas personas.
      Besos

      Eliminar
  10. Qué triste realidad!!, Francisco. Bella tu poética para los aspectos más duros de la vida. Buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, maestro. La poesía no tiene por qué se bella, lo que debe hacernos es pensar.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Una triste realidad más común de lo que nos podamos imaginar...

    "Yo canto por no callar;
    para quien escucha es fiesta:
    es mi forma de llorar."

    Versos que tocan el alma de forma especial...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángeles. Si te he tocado el alma he alcanzado mi meta.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. QUE CRUEL REALIDAD PARA MUCHOS, PARECE MENTIRA QUE TANTA GENTE VIVA ASÍ. ES QUE NADIE PIENSA EN DARLES UN TRABAJO DIGNO. EN TODOS LADOS ES LO MISMO. ARGENTINA UFFFF NI HABLAR.
    BESITOS QUERIDO FRANCISCO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas de las personas que están en la calle son enfermos mentales o terminarán siéndolo.
      Besos

      Eliminar
  13. Triste, sentido y bello.
    Refleja la realidad a la perfección.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se dice en el cine, pero al revés: los personajes no son de ficción.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Un bonito poema, que nos muestra la realidad del la calle,así pasan muchos al lado del que nos necesita, en indiferencia o rechazo. !ay!si algún día dejamos de ser tan estúpidos que no sabemos amar a otro hermano en apuros de pobreza.
    Gracias por su felicitación, espero que lo pueda leer pronto.
    Con ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de todo, Sor Cecilia, es que se vuelven invisibles para la sociedad. Es molesto mirarlos y darnos cuenta de los problemas. Ahora están siendo expulsadas a la calle familias enteras por la situación económica.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Bellos versos para mostrarnos la cruda realidad de los sin techo,cuanta tristeza han de sentir esas miradas.Un placer leerte Francisco,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que esa tristeza de ellos terminará tan curtida de desamparo como lo está su piel renegrida de intemperie y abandono.
      Gracias, Shantal

      Eliminar
  16. Hola Paco, así es de dura la vida, mientras unos nadan en la abundancia, otras personas se ven obligadas a rebuscar algo que llevarse a la boca en los cubos de la basura. Qué tristeza más grande es vivir así. Y encima recoger lo que a otros le sobra. Con lo fácil que sería que las tiendas pusieran los alimentos que les sobran, o a punto de perecer. al servicio de una ONG, o hacer una llamada para que los comedores sociales pudieran llevarse esos alimentos. Yo no sé si lo aguantaría, o preferiría dejarme morir a tener que vivir así.

    Saludos y un abrazo muy fuerteeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que está sucediendo es que cada día lo pobres son más pobres y los ricos más ricos. La sociedad se está polarizando alarmantemente.
      Besos

      Eliminar
  17. Perdón el poema muy bueno, pero tristemente cierto.

    ResponderEliminar
  18. Esta vez haces poesía y sacas belleza, si es que la hay, de una situación de pobreza.

    Lei esta entrada en su momento me llegó tan dentro que no supe que decirte, hoy vuelvo por aquí sólo a decirte eso que me ha llegado al alma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza reside en mirar de frente lo feo de la vida. Si te llegó al alma significa que he acertado en lo que he dicho, pues ese era el objetivo.
      Besos

      Eliminar